Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Sociedad   ·   Escritores   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Periodismo



Merecido reconocimiento quintanarroense al Ejercito Mexicano/Premio Estatal de Desarrollo y Vivienda


Inicio > Política Nacional
06/12/2013

784 Visitas



El Ejército es incuestionablemente una de las muy pocas instituciones nacionales que goza del mayor prestigio y confianza de toda la sociedad, sin distingo de militancias o simpatías políticas.


Por su conformación y apego a sus principios doctrinales, el cuerpo armado es una institución solida, un organismo coherente comprometido con su responsabilidad histórica.

Su extraordinaria labor en apoyo de la comunidad cuando suceden desastres naturales y su participación fundamental en el combate al crimen organizado, han transformado al cuerpo armado en un bastión que garantiza seguridad.

A diferencia de lo que ha acontecido en el pasado en otros países latinoamericanos, nuestras fuerzas armadas se han mantenido absolutamente al margen de los devaneos políticos, lo que las convierte también en garantes de la democracia.

El nuestro es un Ejército para los tiempos de la paz, porque si bien por su conformación natural está preparado para la guerra, hoy su organización es un baluarte social, que expresa ese compromiso con una labor de apoyo inconmensurable.

Muy lejos han quedado en la memoria nacional los episodios de nuestra historia, en los cuales los mandos militares ante la confusión de una patria en formación, aprovecharon su condición para saciar sus ansias de poder.

En el transcurso del tiempo, las fuerzas armadas fueron transformándose, adoptando una idiosincrasia basada en más absoluto respeto a las instituciones nacionales emanadas de la voluntad popular.

No hay pues más que un genuino interés patriótico de servicio en los elementos que integran el Ejército Mexicano, como ha quedado demostrado cabalmente, lo cual es motivo de orgullo colectivo y por ende motivo del mayor reconocimiento.

Es por ello que resalta que el día de ayer, la XIV Legislatura del Estado de Quintana Roo, representando el sentimiento de todos quienes habitamos esta entidad a lo largo y ancho de su geografía, haya honrado a las mujeres y los hombres del Ejército nacional.

En el marco de la celebración por el centenario de su creación, los Diputados locales encabezados por su Presidente José Luis Toledo y teniendo como testigo de honor al Gobernador del Estado Roberto Borge Angulo, recibieron al General Secretario de la Defensa Nacional  Salvador Cienfuegos Zepeda.

El motivo la inscripción en letras doradas en el muro de honor del recinto legislativo de la leyenda “Centenario del Ejército Mexicano. Lealtad y Servicio a México 1913-2013”

En sus respectivas intervenciones tanto el Gobernador Roberto Borge como el Presidente de la Gran Comisión del Congreso José Luis Toledo, ponderaron cada uno las virtudes de nuestras fuerzas armadas, expresando con emoción en su oportunidad el profundo agradecimiento del pueblo quintanarroense.

Por su parte el General Secretario de la Defensa Nacional Salvador Cienfuegos Zepeda, en uno de los párrafos de su alocución, expreso unas líneas que bien vale la pena reproducir textualmente por la profundidad de su mensaje. “Este Ejercito es del pueblo, nació para la defensa de la legalidad y se levanto para consagrar la soberanía y la democracia”

Reconocer dignifica, gracias al homenaje que la Legislatura del Estado rinde al Ejercito Mexicano hoy los quintanarroenses, a través de nuestros representantes populares, podemos estar satisfechos de haber cumplido una asignatura de agradecimiento.

Porque sin ningún atisbo de duda, además de su extraordinaria labor cotidiana, los mexicanos tenemos en nuestras fuerzas armadas, el mejor garante de la defensa del interés nacional, por ello honrarles era cuestión de obligación.

 

Premio Estatal de Desarrollo y Vivienda.

 

Al inicio de esta semana, el Gobernador Roberto Borge entrego el Premio Estatal de Desarrollo y Vivienda a la empresa VINTE por su compromiso con el desarrollo sustentable, equilibrado y armónico mediante sus proyectos urbanos en la entidad.

Lo cual por supuesto nos refiere a la importancia de esta vertiente en el desarrollo de Quintana Roo, porque comúnmente somos afectos a ponderar que la fortaleza económica de la entidad se sostiene básicamente gracias a la actividad turística.

Sin embargo este premio que debería tener la misma importancia y relevancia que los que se otorgan al merito turístico, nos hace reflexionar acerca de la trascendencia que implica el desarrollo urbano en la fortaleza de la entidad.

Sobre todo ahora que la política de Estado en ese sentido encabezada por el Secretario Estatal de Desarrollo Urbano y Vivienda Mauricio Rodríguez Marrufo, se ha transformado de manera radical y oportuna.

Estamos hablando de la imposición de un orden que antes se flexibilizaba de acuerdo a criterios de ocasión e intereses particulares capaces de infiltrar a las autoridades por el peso de su dimensión económica.

Ahora eso ha cambiado para privilegiar por un lado la certeza para el inversionista a través de reglas claras, pero con un sentido de organización mucho más estricto y apegado tanto a las normas como a las necesidades de cada región del estado.

No podía ser de otra forma, porque si esa dinámica negativa hubiera continuado sin freno, la afectación respectiva podría llegar a dimensiones catastróficas y no hay exageración en el comentario.

Afortunadamente hoy la conducción decidida de  Mauricio Rodríguez en la implementación de esa política pública, está orientada hacia un esquema mediante el cual se privilegia el sentido de comunidad, porque ello también infiere en el nivel de vida de las familias.

Se busca un concepto de integralidad social y ambiental más acorde a la realidad actual, mediante el establecimiento de la sustentabilidad del entorno de la vivienda.

No solo porque las viviendas se diseñen armónicamente para el cuidado del medio ambiente y se utilicen tecnologías de punta para el propósito, sino porque en ello también se persigue dignificar el ambiente familiar.

Visto desde ese punto de vista, el espectro de actuación gubernamental ya no se inclina a favorecer la construcción de volúmenes, sino a un procedimiento lógico y responsable, resultado de un diagnostico hacia el presente y el futuro.

Sin que esto atente por supuesto con la dinámica económica que proviene de la construcción, que es sin lugar a dudas una actividad que se tienen que reconocer como una de las amas influyentes de nuestra economía, tanto por su impacto como por la derrama que genera.

 

twitter@vazquezhandall 





Etiquetas:   Urbanismo   ·   Quintana Roo   ·   Roberto Borge   ·   Ejército   ·   Vivienda

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora