Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Dignidad   ·   Machismo   ·   Valores



Continua en proceso la Reforma Político-Electoral


Inicio > Política Nacional
12/11/2013

767 Visitas



El día de ayer Miguel Barbosa Coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática en el Senado de la Republica, confirmo que su Partido retorna a la mesa negociadora de la Reforma Político-Electoral.


Esto tras reunirse en privado con los Secretarios de Gobernación y Hacienda, Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray respectivamente, así como con el Jefe de la Oficina de la Presidencia de la Republica Aurelio Nuño.

Es evidente que los funcionarios mencionados, le ofrecieron a Barbosa todas las garantías verbales posibles, para echar por tierra la versión del periódico estadounidense el “Wall Street Journal” que días antes había provocado el retiro del perredismo de esa instancia.

Recordemos que el periódico norteamericano circulo una versión carente de fuente, respecto de que el gobierno federal había entablado negociaciones y acuerdos secretos con el Partido Acción Nacional, referentes a la aprobación de la Reforma Energética.

La aparición de esta nota causo furor y estupor entre los dirigentes perredistas, pero seguramente no asombro, porque es lo más lógico que el régimen este tratando de cerrar filas con el panismo para el tránsito de esta propuesta de reforma, como en su momento lo hizo con el propio PRD.

Sin embargo la publicación provoco la airada reacción del perredismo,  por tratarse del asunto que precisamente se circunscribe como el principal argumento de rivalidad ideológica de la izquierda con el actual gobierno.

En la dirigencia y los círculos de mayor influencia del Partido de la Revolución Democrática, se entiende que una coalición legislativa entre las bancadas priistas y panistas, será más que suficiente para la aprobación del proyecto.

Sin embargo esta es una batalla que aun perdida tienen que librar, en ello va su postura y posicionamiento, como también su más preciada bandera electoral, que además no le pueden dejar solamente a Andrés Manuel López Obrador.

Naturalmente la amenaza de abandonar la mesa negociadora de la reforma, aun a pesar de que se mencionara un acuerdo entre el régimen y el panismo en ese sentido, nunca pareció tampoco un ultimátum definitivo.

No solo porque en el ejercicio del los acuerdos políticos eso sea por descontado un argumento real, sino porque dicha propuesta de reforma le es muy preciada a la izquierda.

De hecho han sido el perredismo y el panismo que aprovechando precisamente su alianza parcial con el gobierno, quienes están empujando con mayor fuerza esa reforma.

Primero que nada por motivos eminentemente electorales, que persiguen un nuevo marco mediante el cual, se limite de manera muy considerable la fuerza de los mandatarios estatales en la operación electoral.

Estamos hablando de temas que son del mayor interés de ambas fuerzas políticas, la reelección de legisladores, la segunda vuelta electoral, la autonomía del Ministerio Publico y del Consejo Nacional de Evaluación.

Sin dejar de lado que en el proyecto se contempla incluir un nuevo esquema de sanciones, mediante las cuales se podría descalificar de la competencia comicial a Partidos y Candidatos.

De tal suerte que en términos estratégicos, tanto para el perredismo como para el panismo, la aprobación de esta reforma se convierte en uno de los principales instrumentos para plantear la competencia con el régimen y su partido.

Difícilmente el Partido de la Revolución Democrática malbarataría su apoyo al gobierno en la reforma hacendaria, como tampoco lo hará el panismo en este caso en relación a la energética, sin cobrar la respectiva factura.

Naturalmente que el proyecto de Reforma Político-Electoral en primera instancia parecería favorecer mucho más los intereses de los partidos que son oposición, sin embargo el nivel de los acuerdos que hasta ahora han trascendido, los une a todos en intereses similares.

Por ejemplo en el tema de la reelección de legisladores, todos los partidos han coincidido, que para establecer un formato que permita esa dinámica, es necesario hacerlo bajo ciertas condiciones.

La primera de ellas y tal vez la mas importantes es, que aun y cuando los legisladores pudieran reelegirse, tendrá que ser a través de la aprobación de los propios partidos políticos.

Esto porque de alguna manera necesitan mantener el control sobre las candidaturas, ya que de otra forma se estaría poniendo en riesgo real la operación de su sistema como se conoce hoy.

Los legisladores en la actualidad no obedecen a sus electores, no solo en materia de rendición de cuentas, sino de sus decisiones que son dictadas desde los intereses de los Comités Nacionales de los Partidos.

La libertad que supone la capacidad de la reelección significaría una emancipación de esa conducta tradicional, lo que por supuesto podría ser una semilla que afectara considerablemente los privilegios de todas las dirigencias nacionales sin distingo.

Visto así aun y que la aprobación de la Reforma suponga más beneficios para unos que para otros, hay asuntos como el del ejemplo anterior que les son iguales a todas las fuerzas.

Tal vez el punto de inflexión este en la intención de crear un sistema de elecciones controlado por el nivel federal, que materialmente significaría la desaparición de los Institutos Estatales.

Porque en ese punto los Gobernadores priistas encabezados por Eruviel Ávila del Estado de México, están oponiéndose con considerable fuerza, incluso en lo que parece ir en contra de la concesiones de su gobierno federal con sus opositores.

Pero aun así, con todo y lo acontecido en la semana pasada, no habrá filtración o desencuentro que sea capaz de resquebrajar la coincidencia entorno de la necesidad imperante de los Partidos de la Revolución Democrática y Acción Nacional, para consolidar lo que les es tan importante.

Siendo así, no se puede pensar que el principal interesado abandone una causa que le resulta tan trascendente hacia adelante, en todo caso la amenaza, justificada o no, simple y llanamente hay que entenderla como parte de la misma negociación.

Incluso una reacción que se circunscribe a la obligación de responder ante una acusación, que finalmente no hizo más que poner sobre la mesa, como funciona este sistema, por lo tanto y como ya lo decíamos, nadie puede asumirse como sorprendido. Habrá pues Reforma Político-Electoral, porque así les conviene e interesa a los Partidos Políticos.

 

twitter@vazquezhandall





Etiquetas:   Elecciones   ·   Política   ·   PAN   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   PRD   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18432 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora