Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Libros   ·   Novela   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación



Seres como Botín y Zapatero


Inicio > Política Nacional
20/10/2013


1078 Visitas






  En esta existencia nada sería igual sin la presencia de seres como Botín y Zapatero. La función que ejercen para facilitar la evolución de las almas es de encomiable necesidad. En efecto, no existiría la superación personal y colectiva de haber sido abortados por sus respectivas madres. Afortunadamente se les brindó la oportunidad de ejercer las malicias que a tantos han obligado a capacitarse por el sufrimiento, para descubrir las resistencias ante los designios de malhadados entes humanos, cuyas obras están cavando la tumba del alma en cuanto mueran ya cumplida la misión que Dios les encomendó. Para que haya Bien es inexcusable el mal.



  No me cabe duda de que Botín, Zapatero o Rubalcaba fueron paridos con una razón mayor que escapa al simplismo de la avaricia, la codicia y la iniquidad con que muchos se mueven con ligereza moral convirtiendo la vida de sus semejantes en un suplicio. La forja del espíritu es lo que nos da sentido en el progreso de la existencia a poco que haya algo de inteligencia emocional para percibir que lo que vivimos es sólo la punta del iceberg de algo infinito e insondable; una sabiduría de la intuición del alma que es ignorada por quienes deben ignorarlo, así sean las inicuas obras de seres abyectos la excusa perfecta para otorgar mayor mérito en el camino de proyección espiritual que los ignorantes no transitan esperando que al final exista la nada. Esa nada sería la complacencia de quienes carecen de conciencia para medir el perjuicio de las obras que caracterizan una falta de básica moral, de la que otros son incapaces de carecer por elemental decencia de dignidad y honestidad.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/17/economia/1382016798.html#comentarios



  Presumir de abundancia, ante la tragedia de la carencia-provocada por quien se jacta de enriquecerse sospechoso de hacerlo con malas artes- y del empobrecimiento y desintegración de un país después de una matanza de 192 personas- misterio que no se resuelve por el sortilegio del miedo y la politización de la Justicia-, es ciertamente de malvados amén de ignorantes.No saben lo que hacen.  Seres como estos no caben en otro lugar que en el vertedero de las almas, allá donde penen sus acciones tan infames como lucrativas aquí.

  Seres como estos son necesarios y son probablemente ese desecho espiritual que confiadamente actúan seguros de una superioridad con la que dictan sus propias reglas de engaño, pareciendo honorable el que es un simple criminal con influencia para comprar la justicia y el honor de lo demoniaco en lo terreno. Son necios, sin duda, pero el poder los dimensiona más allá de sus ridículas improntas de satisfecha vanidad y ambición.

  Lo cierto es que hasta la Pasionaria, comunista de pro, fue sembrada de la duda de lo pendiente detrás de la muerte que terminó entonando cánticos espirituales.



  Tengo la certeza de que Botín, Zapatero o Rubalcaba, habitarán el exiguo espacio de una tumba llegado el momento y que habrán expirado con el orgullo de la zafiedad que los entronizó mediante el engaño, la parasitación contra el débil y hasta escudados algunos con el crimen solapado que engañó de continuo a la sociedad que esquilmaron.



   Pero lo cierto es que las obras de lo terreno serán las inmundicias que inspiren cuando les toque advertir que los demonios no ocupan el mismo espacio que los nobles y que existe un sentido mayor que  la llana simpleza de los proyectos y estultas ambiciones de ricos Epulones o lacayos de Satanás, esquivos a la bondad sobre lo terreno pero electos a retorcerse de repugnancia en la atemporal condena que les espera después de convertirse en cadáveres.

  En esta Tierra de codicias y mezquindades nada hubiera sido lo mismo si Botín o Zapatero y por añadidura Rubalcaba y tantos otros, en lo que nos concierne a España, no hubiesen gozado de la oportunidad de vida que miles de futuribles neonatos no tuvieron por esa extensa progresía que considera un derecho el asesinato masivo.

  Estos individuos, tantos y tantos,  proclives a la fácil y repetida abyección, son las necesarias y endiabladas muestras de lo vil, para que otros tengan la oportunidad de forjar el alma en la dura fragua de la trampa permanente de los impunes forajidos que empobrecen y llaman a la tragedia a miles de seres humanos que obtendrán la recompensa; como Lázaro cuando a salvo de los daños de los epulones escuchaba los alaridos de dolor e impotencia de esos muchos adoradores de Satanás que creen estar a buen recaudo tras sus acciones tan encubiertamente consentidas.

  Seres como estos son destinados para probar la grandeza del aguante frente a la adversidad. No importa que después hiedan con esa hediondez propia del azufre y el hedor propio del que proceden y al que pertenecerán cuando ya no camuflen la fetidez del alma. Ahora huelen a rosas.



  Llegado el momento los primeros serán los últimos y los últimos los primeros. Estos individuos corren confiados hacia el abismo de sus metas y en su presunción está el extravío del alma. En tanto, aprovechemos la oportunidad que nos ofrecen de haber sido paridos… si mal o bien terminarán descubriéndolo ellos mismos. Polvo son y en polvo serán convertidos y como huelan será algo que ya no incumba. El demonio recogerá sus brasas.






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18417 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora