Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Cultura   ·   Hipocresía   ·   Facebook   ·   Instagram   ·   Twitter   ·   Adolescentes   ·   Redes Sociales   ·   Música



El día número 31


Inicio > Comunicación
20/10/2013


2274 Visitas



 En la recta final de la campaña electoral, Cristina con licencia, aislada de los hechos y con constantes controles médicos, se recupera y en esta situación, según sondeos, logró mejorar su imagen positiva, pero no todo se traslada a sus candidatos. Es curioso que la presidenta, haya recuperado más imagen positiva, sin aparecer públicamente en la campaña, que antes de esta licencia médica, aunque tiene más de una explicación.


La primera sin duda, que la gente se solidariza y se acerca al líder político que está pasando por un mal momento en su salud. Otra no menos real, que su problema de salud, quizá tenga que ver con la entrega a su trabajo y hay muchos que en eso ven un valor (otros no) y la última, posiblemente la más cuestionable, que hizo silencio.

Un asesor político comunicacional, seguro aconsejaría, en cualquier circunstancia, pero sobre todo en momentos de crisis (y las Paso lo fueron) comunicar. Sin embargo, la presidenta a lo largo de toda su gestión, fue sobretodo: comunicación. Después podemos analizar cuanto de esa comunicación fue buena, mala, real, irreal y si la benefició o la perjudicó, pero lo cierto, es que se comunicó. El problema, en función de los resultados obtenidos y de lo que siguen arrojando las encuestas, a una semana del acto electoral, no fue solo el volumen de la comunicación (muy abundante) sino, que siempre fue unidireccional, osea ella transmitiendo, sin nadie que pregunte o cuestione y también los contenidos de esa comunicación. Su discurso siempre sobrevaloró su gestión, se puso en lugar del Estado como "la que le dio" avances a la sociedad (algunos reales y otros no) y nunca admitió errores o ensayó una mínima autocritica o reconocimiento.

Pero en algunas situaciones, no solo su discurso fue falaz, si no que fue, conscientemente falaz y omisivo. Podríamos citar varias, los QOM por ejemplo, de lo cual ella era consciente, que hay QOM oficialistas (unos pocos) cooptados por el gobierno provincial, que viven un poco mejor y el resto de los QOM (la mayoría) que viven en el abandono, la miseria, la lucha y la persecución por esa lucha. También temas como  Chevron, las corporaciones, el medio ambiente, el hábitat y relacionado a esto, otro pueblo originario, como los Mapuches, a los que les abrieron un canal de TV, que está en la Ley de Medio, pero que no era una prioridad para ellos y por otro lado, los desplazan y los reprimen por oponerse a estás explotaciones del fracking y la minería contaminante.

Este mismo rasgo de su comunicación lo podemos trasladar a otros temas como: Once, los ferrocarriles, la inflación, la economía, el crecimiento, el dólar,  la inseguridad, la justicia y uno recurrente, los medios de comunicación.

En cada uno de esos temas, Cristina cuestionó a un grupo o sector, responsable, responsable en parte u opositor a su intereses, pero a la vez en su propio entorno de poder, tenía algunos más responsables y evidentemente en falta, que los omitió sin mas. Ejemplos sobran, muchas veces fue contra jueces y juzgados que no fallaban como a ella le convenía, pero a la vez tenía jueces que producían fallos milagrosos a su favor o directamente no avanzaban con las causas. A Clarin (su obsesión) y a Perfil en menor medida, siempre los condenó públicamente y en esto tuvo una doble falsedad, primero porque a Clarín no lo cuestionó jamás antes de 2008/9 osea, mientras el multimedios no la criticó y la otra falsedad, es que todos los demás multimedios, están realmente cooptados y eso no solo se demuestra con la alineación al discurso oficial y la omisión de temas críticos, si no,  en documentos oficiales de pauta publicitaria pública. 

Cristina como todo presidente,  no es un ente aislado, tiene secretarios, ministros, asesores, al por mayor diría, entonces es dificil suponer que las falsedades de su discurso, solo se debieron a mala información o desinformación de algunos temas. Indudablemente  coexistió en su discurso,  cinismo comunicacional. Esa falsedad y omisión en casos, consciente de la realidad, no solo produjo la evidente aunque ya no tan simétrica división social, sino profundos odios también. Los mismos odios que produce Clarin en los kirchneristas, cuando desde todos sus medios, ataca, sobre dimensiona, reproduce  y también omite realidades. Omite cualquier hecho, situación o gestión que pueda valorizar o sea positiva para el kirchnerismo y a la vez omite, todas aquellas que puedan, perjudicar en lo electoral, al armado de poder, Massa, Macri, Peronismo no kirchnerista, que visiblemente apoya (y necesita) para 2015. A tal punto Clarin selecciona cuidadosamente las noticias y omite, que apenas si mencionaron en sus noticieros, los importantes avances de Lorezino en Nueva York y la contratación de unos de los abogados más importantes de USA y que más veces litigó en la Corte, por temas económicos. Pero la omisión más llamativa, fue sin duda, el silencio total del multimedios a la "Inauguración del cine de Bolivar" que donó Tinelli a su ciudad natal. C5N medio kirchnerista de Cristobal López cubrió en directo el evento, donde estaban a modo de anticipo de cierre de campaña, Scioli e Insaurralde. El Trece y TN omitieron, por no darle pantalla a el kirchnerismo, a su figura excluyente.

Está llegando muy lejos la irrealidad. Los Kirchneristas odian, los Anti - kirchneristas odian y pagan, sufriendo agresiones, estres y maltrato laboral, periodistas como Chintya Garcia en la última marcha de indignados o  Martina Soto Pose el Día de la Lealtad. Está claro, que tiene más libertad de acción o al menos puede decidir, que cuestionar y que omitir, un periodista como Garcia o cualquiera de 678, que conforman un panel de opinión y supuesto debate. Soto Pose en cambio o cualquier periodista de El Trece o TN  deben solo informar, con los contenidos que le proveen  (salvo los programas políticos el resto no opina, menos una cronista) y deben además ajustarse a una producción y los títulos. 

Por algo es que  el multimedios Clarin no tiene programas de panel con debates y opinión política. Pero Canal 7, Canal 9 y C5N que si tienen, no se diferencia en el fundamentalismo comunicacional, ya que nadie opina distinto o aunque sea con un mínimo cuestionamiento al discurso oficial. 

Sin embargo, todo lo analizado antes, en nada más que una semana,  será distinto. 

Todos los posibles escenarios 2015,  seguirán dependiendo en parte de estás elecciones Legislativas, pero para las presidenciales, volverá a faltar una eternidad. Aquí  dos años y con la actual situación económica, es una eternidad.

Massa  ya no será tan "rubio y de ojos azules" para Clarín, comenzará a parecer un peronista más compitiendo por un lugar presidenciable. El intendente de Tigre, ya habrá cumplido su función de quitarle al kirchnerismo su hegemonía de poder, sobre todo en el Conurbano. Scioli en cambio, dejará de ser cuestionado u omitido por Clarín, porque ya no será quien se cargó la campaña Kirchnerista al hombro. Paradojicamente, desde el oficialismo, salvo que su pensamiento mágico les haga creer que pueden hacer un presidenciable en dos años,  tampoco lo van a cuestionar, tan solo porque lo necesitan para que los más de 100 Legisladores fieles (por ahora) que tienen en las cámaras el kirchnerismo, no se desalineen  y poder aspirar así a  alguna continuidad en el poder (y a alguna impunidad) 

Scioli, increíblemente, hizo más negocio quedándose en el kirchnerismo, que uniéndose al Frente Renovador (por ahora gana el proyecto de decoración de la Quinta de Olivos, de Karina, sobre el de Malena)

Claro que el pensamiento mágico K,  no les permite admitir, que no es como dicen una década ganada, pero ante la ausencia de figuras presidenciables, si les va a permitir, ver en Scioli a alguien,  que no es y nunca fue. (Uribarri no tiene conocimiento público, al igual que Zanini, que además si tiene mucho para ser cuestionado y Randazzo está más afuera que adentro y de paso, le siguen chocando trenes) 

Como tampoco es Massa lo que su comunicación y la inestimable ayuda de Clarin, nos mostraron. De los cuatro presidenciables, que la sociedad percibe con más gobernabilidad de cara a 2015:  Scioli, Massa, Macri y de La Sota, quizá tenga razón Cristina y realmente Macri es lo que es (llevalo o dejalo)  pero por esas cosas de armar un frente a imagen y semejanza del peronismo ( de todo un poco adentro) para llegar al  Sillón de Rivadavía, el PRO necesita de algún peronismo. 

En realidad hay más presidenciables no peronistas, el tema es que la gente se anime a pensar en ellos, con gobernabilidad (y luego la defiendan) y sobre todo, que los desajustes, se corrijan antes de 2015. (sino, que los peronismos arreglen lo que ellos mismos hicieron)

Lo inquietante, es que los peronistas (y Mauricio en esa terna) que son los que más consenso tienen para seguir gobernando (aún en  los votantes no peronistas, pero más por resignación que por confianza) todos dependen del mismo aparato (corrupto y corporativo) de poder. No importa si van juntos o por separado y siguen haciendo cargo a la sociedad de sus internas, los de abajo en la estructura son los mismos.

Quizá nunca antes un spot de campaña (sucia) fue tan sincero como el que vimos estos últimos días, en el cual un sitio web (se supone kirchnerista) www.conoceamassa.com   firma el contenido y lo amplía con notas. La mayoría son de diarios oficialistas o de temas económicos. 

Digo que nunca fue tan sincero un spot, porque si en el circulo rojo central, que ocupa Massa en esta comunicación de campaña, ponemos a cualquier otro peronista, nada desentonaría. Pero más patéticamente sincero es, porque si ponemos en ese círculo rojo a Néstor o Cristina de 2002 a 2011, por lo menos, también encajan perfecto.

Brito, Magnetto, Moyano, Grupos de Poder económicos, Sindicalistas... los mismos, siempre los mismos.

Ese es el poder de arriba, abajo en el otro extremo de la pirámide, está el otro poder, el  descartable, reemplazable, pero que la política sostiene. 

Los Barras que controla Cesar Torres por ejemplo, quien pasó por todos los peronismos, empezando con Toma y Ritondo, del cual era cuñado, luego se separó de su hermana (y de Ritondo) y lo acogió Capaccioli  a quien se lo llevó Alberto Fernández, gran trayectoria.  Asi es que en 2007, este funcionario  hoy macrista, de Vicente López, festejó en el Hotel Intercontinental aquel 46% de Cristina. 

No es distinto lo de José Palmiotti, que empezó en política con el radicalismo, por eso su amistad con Angelici y hoy además es responsable de la defesoría de la ciudad. Palmiotti tiene el cargo de Defensor del Turista, pero también es socio del Bar La Perla de la Boca  y allí es uno de los lugares, donde Barras de la 12, hacen reventa de entradas a varias veces su valor.  Los turistas que quieren ir a los partidos,  los buscan en el bar, estos a la ves los llevan a una agencia de turismo no registrada,  llamada Acceso Bayres, que tiene su oficina en Caminito a pocos metros, de la defensoria del turista, que dirige el funcionario. (hoy macrista).

Son solo dos ejemplos, de largas trayectorias, de distintos frentes y partidos, hoy la mayoría de ellos, en algún peronismo o el macrismo.

No se que pueda suceder, con este universo de asociaciones ilícitas y violencia (lo vimos en Vicente López con la Barra de Colegiales, en Bajo Flores, Rosario y Parque Lezama con la 12 y lo vemos siempre) si gobierna una fuerza no peronista en el futuro, pero  algo deberíamos ver, que si gobierna un peronismo, va a seguir igual.

A todo esto ¿Cristina sabrá algo de todo lo que está pasando fuera de su obligado reposo total?

Hay distintas versiones acerca de que conversa y no, con funcionarios. Que sabe lo de Cabandié, pero no lo del nuevo choque del Sarmiento. Que le comentaron que su imagen subió, pero  la Insaurralde no tanto, que no le comentan nada. ¿Quien puede tener certeza de lo que pasa en el Gran Hermano unipersonal que obligadamente se armó en Olivos?

Empezamos hablando de comunicación y vamos a terminar igual.

¿Sabrá Cristina, que ese spot, que hicieron para criticar a Massa, tiene otro rasgo de honestidad brutal? 

Porqué los miles de millones de pesos, que gastaron en Gvirtz, Szpolski, Garfunkel, Cristobal López, los canales de noticias, el fútbol y demás pauta, para armar el monopolio comunicacional oficialista,  no les dio un periodista creíble para la sociedad. Y para que el mensaje cuestionador de Massa,  llegue a la sociedad, tuvieron que usar la voz de Lanata, de hace años... cuestionando a Clarin?

Si no sabe esto esto y todo lo demás que pasó, no se lo digan todo junto, el día número 31.









Etiquetas:   Economía   ·   Elecciones   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Daniel Scioli   ·   Diario Clarin

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18303 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora