Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Crisis Económica   ·   Internet   ·   Transformacion Digital   ·   Odontología   ·   Auditoría   ·   Economía   ·   Medicina   ·   Ecuador



Linchamiento y estridencia por el “paro” universitario (I de III)


Inicio > Política Nacional
22/09/2013


1960 Visitas



Los siguientes tres artículos estarán dedicados en su totalidad al conflicto magisterial, abordándolo desde la perspectiva de su interacción con la comunidad estudiantil universitaria, dando espacio, también, a la denuncia pública de los intentos de intimidación por parte del gobierno, particularmente, del capitalino.


Luego de que los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) llamaran a un paro nacional los días 17 y 18 de septiembre en respuesta al insultante despliegue de fuerzas capitalinas y federales en torno al Zócalo de la Ciudad de México, acción que redundó en la expulsión violenta de los maestros, millares de estudiantes de educación media superior y superior, inscritos en escuelas públicas y algunas privadas, se dieron cita en asambleas multitudinarias que, según los testimonios recogidos, superaron la afluencia histórica a eventos de esa naturaleza.

La mayoría de esas asambleas, fruto intempestivo de la urgencia y gravedad del contexto, optaron por “parar” las universidades en distintas modalidades. Ya fuera con un paro “activo” o “total”, instituciones públicas como algunas facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y su bachillerato, o tres de las cinco unidades de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), decidieron solidarizarse así con la disidencia magisterial.

Al respecto, la andanada de vituperios y adjetivaciones del que ha sido objeto el movimiento magisterial por buena parte de los medios masivos de comunicación se trasladó a los estudiantes universitarios. Nada nuevo si atendemos al inequívoco papel que dichos medios han representado a lo largo de la historia contemporánea de México, aliados imperturbables de la administración en turno. Su discurso, lleno de racismo y clasismo, tiene un nuevo destinatario.

Nada nuevo bajo el viejo sol mexicano. Sin embargo, más allá de la consabida deformación de la realidad que campea en buena parte de la sociedad mexicana en vista de  la influencia avasalladora de los medios masivos de comunicación, es alarmante que sujetos socialmente privilegiados, como los estudiantes universitarios, beneficiados con la impartición de educación científica y en continuo ejercicio de sus facultades cognitivas para la creación de conocimiento científico, adopten y reproduzcan la postura de los medios, sin mediar matices, sin someter dicha “información” a un elemental ejercicio de contraste frente a la realidad. Una parte importante de los universitarios, como se leerá a continuación, abandonaron el más mínimo atisbo de sentido crítico.

Tomaré como referencia, por ser el medio en el que me desenvuelvo académica y socialmente, lo acaecido recientemente en la UAM, unidad Iztapalapa, una entre las 15 instituciones públicas que decidieron irse a paro en apoyo y solidaridad con la CNTE. Los comentarios y opiniones recogidos por parte de quienes se posicionaron contra el paro en la universidad pueden verificarse en diferentes redes sociales, particularmente, en la plataforma de Facebook.

Luego de conocerse la decisión, por parte de una asamblea en la universidad convocada para tal efecto, de sumarse al paro nacional propuesto por la CNTE, las redes sociales fueron testigo de una inusual andanada de odio contra quienes efectuarían lo acordado en la reunión referida.

Les llamaron “huevones”, “culeros”, “pagados”, “jodidos”- la lista de insultos fue recortada por el que esto escribe en vista de lo aburrido que sería nombrar todos los demás insultos sin imaginación que pude leer, y es que hasta para insultar hay que tener cierto grado de creatividad-. Hubo quienes dijeron estar dispuestos a “partirles su puta madre” con tal de recuperar las instalaciones de la institución.

Algunos tantos pedían reaccionar de la misma manera que lo hicieron en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, donde un grupo porril, la Federación de Estudiantes de Acatlán, “recuperó” violentamente las instalaciones de esa institución (véase El Universal Digital 18/09/2013). Elogiando indirectamente  la acción de grupos porriles dentro del contexto universitario.

Otros más, con ánimo proclive al diálogo pero carentes de espíritu argumentativo, recurrieron al manido argumento de habérseles coartado su derecho  a la educación, argumento tramposo si consideramos que, históricamente, es el Estado uno de los responsables directos de la falta de acceso a la educación. Si no, citemos al recientemente nombrado rector general de la UAM, Dr. Salvador Vega y León, quien declaró para el diario La Jornada (edición impresa del 12/09/2013) que sólo con recursos extraordinarios la UAM podrá aumentar su matrícula presencial. ¿Y los jóvenes que a causa de que el Estado no invierte más en universidades como la Autónoma Metropolitana no pueden estudiar, qué, acaso, no se les está violando su derecho a estudiar?

Otros pocos optaron por poner manos a la obra y concluyeron que sería una buena idea confrontar físicamente a quienes sostenían el paro universitario. Acción que, afortunadamente, abandonaron.

Cada vez que la razón se sacrifica en aras de la ignorancia, la violencia manda. Cuando los prejuicios anteceden a la comprensión de los fenómenos sociales, la universidad, centro y motor intelectual de la sociedad, pierde una batalla.

Revertir la oleada de ignorancia sobre los intríngulis del conflicto magisterial y comunicar eficazmente, dándole la vuelta a los medios que transmiten información de acuerdo a sus intereses, es una misión vital para los maestros de base de la CNTE y quienes los apoyan. Dejar atrás la estridencia de los medios, para darle espacio al análisis sosegado, es un nuevo y desafiante reto para la universidad y los universitarios.



Etiquetas:   Educación   ·   Universidad   ·   Estudiantes   ·   CNTE   ·   UAM

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21010 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora