Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Ética   ·   Filosofía   ·   Derecho Civil   ·   Libre Pensamiento   ·   Libertad de Expresión   ·   Libertad de Pensamiento   ·   Derecho



!Una buena noticia, por el amor de Dios¡


Inicio > Ciudadanía
24/08/2013


1370 Visitas



Siempre en Periodismo se enseña que las buenas noticias no son noticias. Voy a intentar establecer lo contrario, que no es necesario que un hombre muerda un perro para que sea noticia, que el día a día, el inventar cada mañana una sonrisa – pese a los noticieros crónicos de la noche anterior- sí puede ser noticia, una buena noticia.


En Chile, hay una ola cívica subterránea que no es noticia, no quieren que sea noticia, pero va cundiendo de voz en voz, va despertando a mucha gente joven y podrá adquirir el día de mañana ribetes de tendencia transversal, generalizada. Son miles y miles de familias que están optando por volver a los hábitos familiares de conversación, de compartir la mesa, de apagar celulares, de mirarnos a los ojos y conversar, como se hacía antes, para conocerse y respetarse, para entenderse y para tolerarse. La campaña mundial que ha llamado a dejar de ser autistas y recuperar el sentido mágico de mirarse a los ojos, es una gran noticia.

No de trata de una conversación colectiva guiada, donde te permiten automáticamente colocar un idiota “me gusta” sino de una conversación que puede partir con una simple pregunta: “¿Cómo fue tu día?” “¿Cómo te sientes?” 

En este mundo enmarcado en el feroz individualismo, donde nos prefabrican placebos de participación ciudadana, donde nos manipulan y desinforman, podemos dejar de lado el twitteo y sentarnos frente a frente a re-conocernos. Basta de vivir vidas ajenas, basta de reality shows, queremos ser protagonistas de un nuevo diálogo, donde surja el respeto al adulto mayor porque lo dejamos que nos cuente su vida, su tiempo. Nada peor que una sociedad mutilada y sin historia. Cuando esta buena noticia invoca el diálogo, no nos invita a ver como conversan otros en la televisión o la radio. Nos llama a construir nuestras propias conversaciones, en familia, en los barrios, en el trabajo, con la pareja, con los hijos. ¿Sabes tú lo que piensan del sexo los púberes y adolescentes? ¿Crees que llenar a tu hijo de objetos es demostración de amor? ¿Has pensado el daño que le haces al darle todo y no exigirle deber alguno?

Son temas candentes que necesitamos hablar, pero no por los medios de prensa, sino en casa, en el barrio, en el centro de padres y apoderados, en la junta de vecinos, en el consorcio del condominio. La odisea de volver a conversar y compartir es la gran buena noticia que rompe con esos productos envasados que quieren poner en nuestra agenda diaria. ¿No entienden que estamos cansados que cada mañana nos atosiguen con los problemas de tránsito de Santiago? Si uno vive en medio del desierto o en el frío magallánico, mene frega lo que ocurre en Santiago. Queremos hablar de política, pero no de farándula, de que me dijo, le dije, dijeron. Quiero llevar mi propia conversación y si eso requiere que me desconecte, en buena hora, porque vale más, compartir – por qué no usando las modernas tecnologías- con mi hija y mis nietas en un hangout de Google +, donde conversamos, reímos, nos queremos, aunque sea a la distancia, que estar escribiendo o haciendo copy-paste en los muros de personas a quienes jamás he visto en persona.

La campaña para volver a mirarse a los ojos, dejando de ser un simio cibernético que mira las pantallas de su IPod, recuperando sensatez, sentido común, identidad, conocimiento ancestral que llega a través de la tradición oral. A través de la conversación superamos edades o brechas generacionales, creamos afectos, volvemos a ser gregarios, podemos volver a citarnos a tomar un tecito, reponiendo las confianzas, entendiendo que la felicidad es darse a los demás, partiendo por quienes supuestamente amamos y nos aman. Gracias a Dios, una buena noticia.

@hnarbona en Twitter.







Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Política   ·   Familia   ·   Cultura   ·   Sociedad   ·   Individualismo   ·   Identidad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17924 publicaciones
4576 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora