Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Ética   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Ciencias   ·   Moralidad   ·   Libros   ·   Novela



Néstor y Héctor


Inicio > Comunicación
01/09/2013


2826 Visitas



Luego de cuatro años de promulgada la Ley de Servicios Audiovisuales, finalmente, la demanda de "inconstitucionalidad" de Grupo Clarín  llegó a la Corte y después de estas dos audiencias, el máximo tribunal y última instancia judicial, deberá determinar.


La pregunta que detallamos en la fotografía, fue una, de la larga serie de consultas, que le hicieron los miembros del tribunal a ambas partes, en este caso al gobierno.

No parecían tan poderosas ninguna de las dos partes, o bien la estrategia de ambos, fue ponerse en el lugar del afectado, del perseguido,  del débil, en suma, de la victima. No se escuchó  de los representantes de Clarin, que a los jueces, los llamaran por su nombre: Lorenzetti, Zaffaroni, Argibay... como lo hacen en los noticieros y programas de política. Tampoco que los representantes del Gobierno, los llamen "viejos decrépitos" o hagan mención que a "ellos no los elige el pueblo", mucho menos que "los jueces no gobiernan" y ni se les ocurrió mencionar "que deben pagar impuesto a las ganancias". Nada de eso. Al contrario, todos se mostraban distantes y respetuosos - los de Clarín - amables y correctos - los representantes del gobierno- no parecían los de siempre. ¿Hipocresía, un poco de realidad? no lo se, lo cierto, es que sus expectativas profesionales, sus objetivos políticos, sus intereses económicos y la disputa por el poder, está en manos de esos jueces.

No mencioné libre expresión, democracia, todas las voces, libertad de prensa, derechos de los ciudadanos, derechos humanos... y un largo listado de frases de enormes y profundos contenidos y significados, que ambas partes si mencionaron. Y no lo hice, porque hago periodismo y hacer periodismo, es reflejar la realidad, al menos,  la que con nuestras limitaciones, podemos ver. Y si bien todos esos profundos conceptos, están en juego - para la sociedad - pese a que ambas partes los mencionaron y los utilizaron, no les importan a ninguno de los dos. No importa cuanto digan las partes, la lucha es por poder. Es la misma lucha, que comenzaron solo dos hombres: Néstor y Héctor y que casi cinco años más tarde, involucra a toda la sociedad, e incluso a la opinión de entes internacionales. Esa nota que escribió Lanata en 2008 en Critica de la Argentina, "Enemigos Íntimos" no solo anticipaba, la puja que se venía, si no también, este final vacío de realidad.

En una parte Lanata decía :

" En realidad, el poder es de uno solo, y el otro cree que también lo tiene. Uno pelea, desde hace un tiempo, contra la Muerte, y el otro pelea contra la Historia. Los dos saben que van a perder, pero eso no les impide lanzar enloquecidos manotazos en el ring vacío. Los dos, más de una vez, se han preguntado por qué carajo están ahí. Los dos supieron, también, hace muchos, muchos años que ya no podían volver atrás".

El periodismo se debe remitir a  hechos y no es su función hacer predicciones, futurología o acertar en qué va a pasar. Indudablemente Lanata, le hizo honor a la profesión y supo capturar la foto de ese momento. Lo paradójico, es: el que "peleaba con la muerte" está vivo, peleando con la historia y el que "peleaba con la historia" está muerto y ya es historia. Lo que no es tan fácil acertar, aún hoy y con la serie inimaginable de situaciones, que se generaron a partir de su pelea, es ¿donde está el poder?

Clarín, entre lo que consiguió con el menemismo y lo que luego le dio el kirchnerismo, acumuló más poder económico, estructural y mediático, que nunca antes en su más de medio siglo de historia.  Néstor Kirchner en 2002 con un desconocimiento público de más de 50%, con el apoyo de Duhalde, los aliados que consiguió el Grupo Calafate y sobre todo, la inestimable campaña de Clarín del "salvador patagonico" llegó a la presidencia de la Nación en 2003. Pero ¿fue suficiente el apoyo y la comunicación de Clarín a favor de Néstor, para llegar a presidente? de ningún modo. Es más, de hecho Kirchner en primera vuelta perdió con Menem por un 2%. Algunos dirán, bueno no es mucho, Menem venía de gobernar una década el país y a Kirchner, pocos lo conocían. Pero justamente ahí está la contradicción, el riojano tenía, no solo a Clarín, sino a todos los medios de comunicación masiva, culpándolo y haciéndolo responsable del crac de 2001 por su corrupción.  ¿Curioso no? él candidato que todos los medios denostaban le ganó, al que Clarín y Cristina, que recorrió desde el programa de Leuco, al de Grondona, posicionaban como el salvador.

Pero los temores (no quiero usar como periodista términos psicológicos, se abusa de eso) de Néstor recién comenzaban.

Apenas asumió la presidencia, más allá que la relación con Clarín era inmejorable, hasta le mostraban las portadas del diario del domingo en Olivos, igual  fue por los demás medios. A los canales de aire, les condicionó "prorrogas" que se vencían, la reglamentación de la "Ley de Patrimonios Culturales" que los salvaba de ser embargados por deudas internacionales y otros beneficios;  a que "no haya programas de política y opinión en los canales de aire". 

Tampoco le alcanzó con eso, entonces a la productora, que tenía los Canales: P+E y el Gourmet.com, les comunicó a  su modo, que  las recetas de cocina no le iban a hacer mal a nadie, pero las económicas si, "cerra el canal de Política y Economía y todos amigos"aseguran allegados a Pramer. 

Eliminó la crítica molesta, aún la más mínima y de poco impacto.

P+E no era un canal de los más vistos, pero tenía programas muy críticos del peronismo, la heterodoxia económica y los discursos populistas, ¿para que dejarlo, aunque lo miren solo unos pocos, un nicho como se dice y de un sector social? Algunos de esos programas se refugiaron en Metro que también era de Grupo Clarín y otros  buscaron lugar en A24 y Canal 26 sin suerte la mayoria. Otros hasta en TN intentaron, pero ahí solo trabajan los periodistas de Clarín.

Durante esos primeros años, luego de sacar del aire a todos los críticos ideológicos y políticos, con Clarín y la mayoría  medios de su lado (a excepción de algunos programas críticos como TVR en ese momento, y periodistas como Lanata, Castro o Víctor Hugo), llegó al 2005. Así,  Canje de Deuda exitoso de por medio y  habiendo "salido del infierno" como él repetía permanentemente ,  en aquellas Legislativas, volvió a perder. ¿Qué increíble no? Néstor había hecho tanto (daño) para que no haya en los medios, ni siquiera en los más elitista o pequeños, voces criticas y sin embargo la gente no lo apoyó con su voto. 

¿La gente o el PJ? 

Esa es la pregunta, pero a la vez respuesta, el PJ. Kirchner había roto con la verticalidad del partido, al llegar al poder con Duhalde y usar su equipo económico y luego darle la espalda. Era común escuchar de Cristina y otros voceros oficialistas, frases como "Pejotista de Conurbano" La horizontalidad que mostraba (o vendía, ya que mucho de eso era cooptado y no por convicciones) incluía a grupos sociales, grupos de DDHH y sectores de Izquierda, que apoyaban su avances legislativos. Cómo ya desde esa época el kirchnerismo era un "pagador serial" de deuda externa, a la Izquierda, le tuvo que vender lo de "el desendeudamiento y la independencia" del FMI, cuando todos sabemos y está documentado, que el Fondo ofreció a los países deudores de la región, algunos beneficios si pagaban al contado su deuda. 

Así como no fue idea de Néstor Kirchner pagar al contado, la derogación de leyes de impunidad, tampoco surgieron de su creatividad, si bien si le puso decisión política. El Caso Poblete en 2001, ya había dictado la primera inconstitucionalidad de Obediencia Debida y Punto Final. Su Juez quien luego fuera ya retirado, socio de Lanata en Critica de La Argentina y estos últimos años, el "demonizado" abogado defensor de Ernetista Noble, Gabriel Cavallo, fue el primer magistrado en repudiar estas leyes. A esto se sumo, que el Juez Garzón de España, solicitó la extradicción del represor Chilingo. Ya no había posibilidad de omisión, dos jueces, uno argentino y otro español iban contra las leyes de impunidad, Kirchner no podía no responder. Todas estas acciones, si bien muy valorables para la sociedad (que las valora, vamos a ser honestos, no todos lo hacen) y pasto para su nuevos aliados, progresistas, de izquierda y defensores de los DDHH, en realidad a los Peronistas, Pejotistas o como se les quiera llamar, no les importaba. Lo que si les preocupaba, es que su "modelo" los dejaba cada vez más afuera del poder. Se lo hicieron notar en 2005, por lo que en 2007 Néstor, no dudó en incluir a todo el aparato.

 No era sencillo, Carrió enfrente ya lo llenaba de denuncias.  En nada más que cuatro años Néstor había sumado mucho, para que la candidata opositora lo expusiera. No tenía margen de error, la imagen positiva que él sumaba, pero se caía unos 20 puntos en las mediciones de intención de voto, cuando se preguntaba por Cristina. El que ayudó "oponiéndose" en esa elección fue Lavagna, que le sacó votos a Carrió. Así los radicales tuvieron de candidato a Presidente a un Peronista y no se llegó al balatoje.

En esa campaña Cristina solo dio una entrevista exclusiva, antes de ser presidenta, y fue a Bonelli y Sylvestre para A dos Voces de TN. Clarin todavía seguía apoyando, los periodistas críticos importantes, eran los mismos, Diego Gvirtz se convertía al Kirchnerismo ( o a sus fondos) y desde el Canal 13 todavía, con TVR empezaba a criticar opositores y omitir errores del gobierno, todos comenzaron a girar, era evidente, que el kirchnerismo había llegado para quedarse y que rotando entre Néstor y Cristina alternativamente, podían gobernar 20 años o más. Clarín apoyaba, pero alternaba, podía hacerlo.

Si antes le había dado lugar al PJ despreciado por Néstor, ahora que todos estaban juntos, era más sencillo. Había idas y vueltas, roces, nada muy serio, Alberto Fernández terminaba arreglándolo. Pero el conflicto con el campo y la raya que trazó el kirchnerismo, obligó a todos, a estar de un lado o del otro. Ya no había vuelta atrás, el pensamiento binario, el nuevo relato de la historia y los nuevos amigos y enemigos, estaban lanzados. Clarín debía elegir, hoy viendo a la distancia, creo que de haber quedado del lado del gobierno, hubiera provocado tal desequilibrio de poder, que el final de la historia, que todavía estamos lejos de ver, sería impensado.

" En realidad, el poder es de uno solo, y el otro cree que también lo tiene" decía Lanata en 2008 y empiezo a aceptar que es así. Clarín siempre puede cambiar de lado, apoyar a uno u otro indistintamente y a la vez, cuando hace falta, ponerse del lado de la sociedad. Estar con el que tiene poder, mientras lo tiene (algo que coincide con lo que la sociedad hace) y luego enfrentarse a medida que ese poder disminuye y los errores de gestión son más visibles. eso sin duda, es tener poder, sin luchar por conseguirlo, sin tener que rendir cuentas por ese poder y tan solo con pequeñas transiciones, volver a tenerlo.

Indudablemente, el poder es de uno, aunque todos los demás que pasen cerca de él, crean que también lo tienen. 

Lo cierto es que Néstor en 2009, acompañado esta vez, por Daniel (Scioli) y Sergio (Massa) volvió a perder , ahora si sus temores infundados, se materializaban en realidad. No tuvo la menor duda, no hizo la más mínima autocritica, no se preguntó cuánto había cambiado el modelo y los modales, del gobierno, su esposa en el poder. No valoró que si bien Clarín le había vendido a la sociedad, la "sucesión matrimonial" en el máximo poder de la nación, como "normal" la gente, castigada por la crisis económica, empezaba a darse cuenta de la poca calidad democrática. Nada de eso advirtió, sin más culpó a Clarín y sus críticos por la derrota frente a De Narváez.

Entonces creyó que la comunicación, la información que le llega a la sociedad, es lo que define el poder. Y se volvió a equivocar. No ser realista fue quizá su peor error. Nunca se atrevió a reconocer de si mismo, que cada una de las elecciones en las que participó, fuera de Santa Cruz, perdió. Era más fácil creer que los medios en su contra, le hacían perder, sin advertir, que la gente cree en el discurso del gobierno o en el discurso mediático, solo cuando este, se relaciona, con lo que vive. Pero era demasiada modestia, que Kirchner no tenía, para reconocer, que a él no le creyó la gente. Así apostó todo a la comunicación y a controlar la información.

El poder de la información, es hoy y será en el futuro, el más importante. Pero el que cree que la información es gratis, se equivoca. La información (la real, la profesional, la veraz) que nos hace anticiparnos a hechos, que compromete a figuras poderosas, que evita desastres de todo tipo, que puede llevar a la justicia hechos y personajes, que beneficia en la economía o nos hace hacer buenos negocios, esa información, es cara. La otra, la que conocemos, la que nos llega a nuestras casas, nuestros dispositivos móviles o que podemos leer en un diario, esa información de bajo costo, no es la importante. Esa información es la que "alguien" más paga, que no somos nosotros, para que nos llegue a bajo costo, o bien para que no nos llegue la otra, la importante.

Por eso es la furia de Cristina y el gobierno, ellos pagaron fortunas incalculables de dinero (publico) para que la información (el relato) llegue a la sociedad y fracasaron. Y Clarín en cambio, haciendo lo que saber hacer y hace siempre, y con pocas perdidas, para estar enfrentado nada menos que a un gobierno, lograron hacer llegar a la sociedad, lo que quisieron. 

No es fácil ver el valor (o precio) de la información, porque es un intangible, se negocia a cada paso, cada paso tiene sus costos. Pero si todos contáramos, con los recursos económicos necesarios, para producir la información, seguramente, viviríamos en una sociedad distinta y no solo otros tendrían el poder, si no que el propio concepto de poder, sería otro.

Si cada duda que existe sobre determinados funcionarios, políticos, candidatos y hasta periodistas, tuviéramos la capacidad (económica) de resolverla, para bien o para mal, estos personajes, ocuparían otro lugar en el poder.

Si pudiera por ejemplo acceder a la base de datos que conforman todas las declaraciones de riquezas de Cristina y otros políticos y funcionarios y tuviera la capacidad contable (un equipo técnico que es muy caro) para analizar y cruzar datos de esos documentos, con otros relacionados, la información final que surgiera de eso, sería muy importante, pero además muy costosa.

Como también sería costoso, investigar a proveedores de Obra Pública, relacionados a otros Gobiernos, no solo el de Cristina, el de Massa o Macri por ejemplo. Más caro sería, conseguir una copia, que muchas fuentes de inteligencia aseguran, hay en la SI del Titulo de Propiedad del Departamento de Massa en Miami. 

Tampoco sería barato conseguir datos fehacientes sobre la "rezonificación" de tierras en el municipio de Tigre, que aseguran fuentes, a Massa, le dio tantos beneficios

Costaría comprar muchas voluntades policiales, conocer los nombres de los narcos, que a la vez son punteros políticos y saber para que partido o frente trabajan.

Y cito a Massa, a Macri y hasta podría incluir a Scioli, porque Clarín aunque la tuviera (la tiene) a esa información, no la compartiría con la sociedad (son los Néstor de 2003, hoy ellos)

Casi cualquier información importante, de esas que son capaces de cambiarlo todo, un Watergate por ejemplo, aquí en Argentina costaría mucho dinero. No tenemos un Garganta Profunda, uno de adentro que sea honesto y sienta que la información es un derecho.

Esto me recuerda una frase brillante, brillante como ella y sus pensamientos, que de leerla, aprendo y aprendí a quererla en twitter Pato  @Lahijamayor_  que hasta hace poco decía en su bio "Nunca fui más sincera que cuando dije que te mentía" Quizá desde el periodismo, ya que los medios y mucho menos los multimedios, no lo van a hacer, deberíamos ser más honestos con la sociedad y decirles la verdad.

Decirles, que la información que damos, es la que alguien paga, para que la demos.

Que la información que no damos, es por lo mismo, alguien paga para que no la demos.

Pueden ser gobiernos, grupos de poder, empresas, corporaciones o solo que el medio siga siendo parte del poder. 

Pero lo que decimos y lo que no decimos, alguien lo paga, para que sea así.

Por eso la respuesta, más honesta que podemos dar, como periodistas, más allá de lo dijo la abogada de Gobierno y la de Clarín, cuando la Corte les preguntó de distintos modos, en varias oportunidades 

¿Porque hasta 2009 no se objetó la posición dominante de Clarín? 

Es que Néstor y Héctor, eran amigos.



Etiquetas:   Comunicación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Leyes   ·   Gobierno   ·   Justicia   ·   Néstor Kirchner   ·   Ley de Medios   ·   Corte Suprema   ·   Diario Clarin

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Max Berisso, sabe que pablo , yo soy el unico que ve , tras las regulaciones sobre contenido autoctono que esta ley especifica y las limitaciones a repeticiones de otros medio que se atenta contra la union nacional ? me pregunto ¿ que tiene en comun un fueguino y un jujeño ? me respondo quizas equivocadamente : mirtha legrand y tinelli . eso es lo que queda sin educacion publica , sin colimba , sin otros medios de integracion de clases y regiones . solo nos resta la tv . que mirtha y marcelo sean los elegidos descorazona pero es un juicio de valor innecesario e impertinente aqui . el pinto es esta otra pregunta ¿ cuanto tardara jujuy y tierra del fuego en poseer dificultades idiomaticas para entenderse ?
punto .





Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18774 publicaciones
4733 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora