Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Guayaquil   ·   Ecuador   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Colonialismo   ·   Crisis Social   ·   Crisis Económica   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Literatura Latino Americana   ·   Pandemia



Doblar es el primero no el ultimo paso.


Inicio > Política Nacional
06/08/2013


1246 Visitas



Parece un deporte inofensivo,  despotricar del político y desprestigiar la actividad política pero ganarse muy fácil la vida, en un asalariado sillón político del congreso o La Moneda.


Parece otro deporte, despotricar del fisco y desprestigiar el rol social del estado, pero ganarse muy fácil la vida, con o sin uniforme, con salarios y pensiones pagadas por el estado.

Parece un deporte también, despotricar de la proporcionalidad inequívoca del voto, desprestigiar el valor democrático y matemáticamente justo del sufragio, pero dedicarse una vida entera a parar la olla dorada, con el mañoso manipulado voto que les otorga el Binominal.

Y todo eso no importa. Lo que realmente importa, es la irrelevante discusión de periódicos anti dilemas, todos destinados a blindar,  el aberrante resultado del modelo que los genera. 

Desvergonzadamente panelistas rentados por los canales de propaganda televisada, disparan unísono, un desfile de monumentales disparates, que por insensatos, más que una barbaridad semántica, parecen enigmáticos. Nada puede ser más útil,  si lo que se pretende es ennegrecer la oscuridad, que inyectar trabalenguas impracticables exentos de lógica ninguna. Ahora no todos los megáfonos para el alquiler que se disputan la aparición en las pantallas, son personas razonables, algunos sencillamente, no logran entender por qué su opinión encuentra eco en incondicionales, ni tampoco, por qué alguien habría de recordar sus dichos la próxima semana.

Esto en apariencia deportivo, es la cortina de humo que mantiene sistemáticamente a unos,  costeando apartamentos en el barrio ‘alto y colegios de incuestionable calidad para sus propios cabros, y a los otros tomando inculcado orgullo en la modernidad de servicios publicos, triunfos morales y edificios ajenos pero no la pareja educación para los cabros suyos.

Pero eso tampoco importa. Lo que realmente importa, es la ligereza con la que con una metralleta de infames estribillos toman turnos, para dedicar entrevistas y poblar programas para la discusión de la gratuidad o la calidad de la educación de los cabros ajenos.

Desespera la sola idea de oír a un descerebrado, que por fanatismo o conveniencia, politiza cada opinión que busque hacer algún sentido del histórico y disparejo sistema educacional ajeno al interés común , del actual modelo. Claro que son responsables también los concertacionistas que por no muy invisibles dependencias, no tomaron con agresiva determinación la misión que el pueblo les encomendó repetidas veces. Pero distraer la atención con semejante traición de representatividad, en boca de quienes en primer lugar, crearon la debacle. Es una brutal manipulación de la desesperanza, y la acumulada desinformación que deja al consumidor secretamente enardecido, pero en el fondo,  inexplicablemente resignado.

Llegará el momento que una vez más, un parlamentario no sea solo un individuo que voto por, que apoyo a, que desciende de, que insulto o apunto a, ni mucho menos, su hija, su hijo, su esposa , o su hermano.

El actual estado de las cosas no es solo una feria libre de intereses en conflicto, es un periodo de la historia que será recordado como payasada. El negado’ del actual presidente, no será más impreciso que el de los anteriores. Fundamentalmente porque sencillamente no gobiernan, ganan. Para eso mienten, alteran estadísticas, manipulan los censos, se rodean de sinvergüenzas y cretinos incapaces de sentir remordimiento ni vergüenza,  y con el mismo dinero fiscal que costean salarios de servidores públicos para la ociosidad de ministerios, financian toneladas de millonarias propagandas.

Por desafortunado ruleteo' del destino, el único filtro capaz de corregir el escandaloso desfile de permanentes saqueos. Son las nuevas generaciones. Tanto los más, aquellos que no han tenido una educación como se merecen, como los menos, los que consiguen el éxito en una carrera que en realidad la corren solitos y en sus propios barrios.

Doblar en estas elecciones puede parecer un apoyo a los concertacionistas, pero en realidad no lo es. Es el único camino racional para reconquistar respeto ciudadano. Empleando para ello,  el mismo asqueroso y mañoso binominal que los otros crearon.

Repitiendo una infamia pinochetesca aparecida no hace mucho en la Moneda, matando la perra, se acaba la leva.

Es la inmoral Constitución política de la república, la responsable del desastre, y solo se cambia,  echando a unos, y asustando a los otros.



Etiquetas:   Educación   ·   Elecciones   ·   Política   ·   Políticas Públicas   ·   Juventud   ·   Cámara de Senadores   ·   Rentabilidad de la Educación   ·   Participación Ciudadana   ·   Anticorrupción

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21092 publicaciones
5182 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora