Salud y belleza: ¡Cómo transformarse desde adentro hacia afuera!



Es fácil caer en la trampa perfecta - la visión colectiva que sostiene que debemos ser diferentes de lo que somos para ser mejor evaluados, para ser merecedores de mayor abundancia o de amor. Descubra cómo liberarte de los pensamientos negativos y al mismo tiempo transformarte desde adentro hacia afuera.

 

Las modas van y vienen, a veces durando solo una estación. En menos de diez segundos te puedes cambiar de un viejo abrigo de invierno fuera de moda, a un modelo más reciente,  o cambiar la súper dieta de la semana pasada por otra más nueva y popular.

Inversamente, las intervenciones estéticas invasivas y/o modificaciones extremas del cuerpo no son fácilmente reversibles, y desafortunadamente no todas las intervenciones cosméticas tienen resultados exitosos.

Susan Thorpe, profesora de psicología en la Universidad de Surrey, en Gilford, Surrey, Inglaterra, experta en investigaciones sobre cirugía cosmética comenta, “la mayoría de las personas son motivadas a realizarse cirugías cosméticas debido a insatisfacciones con su imagen corporal. Quieren verse normales, esto es, no quieren destacarse de manera obvia o tener semblantes que causen comentario o les hagan sentirse acomplejadas”.1

¿Cómo estos procedimientos cosméticos afectan psicológicamente a los pacientes?

Un análisis de 37 estudios realizados por la American Psychological Associacion en 2005,  realizados por la trabajadora social Roberta Honigman, la psiquiatra Katharina Phillips, MD, y el médico David Castle, MD, sobre la función psicológica antes y después de una cirugía cosmética, sugiere resultados positivos en pacientes, incluyendo mejoras en su imagen corporal y posiblemente un nuevo incentivo en su calidad de vida. 2

Sin embargo, la misma investigación, publicada en la revista periódica Plastic and Reconstructive Surgery, abril 2004, también encontró numerosos indicadores de resultados menos exitosos, particularmente en aquellos pacientes que presentan trastornos de personalidad, con historias de depresión y ansiedad, también con aquellos que pensaron que la cirugía podría salvar una relación o aquellos que pudieran tener expectativas no realistas sobre el resultado del procedimiento. Algunos estudios han ido tan lejos como asociar la insatisfacción sobre los resultados de una cirugía cosmética con la aparición de tendencias suicidas.

En su libro Imperfect Spirituality [La espiritualidad imperfecta] la autora y oradora motivacional, Polly Campbell, refiere a lo que ella llama la trampa perfecta, “una visión colectiva que compartimos y que sostiene que debemos ser diferentes de lo que somos para ser mejor evaluados, para ser merecedores de mayor abundancia o de amor, en general para ser merecedores de lo todo lo bueno que hay en la vida”. La autora explica que “las personas que se entrampan en este modo de pensar se pasan la vida tratando de llegar a ser suficientemente buenas en vez de ser proactivas y expandirse hacia una sabiduría universal.”3

Entre los años 45- 64 D.C. San Pablo advirtió sobre la importancia de liberarse de modos de pensar similares y así lograr ser cambiados desde adentro hacia afuera: “No te amoldes tan bien a tu cultura que te adaptes a ella sin siquiera pensarlo. En vez de eso, fija tu atención en Dios y serás cambiado desde adentro hacia afuera” (Romanos 12:2, The Message, interpretación de Eugene Peterson, traducción libre).

Mary Baker Eddy, estudiosa de la Biblia y renombrada activista Cristiana a nivel mundial, ofrece dos definiciones contrastantes con respecto a la belleza:

“La belleza es una cosa de la vida, que mora por siempre en la Mente eterna y refleja los encantos de Su bondad en expresión, forma, contorno y color.”

“La belleza de las cosas materiales, efímera y fugaz como la creencia mortal, se desvanece. La costumbre, la educación y la moda dan forma a las normas pasajeras de los mortales”.4

Resulta alentador observar cómo hoy la sanación espiritual puede beneficiar a todos. Conozco el caso de una joven que estuvo luchando por mucho tiempo con un desorden alimenticio. Eligió un tratamiento metafísico para encontrar su salud. Después de un año, además de quedarse sanada de su problema de alimentación, dejó de usar lentes ópticos. Ella alcanzó su curación, cuando se dio cuenta que no se trataba de cómo se veía ella a sí misma, sino cómo Dios realmente la veía a ella, como Su hija amada.

En la medida que descubrimos y apreciamos nuestras cualidades espirituales que vienen de Dios, tales como la honestidad, la inteligencia, la pureza y el gozo, empezamos a vernos como Dios nos ve – como hermosas, saludables y completas expresiones de Dios.

¡Y esto nunca cambiará o pasará de moda, sino que nos transformará desde adentro hacia afuera!

Melanie Harrington de Alcázar es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Chile.

chile@compub.org

Imágen: (c) GLOW IMAGES

1)      http://www.apa.org/monitor/sep05/surgery.aspx

2)      http://www.apa.org/monitor/sep05/surgery.aspx

3)      http://www.coasttocoastam.com/show/2013/04/19

4)      http://www.cienciacristiana.net/marybakereddy

 



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






Salud y belleza: ¡Cómo transformarse desde adentro hacia afuera!


Es fácil caer en la trampa perfecta - la visión colectiva que sostiene que debemos ser diferentes de lo que somos para ser mejor evaluados, para ser merecedores de mayor abundancia o de amor. Descubra cómo liberarte de los pensamientos negativos y al mismo tiempo transformarte desde adentro hacia afuera.

 

Las modas van y vienen, a veces durando solo una estación. En menos de diez segundos te puedes cambiar de un viejo abrigo de invierno fuera de moda, a un modelo más reciente,  o cambiar la súper dieta de la semana pasada por otra más nueva y popular.

Inversamente, las intervenciones estéticas invasivas y/o modificaciones extremas del cuerpo no son fácilmente reversibles, y desafortunadamente no todas las intervenciones cosméticas tienen resultados exitosos.

Susan Thorpe, profesora de psicología en la Universidad de Surrey, en Gilford, Surrey, Inglaterra, experta en investigaciones sobre cirugía cosmética comenta, “la mayoría de las personas son motivadas a realizarse cirugías cosméticas debido a insatisfacciones con su imagen corporal. Quieren verse normales, esto es, no quieren destacarse de manera obvia o tener semblantes que causen comentario o les hagan sentirse acomplejadas”.1

¿Cómo estos procedimientos cosméticos afectan psicológicamente a los pacientes?

Un análisis de 37 estudios realizados por la American Psychological Associacion en 2005,  realizados por la trabajadora social Roberta Honigman, la psiquiatra Katharina Phillips, MD, y el médico David Castle, MD, sobre la función psicológica antes y después de una cirugía cosmética, sugiere resultados positivos en pacientes, incluyendo mejoras en su imagen corporal y posiblemente un nuevo incentivo en su calidad de vida. 2

Sin embargo, la misma investigación, publicada en la revista periódica Plastic and Reconstructive Surgery, abril 2004, también encontró numerosos indicadores de resultados menos exitosos, particularmente en aquellos pacientes que presentan trastornos de personalidad, con historias de depresión y ansiedad, también con aquellos que pensaron que la cirugía podría salvar una relación o aquellos que pudieran tener expectativas no realistas sobre el resultado del procedimiento. Algunos estudios han ido tan lejos como asociar la insatisfacción sobre los resultados de una cirugía cosmética con la aparición de tendencias suicidas.

En su libro Imperfect Spirituality [La espiritualidad imperfecta] la autora y oradora motivacional, Polly Campbell, refiere a lo que ella llama la trampa perfecta, “una visión colectiva que compartimos y que sostiene que debemos ser diferentes de lo que somos para ser mejor evaluados, para ser merecedores de mayor abundancia o de amor, en general para ser merecedores de lo todo lo bueno que hay en la vida”. La autora explica que “las personas que se entrampan en este modo de pensar se pasan la vida tratando de llegar a ser suficientemente buenas en vez de ser proactivas y expandirse hacia una sabiduría universal.”3

Entre los años 45- 64 D.C. San Pablo advirtió sobre la importancia de liberarse de modos de pensar similares y así lograr ser cambiados desde adentro hacia afuera: “No te amoldes tan bien a tu cultura que te adaptes a ella sin siquiera pensarlo. En vez de eso, fija tu atención en Dios y serás cambiado desde adentro hacia afuera” (Romanos 12:2, The Message, interpretación de Eugene Peterson, traducción libre).

Mary Baker Eddy, estudiosa de la Biblia y renombrada activista Cristiana a nivel mundial, ofrece dos definiciones contrastantes con respecto a la belleza:

“La belleza es una cosa de la vida, que mora por siempre en la Mente eterna y refleja los encantos de Su bondad en expresión, forma, contorno y color.”

“La belleza de las cosas materiales, efímera y fugaz como la creencia mortal, se desvanece. La costumbre, la educación y la moda dan forma a las normas pasajeras de los mortales”.4

Resulta alentador observar cómo hoy la sanación espiritual puede beneficiar a todos. Conozco el caso de una joven que estuvo luchando por mucho tiempo con un desorden alimenticio. Eligió un tratamiento metafísico para encontrar su salud. Después de un año, además de quedarse sanada de su problema de alimentación, dejó de usar lentes ópticos. Ella alcanzó su curación, cuando se dio cuenta que no se trataba de cómo se veía ella a sí misma, sino cómo Dios realmente la veía a ella, como Su hija amada.

En la medida que descubrimos y apreciamos nuestras cualidades espirituales que vienen de Dios, tales como la honestidad, la inteligencia, la pureza y el gozo, empezamos a vernos como Dios nos ve – como hermosas, saludables y completas expresiones de Dios.

¡Y esto nunca cambiará o pasará de moda, sino que nos transformará desde adentro hacia afuera!

Melanie Harrington de Alcázar es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Chile.

chile@compub.org

Imágen: (c) GLOW IMAGES

1)      http://www.apa.org/monitor/sep05/surgery.aspx

2)      http://www.apa.org/monitor/sep05/surgery.aspx

3)      http://www.coasttocoastam.com/show/2013/04/19

4)      http://www.cienciacristiana.net/marybakereddy

 




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE