Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Dignidad   ·   Machismo   ·   Valores



Partido Popular: Necios y exterminados


Inicio > Política Nacional
19/11/2013


884 Visitas



  




   Lo tenía fácil para superar la nefasta, zafia y destructiva gestión de Zapatero. A Rajoy le bastaba con ser inteligente, digno y honrado. No pudo ser. La necedad es una actitud muy peligrosa cuando se ejerce el poder. Repercute negativamente en los gobernados pero aún habrá de ser más destructivo en quienes gobiernan confiados y sin advertir los despropósitos del mandato.

  Cierto es que Zapatero fue un necio durante ocho años pero pertenece a la formación política cuyo fundador preconizaba el asesinato del adversario en tiempos de paz. Tal cual ETA ha hecho sin miramientos durante la historia democrática hasta que en el 2004 el PSOE compartió intereses para desembocar en esta nueva etapa en que los enemigos del país están fuera de las celdas con un nuevo proceso político que sólo conocen los interesados, es decir, a espaldas de los ciudadanos.

No se comprende que el Partido Popular esté prestándose a culminar esos pactos secretos que durante las legislaturas zapateras escandalizaron a las Víctimas del terrorismo. Era cuestión de tiempo que Zapatero consiguiera acabar la hoja de ruta acordada con ETA, pero se pensó que con la alternancia en el poder se podía romper el guión preestablecido de la radicalidad que caracterizó el gobierno de Rodríguez Zapatero. A decir verdad, el tiempo de poder del PSOE ha sido tan irrelevante como el acceso a la Presidencia de Gobierno de Mariano Rajoy. Los ministros del PP son tan afines al oscurantismo y al engaño como lo fueron los del socialismo desde el 11-M.

El Apocalipsis habla de que llegarían los años en que la Bestia sería desatada y respetada. Lo que sucede en España con violadores y asesinos sueltos en tropel parece un guión apocalíptico en ausencia de la Justicia. En realidad un guión de una Justicia al servicio de Satanás para obrar males. Con esa Bestia suelta no hay nada inocente que esté a salvo… tampoco los que abren la jaula.

Nadie en sus cabales hablaría de una derrota de ETA en las condiciones en que se han conseguido todos los triunfales objetivos que no se alcanzaron durante décadas de crímenes continuados y un millar de muertos. Toda derrota exige claudicación a cambio de condiciones precarias como antítesis de lo que se conseguiría con la victoria. A todas luces aquí no hay perdedores, sino una liberación de un ejército de hombres y mujeres entrenados para matar y que no han olvidado la sinrazón por la que provocaron una escalada de muertes esgrimiendo un ideal que sigue latente e intacto en su fuerza y convicciones.

Lo malo de la necedad del Partido Popular es que quizá esté facilitando- a poco que salgan mal los planes de la “paz” a costa del engaño a todo un país harto de sospechar la profunda corrupción del poder-, las futuras estrategias y acciones de aniquilación para ganar a las bravas al adversario político por parte de un frente populismo radicalizado que aglutine a la misma izquierda que pretendió el cordón sanitario con el engaño del 11-M, la masacre que cambió el destino de todos, que aún está sin aclarar.

La necedad del ministro del Interior; la aquiescencia vergonzante de un gobierno en pleno que confunde Justicia con sectarismo, puede ser la causa de un exterminio en el futuro después de convertirse el Partido Popular en diana de las iras y la indignación de ciudadanos de bien, más que hartos de estas derivas incongruentes de un gobierno desnortado y despótico, obligando a dar por bueno lo peor y hacer pasar lo peor por lo irremediable. Pocos defensores les van a quedar.



  Ningunas luces o falaces argumentos para explicar lo inefable, son las declaraciones de Jorge Fernández Díaz-el mismo que al tomar posesión de su cargo alabó todo lo hecho y esquilmado por su antecesor-, dando por derrotada a ETA al salir de la cárcel los activistas junto a violadores y otros criminales. El sentido común, el de la coherencia elemental, se ha perdido, definitivamente. Si nadie del Gobierno en un atisbo de congruente reflexión se da cuenta de la atrocidad que han permitido, estamos ante los culpables, indolentes y cínicos, de nuestras próximas tragedias.



El grado de estulticia de estos impresentables gubernamentales ha llegado a cotas que ni ETA hubiese aspirado a tanto de no estar segura de su gran victoria. Una victoria que se convierte en la patente de corso para cualquiera que piense en eliminar al adversario político, a poco que se pretenda cercenar esta dicotomía del bipartidismo donde el PP lleva todas las de perder confundiendo y traicionando a sus propios electores.  Reforzar un enemigo conlleva que, tarde o temprano, se revuelva para acabar lo que empezó. Para entonces tendrá muchos más aliados que irán incorporándose por el camino. Vistos los antecedentes, eso es lo que puede suceder en España. Ojalá me equivoque, pero no sería de extrañar la barbarie de nuevo, el atentado permanente y la escalada violenta generalizada -cualquier pretexto está demostrado que sirve-, ahora  que está expedito el camino al poder y la posibilidad de la eliminación de la alternancia política. Un futurible pacto del Tinell a lo bestia y que habrá que verse en el futuro si el Partido Popular se lo ganó a pulso a costa de la explotación, el sufrimiento y el engaño a la ciudadanía.





Etiquetas:   ETA   ·   PP   ·   PSOE

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18433 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora