Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Economía   ·   Cine   ·   Cultura   ·   Adicciones



Narcisismo y cerebro


Inicio > Psicología
04/11/2013

3334 Visitas



El narcisismo, según explica el estudio publicado en la revista «Journal of Psychiatric Research», es un trastorno de la personalidad en la que los pacientes tienen fuertes complejos de inferioridad pero hacia afuera se comportan de manera arrogante y autocomplaciente


El Trastorno se caracteriza por un patrón general de grandiosidad (en la imaginación o en el comportamiento), una necesidad de admiración excesiva y una falta de empatía que comienza al principio de la edad adulta en diferentes contextos, con 5 o más síntomas:

1.Presenta un sentido grandioso de autoimportancia.

2.Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.

3.Cree que es “especial” y único y que sólo puede ser comprendido por, o sólo puede relacionarse con otras personas que son especiales o de alto status.

4.Exige una admiración excesiva.

5.Es muy pretencioso (tiene expectativas exageradas).

6.Es interpersonalmente explotador.

7.Carece de empatía.

8.Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.

9.Presenta comportamientos o actitudes arrogantes o soberbias.

La prevalencia de la enfermedad en la población general es del 1% y, en las poblaciones clínicas, está entre el 2 y el 16%. Entre el 50 y 75% de las personas diagnosticadas son varones

Fisiopatología clínica 

El narcisista camufla su vacío interno y su carencia de autoestima exhibiendo a los demás una aparente autoestima formidable, seguridad y resolución. 

En la infancia temprana, adopta una actitud indiferente o minusvaloradora hacia sus progenitores, lo cual le deja una inseguridad que trata de compensar por medio de una autoevaluación exagerada e irreal (Baumeister, 1996). 

Algunos clínicos explican la personalidad narcisista sobre la base de una carencia emocional temprana producida por una madre emocionalmente fría o indiferente, o con una agresividad encubierta hacia su hijo (Piñuel, 2007). La consecuencia es que los narcisistas necesitan mirarse continuamente en el espejo de los demás para saber quiénes son, y al descubrir una pésima imagen de ellos mismos se ven en la necesidad de ocultarla y esconderla. Desarrollan entonces, en compensación, una imagen artificialmente sobrevalorada hasta lo patológico. 

Las personas inteligentes, o más valiosas o agraciadas, se convierten para el narcisista en una amenaza para esa imagen artificial con la que sustenta su autoestima, por lo que su comportamiento con ellas es manipulativo y perseguidor, mientras se saben vulnerables, obsesionados y frustrados ante cualquier crítica.

En el ámbito social, naufragan. Las demás personas sólo cuentan para ellos como posible fuente de gratificación; por ello, suelen elegir profesiones que les proporcionen notoriedad social, reconocimiento o incluso fama.

Se desconoce la causa de este trastorno. Se piensa que las experiencias tempranas en la vida, como una crianza particularmente insensible, juegan un papel en el desarrollo de este de este trastorno

Un grupo de científicos del Hospital Universitario de La Charité y de la Universidad Libre de Berlín ha establecido una relación entre el narcisismo patológico y una disminución de la materia gris en una región del cerebro responsable de la compasión.

El estudio, dirigido por Stephan Röpke de La Charité, muestra una correlación estructural entre ese déficit afectivo y una anomalía cerebral.

Los científicos examinaron a 34 pacientes entre los cuales 17 sufrían un trastorno narcisista de la personalidad y, con ayuda de una tomografía de resonancia magnética, midieron el grosor de la corteza cerebral. El estudio mostró que, justamente los pacientes afectados por el narcisismo, padecían anomalías en esa región del cerebro.

«Nuestros datos muestran que el grado de empatía está en correlación con el volumen de materia gris en esa región en la que los pacientes con narcisismo muestran déficit», dijo Röpke. Con base a esos datos, el grupo de investigación procura ahora comprender mejor el funcionamiento del cerebro de pacientes con trastorno narcisista





Bibliografía:

Baumeister, R. F. et al, (1996) "Relation of threatened egotismo to violence and agression: the dark side of high self-esteem" Psichological Review, 103, (1), pp 5-33

Jean M. Twenge and W. Keith Campbell, The Narcissism Epidemic. Living in the Age of Entitlement. Free Press. New York (2009). 339 págs.

Blais MA, Smallwood P, Groves JE, Rivas-Vazquez RA. Personality and personality disorders. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, Biederman J, Rauch SL, eds. Massachusetts General Hospital Clinical Psychiatry. 1st ed. Philadellphia, PA: Elsevier Mosby; 2008:chap  



Etiquetas:   Psicología   ·   Psiquiatría   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicopatología   ·   Narcisismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18541 publicaciones
4697 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora