Políticas Económicas Alternativas para España



En España, con una cifra oficial de desempleo del 26% y en una economía que proyecta un decrecimiento del 1,3% este año, parece que va a ser difícil seguir implementando sólo políticas de austeridad ya que éstas podrían conllevar una vuelta de nuestra economía a la recesión y agravar todavía más nuestra ya deteriorada situación económica.


.
El CEPR (The Center for Economic and Policy Research) acaba de realizar un estudio sobre políticas alternativas para el retorno del pleno empleo en España en el que argumenta que hay alternativas a la aplicación de la política de austeridad.

Comenta que, si hoy el PIB está muy por debajo de su PIB potencial, implica que la economía está llena de trabajadores cualificados que están desempleados porque las empresas no prevén ventas suficientes como para hacer estos trabajadores rentables.

Según el CEPR, sólo incrementando la demanda de bienes y servicios se puede recortar este desempleo de estos recursos humanos formados.

Otra opción puede llegar por un aumento de la demanda del sector exterior. Ya se ha priorizado ello con políticas de oferta (devaluación salarial, reformas laborales,...), aunque ello puede tener efectos algo dilatados en el tiempo e indeseados en la demanda interna. Otra vía sería con devaluación de la moneda nacional (para aumentar la demanda de bienes y servicios nacionales, entrada de capitales,...), pero con la actual moneda única no es posible.

Para elaborar sus nuevas propuestas de política económica para España, el CEPR ha tenido en cuenta los diferentes recientes análisis de organismos supranacionales que han demostrado que existe un mayor multiplicador fiscal del que se había previsto anteriormente, y presupone una subestimación por parte del FMI sobre la posible evolución futura de la diferencia entre el PIB y el PIB potencial de la economía española.

Así, teniendo en cuenta ambos factores, el CEPR considera las siguientes posibilidades de políticas económicas alternativas:

1. Incrementos del gasto público directo de un 1% del PIB potencial

2. Reducir impuestos en un 1% del PIB

Según ha estudiado el CEPR, cada una de estas alternativas, disminuiría el Balance Primario Ajustado Cíclicamente (PIB potencial respecto PIB en % menos gastos primarios) en un - 1% del PIB potencial, y también esa reducción se produciría en el largo plazo en los siguientes años. Los efectos positivos en el PIB serían mayores en el caso de un aumento del gasto público que en el caso de una reducción similar en los impuestos.

¿Cuánto puede España llegar a acercarse a su PIB potencial en 2018 (y al pleno empleo)?

Se han considerado dos objetivos de Balance Primario Ajustado Cíclicamente (PIB potencial respecto PIB en % menos gastos primarios) del -1% o del -2%.

Ambas requieren mayores ingresos y gastos que el escenario base actual. El primer objetivo emplea mayores ingresos y gastos que el segundo, pero genera mayor PIB en el largo plazo con menos deuda como porcentaje de la economía que el escenario base. El segundo objetivo (menos ambicioso) conlleva mayores niveles de deuda absoluta y relativa.

En ambos objetivos, como el CEPR asume la necesidad de financiar esa deuda externamente, cree que la evolución de los tipos de interés podrían llegar a representar un coste real importante para la economía española. Así, como España no puede actualmente monetizar la deuda, podría existir la necesidad de que:

3. El BCE compre deuda pública española en el mercado secundario para reducir los efectos en el coste de la deuda, permitiría a España reducir su deuda y aumentar su déficit primario. Suponiendo que el BCE financiara el 50% del estímulo propuesto (del exceso de financiación), al poder crear moneda cuando quiere, el único coste para él podría circunscribirse al coste acumulativo del pago de intereses. En el primer objetivo considerado, estaríamos ante un coste anual para el BCE de 1.000 M de euros (menos del 0,1% del PIB anual de España), y ello podría conllevar una menor deuda pública respecto a PIB para España que en el escenario base.

Según el CEPR, parece cierto que mientras España siga manteniendo su preocupación con los niveles de deuda, el BCE va a seguir proveyendo asistencia al Gobierno Español y que esa pequeña ayuda podría llegar a ser factible.

El CEPR considera que, con estas políticas alternativas, un objetivo de pleno empleo para 2018 podría llegar a ser alcanzable. Considera que si existiera una recuperación económica más rápida, España podría tener menor deuda pública en relación del PIB (al aumentar el PIB mucho más que lo que aumentase la deuda), y una mayor facilidad para su retorno a los acreedores.

Así, aunque un papel más activo del BCE podría facilitar a la economía española llegar al pleno empleo en el 2018, el CEPR considera que con los escenarios descritos España tendría opciones para retornar al pleno empleo por sí sola con esas políticas.

Según mi opinión, sin saber si los efectos descritos se producirían en los términos que describe el CEPR, lo que me parece claro es que la situación de la economía española (y la creación de empleo) puede mejorar con la implementación y coordinación óptima de las siguientes políticas:

  • Reducciones selectivas y afinadas de los impuestos que pagan todos los ciudadanos

  • Incrementos de impuestos a las muy grandes fortunas

  • Incrementos en el gasto público en inversiones que aumenten la capacidad de crecimiento potencial de nuestra economía

  • Compra de deuda pública española por parte del BCE para reducir el coste financiero

Así mismo, dado que se observan signos de debilidad de la economía europea, una ligera depreciación del euro en relación a otras monedas podría ayudar a mejorar la situación económica europea y podría conllevar incluso un mejor comportamiento del sector exterior del observado hasta el momento, lo que se vería reforzado por las mejoras competitivas realizadas (más las que pudieran llegar en el futuro). El BCE debiera considerar este extremo y ser muy cauteloso en las medidas en este sentido a aplicar.

En todo caso, creo que desde España debemos seguir profundizando en políticas económicas ya que nuestra situación económica y social actual es claramente insostenible.






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales