Algunos poemas de mi Libro

I

 

... los humanos agonizamos,

pero también lloramos.

Las ráfagas del palacio de invierno nos plantearon la duda existencial de ser o

no ser pecados en la manera de vivir, la horca sobre nuestros cuellos, la tensión

aglutina nuestras gargantas, los espectadores prefieren que seamos

descuartizados, pero los curas tuvieron piedad de nuestras almas, quieren

nuestros cuerpos enteros para ser torturados en el infierno... que es un simple

tortura en la tierra comparada con la tortura eterna en el infierno???...

Mire al este, busque la salvación en la divinidad, pero necesito que tus ojos

amparen mi desolación somos un pergamino petrificado, tu cuerpo desnudo me

condena a la constante remomeracion de las noche eternas jugando bajo tus

sabanas a ser un solo cuerpo... brillan las lagrimas como tus senos ante la luz

moribunda de la noche... la muerte cubría nuestras ansias de vida... pero

seremos libres algún día... no nos vencerá la muerte... sino el olvido.

Cuando partiste?... solo era una canción sonando al fondo, la televisión nos

arranco de la rutina de ver banalizacion de la cotidiana gracia revelada... nos

encontramos frente a frente y no sabíamos quien era quien... quisimos acordar

una tregua, cambiar de canal, pero el silencio nos devolvió a la vida, el pasado se

perdió, y ahora solo nos cambio la imagen que teníamos de cada uno... tu rostro

era tan diferente como el mió, pero las razones no alcanzaban... el amor estaba

siendo enterrado... solo faltaba una palabra... quien la dijo?... no importa, solo

se dijo.

Sacrificios

Solo eran las alérgicas hacia el pelo de gato, lo demás eran plagios, versos dichos

por otros poetas para sacar el gusto a hiel de la boca... si estábamos parados

frente al espejo, pero nadie dijo nada... solo los cuerpos nos cubrían, el

escenario nos encontró fracasando en nuestra vida... no importa mas si nos

arrancamos la piel para mostrarnos como somos, acaso pudimos seguir

engañarnos por el resto de la vida?

Bajamos y subimos escaleras, las palabras son vaciadas de significados, y lo que

quiero decirte, no tienen sentido, solo me enfrento a la posibilidad de no

pertenecer nunca a tus ojos, pero aun axial, me escurro por el horizonte, el sol

me deja ciego y tus brazos me guían al abismo, la muerte se siente cuando el

viento acaricia tus cabellos, para mi es solo un beso en la frente.

Somos dos, nadie puede ser uno, y aun axial quiero buscar la unidad, pero no

puedo encontrar la totalidad en cada hecho particular de la vida... no existe

conexión sobran las horas, los segundos los edificios... todo tiene autonomía y

nada en la soledad de la ciudad... pero sacrificios a los dioses no se han

realizado... no bebo la sangre que cae de las nubes, y aun, desnudo siento los

golpes de la poesía asesinando lo poco que queda de vos.

Espejismo 

Lagrimas, un mundo derrumbado de golpe, la fiebre aumentaba lentamente, la

transpiración arrancaba gemidos, de repente las visiones, los espejismos que

desnudaban la falta de imaginación, la muerte cubierta con las mismas

imágenes y nosotros deambulando por el desierto.

Cuando volvió del tiempo, la vio tan bella y le pronuncio las siguientes

orfandades:

"no te recordaba tan bella, aun no se como quise escapar de ahogarme en tus

ojos, perdóname quería nadar lejos, pero pude vencer a las muertes ajenas y

matar un amor en mi pecho", ella no entendió las palabras, de repente el dejo de

ser el, la miraba de manera extraña, la beso de una manera diferente... en otro

lado del mundo, una niña crecería sin saber de su existencia, su vida seria igual

hasta algún momento donde el no aparecería en ella, ¿sabría que días antes el

había la había acurrucado en sus brazos?, eso nunca pasaría solo el tendría el

recuerdo de ese momento, un espejismo de la vida.

Tranquilas las avenidas, los ausentes eran reemplazados por nuevos llantos, la

vida como existente seguía el curso, la muerte habita más allá de los

cementerios, pero estamos tan ocupados que no queremos ver su rostro

pidiendo disculpas cuando nos invita a besarla.

Una mujer se metió en el mar buscando la salvación, nado hacia el horizonte, la

rabia desplumaba las ultimas voces, nadie querría salvarla... nadie quería

amarla.

IV

 Para amar hay que olvidar el pasado, pero no tuviste la necesidad de hacerlo, tu

pasado se convirtió en mi presente, y ese en ausencia de futuro, no pudiste

olvidar, mientras me obligabas a perder lo conquistado, mis sufrimientos son

soledades, a nadie le interesa escucharlos… mientras tanto continuo respirando,

con mas complicaciones, el cigarrillo no solo deja marcas en mis dientes, también

destruyen mis pulmones… pero a ¿Quién le importan mis pulmones?... 

el libro se puede bajar gratis en pdf en http://api.ning.com/files/2nGi9bZuSBcj-gKmeCn80rE9qrnIKNu0d1*BIQ9L5ol9a7vGTdNwMmMAjpyyUk-QAYqPtSeKWJierrymHNeI4oLaKyNj7I1d/LucirnagasenelplanetaMarte.pdf

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales