Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Poesía   ·   Libros   ·   Donald Trump   ·   Sociedad   ·   Reseña   ·   Cultura   ·   Automóviles



Cuando la tele me dejó “viudo”


Inicio > Cultura
01/10/2013


964 Visitas



Pensé en analizar lo que fue Breaking Bad, como serie y como hito televisivo. Pero la verdad es que poco se pude decir que ya no se haya mencionado en algún blog, artículo de prensa o twitter.


Así que en vez de eso, canalizaré mi sentimiento de pérdida. Cuando una serie que te ha mantenido expectante tanto tiempo acaba, surgen los viudos, que experimentan una sensación de vacío y el síndrome de la tele apagada.

No es primera vez que este fenómeno sucede, y a cada espectador le ocurre por causas similares. Por ejemplo, muchas televidentes experimentaran un período de luto cuando Jorgito de Avenida Brasil desaparezca en el limbo.

En mi caso, han sido en contadas ocasiones en que pienso que mi vida sedentaria de espectador televisivo llega a su fin. Usualmente después de varios años surge un reemplazo, una nueva adicción que reemplaza la anterior. Pero cuesta.

Estas son las series que he lamentado su término, y que en mi opinión han tenido los mejores cierres.

1.- Twin Peaks

Creada por David Lynch, es desde mi punto de vista la gran serie de los 90. Conceptual y desquiciada, pasó de trhiller policial a una historia con tintes sobrenaturales y místicos. El Agente Cooper nos abandonó en el episodio 29, titulado “Más allá de la vida y la muerte”. Un final trágico, espeluznante, solo como Lynch era capaz de darlo. Fue emitido por Canal 13 un día lunes de 1992, cerca de la una de la mañana, cuando ya nadie la veía. Por lo menos terminó de emitirla.  

2.-Lost

Jack cierra los ojos, fade black y la clásica iconografía de Lost. Fue el final de seis años de historia, con altos y bajos, en que se relataba el destino de los sobrevivientes del vuelo 815 de Oceanic Airlines, que se estrelló bajo extrañas circunstancias en una isla desierta. La misma que después descubriríamos se movía en el espacio…y el tiempo. Para muchos fue un final decepcionante, previsible. Lo cierto es que la mayoría salió con la frasesita “estaban todos muertos, estafa!”. Pero no lo estaban. Ese era el chiste.

La serie me generó una genuina adicción que no pude llenar hasta a aparición de la brillante…

3.-Breaking Bad

Walter White y su odisea. Su transformación de profesor de química sin autoestima a emperador del mal. Un relato escrito con maestría, llevado a la gran pantalla por un elenco notable. Todo en Breaking Bad funciona. Y como todo lo bueno, acabó en su mejor momento. Cuando el público finalmente la valoró y comenzó a verla…bajó la cortina. Por ello el sentimiento de orfandad es aún más fuerte.

4.- Diamantes

Creo que solo yo vi esta serie. La daban en Canal 13 después de Telenoche. La última tanda nocturna que siempre me pillaba despierto. Una pareja divorciada tiene una agencia de detectives, que investigaban los típicos casos de un programa de tv ochentera y vacía. ¿Por qué me enganché con él show? Creo que fue la química entre los personajes y me gustaba mucho la protagonista, Peggy Smithhart. Al final no estaba tan perdido en mi gusto, ya que un par de años después apareció una copia descarada bajo el título de Luz de Luna, con un tal Bruce Willis.

Cuando Canal 13 dejó de emitirla, comencé a dormirme más temprano. Pero más amargado.

5.-Robotech

Poco que decir. Solo la muerte me podía separar de la tele a las cuatro de la tarde, horario en que la transmitía Canal 13. Cuando Scott emprende el vuelo en busca del Almirante Rick Hunter, sinceramente esperé que esta búsqueda significara una nueva historia. Un nuevo relato. Pero nada, al día siguiente dieron en su reemplazo Scrappy Doo. Creo que todavía no se me pasa la ira.

6.- Buffy/Angel

Al principio, solo estaba ella. Sarah Michelle Gellar corriendo, saltando, bailando en su papel de Buffy. Con el tiempo, la serie comenzó a presentar historias realmente buenas y con tintes épicos. Joss Wheedon tiene la cualidad de darle una fluidez única a los relatos que involucran una cantidad importante de personajes, algo que dejó claro al hacerse cargo del proyecto The Avengers.  Al final, la serie terminó con cientos de cazadoras activas dispuestas a salvar al mundo. Malito.

Pero la saga concluye de verdad con el cierre del spin-off de Angel. El vampiro con alma que no podía alcanzar la felicidad porque se volvía maligno. Con su agencia de detectives, enfrentó a un mal mejor personificado en una agrupación de abogados dispuesta a dejar libre la oscuridad absoluta. La última escena muestra a Angel y su equipo listos para morir ante un ejército de demonios.

7.- Mención honrosa: Los Archivos Secretos X

Mulder y Scully pasaron por tantas cosas, tantos desafíos, para terminar en el peor final de serie que se pueda recordar en este lado del universo. Miles de respuestas sin resolver, una historia ridícula, un cierre infantil. Una serie tan querida debió haber tenido un mejor destino. A pesar de todo, le fui fiel hasta el último episodio, el peor de la saga.   

 



Etiquetas:   Televisión   ·   Arte   ·   Cultura   ·   Serie de Televisión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21519 publicaciones
5228 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora