Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Ética   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Ciencias   ·   Moralidad   ·   Reseña   ·   Libros



La soledad de Luis Videgaray y su reforma


Inicio > Política Nacional
30/09/2013

927 Visitas



Durante la reciente comparecencia de Luis Videgaray, Secretario de Hacienda del gobierno federal en el Senado de la Republica la semana pasada, su más acérrimo crítico resulto ser el panista Ernesto Cordero.


Desde el punto de vista político partidario eso no tendría porque resultar nada extraordinario, incluso hasta cierto punto se tendría que entender como algo normal, parte del formato.

Sin embargo hay dos aspectos que sobresalen y son dignos de apuntarse, primero porque el anterior Secretario de Hacienda de la administración panista, era precisamente el hoy Senador Ernesto Cordero.

Segundo y no menos importante, que ambos personajes fueron compañeros de universidad en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, miembros en esa época de la misma directiva estudiantil y según ha trascendido amigos cercanos desde esa época.

Incluso cuando Videgaray fue designado Secretario de Hacienda, se podía presuponer que precisamente gracias a la íntima relación de este con el Senador Cordero, se establecerían puentes de comunicación entre ambos para facilitar el tránsito de diversos temas  en el Senado, sobre todo en referencia a la propuesta específica de reforma hacendaria.

Porque una cosa es la rivalidad partidaria y otra muy diferente la complicidad política que se construye a través de los intereses comunes, mas aun cuando media en ellos una relación afectiva.

Recordemos que durante décadas los egresados de la carrera de economía del ITAM, se han constituido en un grupo compacto y solido independientemente de su labor profesional sea en el servicio público o el sector privado.

Que por una cuestión de formación y agrupamiento, el tema de la filiación partidista jamás había sido un obstáculo para mantener esa unidad, lo que favoreció que esos grupos hayan podido conducir los destinos de la Secretaria de Hacienda y del Banco de México, sin importar que partido político ocupara la Presidencia de la Republica.

Los auto nombrados herederos de la doctrina de don Antonio Ortiz Mena, se han manejado como una elite que obedece a códigos muy estrictos, tanto ideológicos como prácticos, en este caso el más importante, es el de protegerse entre ellos mismos.

Sin embargo en la comparecencia de Videgaray ese pacto parece haberse roto, porque sería muy difícil pensar, que la posición de Ernesto Cordero obedece a un montaje preestablecido.

Incluso si se piensa que la actitud de Cordero se enfoca a fortalecer sus aspiraciones para hacerse de la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, de cualquier manera el nivel de la crítica sobrepasa la cordialidad diplomática entre aliados.

Cordero culpo a Videgaray directamente de haber descompuesto todo los avances logrados en los regímenes anteriores panistas, virtualmente lo descalifico como responsable de las finanzas nacionales.

Pero más aun al calificar la propuesta del poder ejecutivo respecto de su iniciativa de reforma hacendaria, lo hizo responsable de todas sus carencias técnicas, de tal suerte que no solo reprobó el proyecto, sino que implícitamente también a su autor.

 A su vez Videgaray, preciso que la ponderación que se realizo del manejo de la hacienda pública, particularmente bajo la administración de Ernesto Cordero, tampoco fue todo lo exitosa que se ha pretendido establecer.

Naturalmente Videgaray justifico que la sombra de la recesión a la que estamos a punto de entrar y la disminución del pronóstico de crecimiento del país, se debe a errores cometidos por su antecesor.

Visto así, en este dialogo de de injurias, el nivel de las afrentas deduce un rompimiento político y personal, lo que en principio será sin duda un obstáculo más en la aprobación de la ya muy polémica propuesta de reforma hacendaria.

Supone también una cancelación de interlocución que a quien más perjudica es por supuesto a Luis Videgaray, no solo porque atenta contra su principal encomienda, sino porque también lo debilita políticamente, lo va dejando irremediablemente solo.

No olvidemos que como ya lo hemos comentado en ocasión anterior, para el Presidente Peña Nieto es tanto o más importante la capacidad de sus colaboradores en el ámbito político que en el técnico.

De tal suerte que este nuevo episodio en lo que para Videgaray debe ser ya una pesadilla, en materia de su responsabilidad referente a la reforma hacendaria, significa un nuevo y muy duro golpe.

Porque estamos hablando ya de un desgaste, que además no podía esperarse se efectuara tan temprano en pleno inicio del régimen, ya que pone en entredicho los dos valores fundamentales para la permanencia en el circulo del poder y ni que decir si hablamos de otro tipo de aspiraciones hacia el futuro.

Para Videgaray la propuesta de reforma hacendaria se está convirtiendo en un obstáculo infranqueable, porque se espera que la iniciativa no pasara sin adecuaciones.

Tema que lo ha enfrentarlo directamente con las cúpulas empresariales y ahora con la representación de una fuerza política que se suponía aliada, lo que lo limita considerablemente y le resta poder.

En política el hilo siempre se rompe por lo más delgado y como ya señalábamos, Videgaray ha perdido el halo creado ex profeso mediáticamente, para presentarlo como un funcionario técnica y administrativamente súper dotado.

Por otro lado en materia política dadas sus características, propias de un talante autoritario que se trata de pretextar en la seriedad y sobriedad,  que incluso puede rayar en la soberbia, en la confrontación nada más y nada menos que con Cordero, por las razones que antes explicábamos, queda de manifiesto su incapacidad para sostener acuerdos.

Por algo bien se dice en la jerga coloquial política, que lo importante no es llegar, sino mantenerse y en este caso, aun y cuando la permanencia de Luis Videgaray en Hacienda no esté precisamente en riesgo todavía, la que sí lo está sin discusión, es la expectativa personal hacia el futuro.

Lo cual seguramente debe tener muy contentos en su fuero mas íntimo, tanto al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, como al Gobernador del Estado de México Eruviel Ávila, quienes van logrando paso a paso la consideración presidencial para en su momento ser considerados también aspirantes.

En conclusión a Videgaray le toco bailar con la más fea, y eso le puede resultar en costos personales muy elevados, por supuesto eso sin calcular, tan aficionado como es al tema recaudatorio, el aumento de su propio impuesto personal.

twitter@vazquezhandall



Etiquetas:   Política   ·   Impuestos   ·   Crisis Económica   ·   Gobierno   ·   Reforma Hacendaria

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18776 publicaciones
4733 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora