Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libertad de Expresión   ·   Política   ·   Internet   ·   Censura   ·   Pandemia   ·   Crisis Económica   ·   Dirección de Empresas   ·   Ética



1968 pasado y presente.


Inicio > Ciudadanía
07/10/2013


1070 Visitas



Una vez más el 2 de octubre ha llegado como una fecha que se clava en las profundidades la conciencia social, sin duda alguna es un día que habría que analizar con profundidad, pero también es un día en que los estudiantes de todas las instituciones logran unirse a la misma voz de una frase que sin fufa no debería estar en las páginas de la historia de nuestro país, la frase de “ 2 de octubre no se olvida” que se ha encarnado en lo profundo de la memoria y la conciencia universitaria en nuestro país y que hoy en día se ha convertido en lección de los efectos del pasado y sus repercusiones en el presente.


Si bien es cierto que los estudiantes de las diversas instituciones de nuestro país, son eje del desarrollo y política del futuro país que estará en sus manos, también es cierto que no solamente en las aulas se han acumulado para enseñarle a este país año con año lo que una fecha importante representa en las conciencias jóvenes, recordarles el temor que ha tenido la sociedad y la indiferencia que hubo en su momento cuando el movimiento del 68 fue acallado por las políticas del entonces presidente Gustavo Días Ordaz y el ex secretario de gobernación Luis Echeverría, mismos movimiento que fue olvidado bajo la sombra de unas olimpiadas de la paz en una Ciudad Universitaria manchada de sangre, en una sociedad destruida y en un país envuelto de lagrimas de madres buscando a sus hijos perdidos, pero eso al parecer no fue tan importante.

Si bien muchas veces se ha repasado el suceso como hecho histórico, es momento de verlo como un hecho social que ha manchado aun más de sangre las páginas de la historia nacional, de un movimiento que en su momento fue un impulso de algo que al final se acallo, se vendió y finalmente se enterró y que hoy en día se desentierra para entrar en el deber de crecer bajo la capa del pasado y recuperar los errores y remediarlos en el futuro.

Es momento de analizar el 68 como un hecho que ha estado grabado en la conciencia y en el actuar de los jóvenes estudiantes a través de muchas generaciones que han ocupado las filas de las hoy tan prestigiadas universidades de nuestro país, de sus tradiciones y de su actuar día con día.

Sin duda alguna, muchos de los dirigentes y seguidores en su momento seguidores del movimiento, han traicionado y vendido sus ideales a partidos políticos baratos y manipulados de las cúpulas de poder o a los mas codiciosos intereses políticos y empresariales de las instituciones que juraron terminar, también es cierto que muchos lograron desarrollarse en la base de la conciencia social, del actuar social y de las estructuras basadas en la justicia a los que no pudieron hacer nada, porque hoy yacen en el universo de las tumbas anónimas que dejo el 68, de los fragmentos que hoy conforman nuestra historia y de los pensamientos de los que hoy ocupan su lugar.

Pero centrémonos en que es lo que ha cambiado desde entonces, al parecer no ha cambiado nada, un cuerpo de granaderos totalmente brutal, un congreso manchado de sangre aplaudiendo a políticas que han dañado y dañaran día con día a la sociedad, representantes temerosos entre las faldas de las cúpulas de poder, una sarta de mentiras y una clase política desbaratándose bajo el yugo de su actuar cotidiano, eso es lo que podría definir al 68, pero entonces ¿Qué podemos decir que ha cambiado?

Nombres es lo que han cambiado, lugares y personas, pero la esencia sigue siendo la misma, lo cierto es que como país seguimos hundidos en esa realidad, en esta realidad que sin lugar a dudas sigue lastimando a nuestras clases sociales, que sigue limitando las conciencias y que sigue haciendo ecos pequeños y prácticamente mudos de la realidad de nuestro país.

Pero entonces vayamos a acciones concretas, la represión, el cuerpo de granaderos, el brutal actuar del gobierno, las políticas aun deficientes, la democracia y la realidad social, son argumentos que se desmoronan junto con la credibilidad de los actores políticos, son verdades que se repiten una y otra vez en México y que hoy los jóvenes de instituciones públicas y privadas de nuestro país han vuelto a retomar.

Alumnos de la UNAM, del IPN, la UAM y otras universidades e instituciones de educación de nuestro país, se han manifestado con furor en sus palabras, con hechos concretos, sin embargo otros bloques de personajes actuales como lo es hoy la CNTE y algunos sindicatos han hecho eco en palabras repetidas que hoy se recuerdan, sin duda alguna también se han hecho presentes los actores menos populares como los grupos de choque, pero también como la represión, como el libertinaje de las autoridades y la sordera de los dirigentes políticos que han sido títeres y que se les ha olvidado que fue el pueblo el que los puso allí.

Eso es lo que ha pasado desde incluso antes de 1968, una historia que se ha repetido varias veces como en 1971 y en 1999, que ha sido recuerdo de la UNAM a través de sus diferentes luchas y huelgas, que ha sido también actuar del Politécnico a través de sus reclamos y su sagacidad, que también ha marcado la historia de la Normal de maestros con su sangrienta historia y de muchas más que han sido protagonistas desde entonces del actuar común y que hoy esta ha sido su realidad.

México sin duda alguna aun está a tiempo de cambiar su realidad, puede cambiar desde su juventud, si somos sinceros algunos de los profesores y catedráticos, pero también personajes y ciudadanos adultos de nuestro país han forjado la historia con decisión y sabiduría, algunos otros con aparente odio a la patria, enterrando las ideas que un día nos dieron patria y libertad, pero sin embargo con un pensamiento ya existente, ya creado y forjado bajo su esencia. Es la sociedad joven la que no ha terminado de conformar su pensamiento, el futuro y el presente del país y que aun puede convergir en la base de la unión y de la fuerza que representa para en base a la necesidad de la sociedad y en apego a su lucha consecuente y en apego al derecho conformen una condición de país que sinceramente hoy ha desaparecido.

México ha sido cuna y cumbre de muchos grandes personajes, hombres y mujeres que dieron su vida por este país que hoy tenemos, hombres y mujeres que lucharon encarnizadamente por la soberanía y patria, personajes literarios, poetas, escritores, políticos, profesores, entre otras más figuras que han llevado a nuestro país a un nivel cumbre del desarrollo y la cultura, pero también de la lucha y de la justicia, personajes que han sido grabados en las paginas doradas de la historia y hoy es turno de las nuevas generaciones de crear y marcar su propia historia en esas páginas.

México puede empezar su cambio bajo convicciones, bajo esas ideas que en el 68 se habrían de acallar, bajo las ideas de libertad que cubrieron Tlatelolco con sangre, sobre las tumbas anónimas de jóvenes que regalaron su vida a manos de las clases represoras representantes de las cúpulas políticas, pero sobre todo bajo el resguardo de la lucha que comenzó y que nunca ha terminado.



Etiquetas:   Políticas Sociales   ·   Sociedad   ·   Partidos Políticos   ·   Universidad   ·   Conflicto Político   ·   Abuso Policial

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21049 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora