Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Empresas   ·   Libros   ·   Lectura   ·   Economía   ·   México   ·   Censura   ·   Andrés Manuel López Obrador



Reflexionemos Acerca de la Libertad de Expresión


Inicio > Política Nacional
08/06/2011


1523 Visitas



“En México el Día de la Libertad de Expresión se remonta a los tiempos de don Benito Juárez García, ex presidente de México, quien legisló para que los mexicanos se expresen libremente, derecho que se vio falto durante el Porfiriato. Aun cuando se restringía este derecho, muchos periodistas desde su trinchera lucharon por manifestar sus opiniones, tal es el caso de la tulancinguense María Luisa Ross Landa, quien fue la primera reportera mexicana que se hizo periodista justamente en la Revolución.La lucha por la libertad de expresión nos corresponde a todos, ya que es la lucha por la libertad de expresar nuestro propio individualismo. Respetar la libertad de los demás a decir cualquier cosa, por más ofensiva que la consideremos, es respetar nuestra propia libertad de palabra’’.


 

A partir del 7 de junio de 1951 que el Presidente Miguel Aleman Valdez establecio ese dia para festejar la libertad de expresión se quedo esta costumbre en nuestra sociedad y desde entonces los gobiernos en turno e incluso diversos grupos sociales y políticos lo dedican para de alguna manera reconocer el trabajo que hacemos los periodistas y comunicadores. “En 1976, el presidente Echeverría añade a esta celebración, la entrega en este día, del Premio Nacional de Periodismo a los más destacados miembros de la prensa escrita y electrónica por sus trabajos desarrollados durante el año anterior en los diversos géneros periodísticos. A lo largo de la historia de México, las relaciones entre la prensa y el gobierno han sido muy complejas, contradictorias y costosas. Los artículos de nuestra Constitución Mexicana que sustentan la libre expresión son: Artículo 6o.La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado. Artículo 7o.Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública’’. la relación entre los sectores sociales y la prensa se vuelve más tirante y tensa cuando los comunicadores señalamos o publicamos aquello que deja al descubierto las cosas que se están haciendo mal, que representan un abuso, que demuestran un exceso, que exhiben o desnudan las debilidades humanas, llámense estas económicas, políticas, de parentesco e incluso sexuales. Convertirnos en los rayos x o la tomografía de la sociedad trae como consecuencia que muchos políticos y gobernantes de nuestro estado y de nuestro país, vean y se expresen de los periodistas, reporteros y comunicadores con un marcado desprecio que les cuesta mucho trabajo disimular,  no decir lo que ellos quieren o por informar lo que están haciendo mal o por publicar sus excesos, sus abusos y sus violaciones a la ley y a la moral nos convierte en automático en una gavilla de bandoleros, para esos gobernantes en turno somos los seres más despreciables, nos tachan de chayoteros, de muertos de hambre, de pobretones, de ignorantes, de lame guevos e incluso hasta de pendejos. creen algunos gobernantes  que somos los periodistas vividores de la nota, corsarios de la información y quien sabe cuántos adjetivos calificativos más nos endilgan. Estos políticos se dan el lujo de prejuzgar nuestro trabajo, de referirse a nuestro esfuerzo de manera peyorativa e incluso señalan con sorna: “con una lana les callamos la boca’’, o también dicen: no les des su convenio y vas a ver como vienen a arrastrarse. A estos políticos y actuales gobernantes se les olvida que es su obligación garantizar la libertad de expresión y que una de las formas de hacerlo es precisamente con el subsidio que por ley debe de otorgársele a los medios de comunicación para que estos realicen su trabajo de difusión de lo que ellos realizan cotidianamente. En algunos países de Europa existe la obligación del estado de garantizar la libertad de información y esa garantía constitucional se cristaliza con programas de subsidios para los diversos medios de comunicación. En nuestra sociedad, desafortunadamente, se olvidan del contenido de nuestros preceptos constitucionales que obligan al Estado no solo a garantizar la libertad de expresión permitiendo que esta se de sin cortapisas, sino que también existe la obligación de apoyar al igual que se hace con muchos sectores “vulnerables’’, a la divulgación de la noticia y la información. Hay una tergiversación en el manejo de la información y de los conceptos. En muchas ocasiones, la autoridad cree que es una dadiva, un favor e incluso una limosna el apoyar económicamente a alguno o a varios de los medios de comunicación, cuando verdaderamente es parte de su obligación. A final de cuentas, la firma de un convenio de carácter económico debe de verse como la transacción de carácter comercial que se hace con cualquiera de los cientos de proveedores que le prestan o le venden servicios y productos al gobierno. Los medios de comunicación- si bien es cierto que no todos- somos empresas legalmente establecidas, pagamos impuestos, generamos empleos, cumplimos con todas y cada una de nuestras obligaciones que nos genera nuestra condición de ser medios de comunicación serios que realizamos un trabajo de difusión, de publicidad o de información de lo que se realiza en los distintos sectores de nuestra sociedad. Creo entonces que merecemos el mismo trato digno y decoroso que se le da a cualquier otro proveedor de bienes y servicios y debe dejar de verse a los periodistas y medios de comunicación como un mal necesario y como muertos de hambre a los que se trata de acuerdo al ánimo del gobernante o en función de lo que le soplen a este al oído. El gobernante tiene la obligación, porque además así lo señalan los lineamientos en materia de transparencia, de difundir su trabajo y su ejercicio cotidiano y una de las vías para poder informarle a la sociedad de lo que se hace o se deja de hacer con el dinero del pueblo que son los impuestos es por conducto de los medios de comunicación, luego entonces, no pedimos un “chayo’’ o una limosna, simple y sencillamente vendemos un servicio profesional de compartir la información con todos y cada uno de nuestros lectores, un trabajo que requiere de un esfuerzo, de un equipo de colaboradores, de toda una serie de elementos materiales y humanos que influyen y contribuyen para que al ciudadano le llegue la información de lo que sucede en nuestro entorno. Un trabajo profesional que como cualquier otro amerita el pago justo por el servicio prestado. Ojala que quien detenta el poder entienda esto y no por rencores atávicos o por prejuicios mal intencionados o por el cobro de facturas o venganzas políticas en contra de algunos comunicadores todos paguemos los platos rotos,  desalienten el trabajo periodístico y dejen de cumplir con su obligación que es precisamente el garantizar esta libertad de información que merece y necesita nuestra sociedad hoy más que nunca. Es tan digno y tan decoroso ser autoridad, como ser periodista, además acuérdense que se es autoridad por un breve lapso de tiempo que pasa rápido y periodista se es toda la vida.



Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22505 publicaciones
5323 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora