Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Chile   ·   Libros   ·   Filosofía Social   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Constitución   ·   Libre Pensamiento   ·   Revolución Francesa



Chilenos trabajólicos


Inicio > Ciudadanía
27/09/2013

811 Visitas



Según un estudio publicado en estos días, los chilenos somos los que más horas trabajamos entre los países que componen la OCDE, más que un alemán o francés, lo que ya es mucho decir. El problema es que nuestro rendimiento no es tan alto como el de ellos, con lo que se confirma la conocida regla: no es un tema de cantidad de horas invertidas, sino de la calidad y el empeño puestas en ellos. Lo último, no falta. Somos entregados, mostramos dedicación, compromiso y empeño. Falta sí, orden y mayor disciplina. Por lo mismo, es bueno tomar conciencia de las debilidades que dificultan ese mayor desempeño para superarlas y trabajar mejor. Y con esto no apunto a mayor productividad sino a hacer de los lugares de trabajo espacios más gratos, amables y felices. Por lo que las críticas hay que tomarlas en serio para poder mejorar.


Y es ese último punto el preocupante: La deficiente calidad del ambiente laboral. Por lo que muestran estos datos, pasamos mucho tiempo en nuestros lugares de trabajo. Ellos son casi un segundo hogar. Y es bueno que sea así. El punto es que creemos un buen ambiente, nos tratemos bien, seamos comprensivos, amables y constructivos. Una buena pregunta sería ¿le hago la vida fácil a quienes trabajan conmigo? ¿Soy cordial, atento, amistoso con quienes trabaja conmigo? Lamentablemente se escuchan muchas quejas de los compañeros y compañeras de trabajo. Cualquier dificultad es fuente de tensiones, discusiones, malos ratos. Quien trabaja conmigo no es una competencia, adversario, sino colega y, aún mejor, amigo. El buen ambiente no se logra por decreto sino pasa por una mejor disposición de cada cual. Es fácil echar la culpa culpa al empedrado. La autocrítica escasea en estos barrios. La inmensa mayoría de los chilenos trabaja en PYMES  por lo que tiene contacto con pocas y la misma gente siempre. Así y todo, las tensiones abundan, pudiendo ser ese pequeño espacio de vida un lugar placentero, amble y dignificante.

Hay que reconocer sí, que se han institucionalizado buenas costumbres empresariales, tales como las celebraciones de cumpleaños,  los aniversarios, fiestas de comienzo y fin de año. Pequeñas prácticas que ayudan al mejor desempeño y ánimo de cada cual. Al final del día, ganamos todos con ambientes laborales más amables.

Bueno será incorporar mejor a la fuerza laboral en la participación de la empresa o taller. Mientras más involucrado esté en el éxito o fracaso, tanto mejor será para todos. La consideración del trabajo como un simple insumo o costo, es un error. Hay que hablar de socios en un proyecto común, permitir así una identificación genuina con la fuente laboral. El trabajo dignifica al hombre. Que no sea solo trabajar más, sino hacerlo mejor, para ser más felices.

P.Hugo Tagle

Twitter: @hugotagle



Etiquetas:   Familia   ·   Trabajo   ·   Estrés

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18857 publicaciones
4745 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora