Más vale un smartphone en mano que 100 Angry Birds volando

 

. Pero no pensemos que hace falta un sofisticado montaje escénico, ni mucho menos. Un poco de imaginación, algunos ajustes técnicos, piezas de corcho y muchos pájaros de peluche... El resto, las divertidas caras de asombro del público y un viral que deja constancia de esta ingeniosa acción de street marketing. Cielos, creo que he visto un lindo pajarito...

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales