Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Lectura   ·   Pandemia   ·   Tecnología   ·   Automóviles



Pakistán en el filo de la navaja


Inicio > Política Internacional
07/06/2011

1612 Visitas



Desde 2002, seis de los líderes más importantes de al-Qaeda, fueron asesinados o detenidos en ciudades de Pakistán y no en sus áreas tribales. En esta oportunidad cae nada más y nada menos, que Osama ben Laden, lo que demuestra de forma unívoca, que un sector clave del establishment militar paquistaní, daba alberge, al hombre más buscado por los Estados Unidos, patrocinando con ello, el terrorismo, sobre la base de que es la única forma de hacerse eco, del clamor de una población mayoritariamente islámica, que exige su utilización como instrumento estratégico de política exterior.


 

La hipótesis general se refuerza, si tratamos de explicar, cómo entró y vivió, por seis años a cuatro kilómetros de la Academia de cadetes de Kakul, ben-Laden, en Abbottabad, poblado al norte de Islamabad, con características de ciudad-guarnición. Siendo así, caben dos hipótesis específicas adicionales, una, que Paquistán no está en capacidad de garantizar la seguridad de sus armas nucleares y dos, que es verosímil, que el segundo al mando u otros responsables de al-Qaeda, también podrían estar escondidos en lugares semejantes de este país.

 

Es evidente entonces, que más que preocuparse exclusivamente por eventuales ataques terroristas a capitales occidentales, es menester poner atención, al hecho de que, como respuesta al asesinato de su líder, al-Qaeda reoriente su objetivo estratégico de Afganistán a Pakistán, llamando al derrocamiento del gobierno, asesinando sus más conspicuos dirigentes y atizando una guerra civil; por haber “apostatado” del islam, al traicionarlo, cuando se permitió que Washington ejecutara el operativo subrepticiamente, en clara violación de la soberanía y en consecuencia, cerrando con ello, la alternativa de frustrarlo.

 

Esta tesis se refuerza, por la forma como los Estados Unidos conducen su política, respecto a Pakistán, consistente en firmar un Acuerdo que apuntala el programa nuclear hindú; los combates estadounidenses contra los talibanes en Afganistán, las ataques aéreos y asesinatos en tierra, etc., en abierta violación a la soberanía paquistaní, acciones que hacen, que casi un 60 por ciento de la población de esta nación, perciba a Estados Unidos como “enemigo”. Si a esto le sumamos, la manera como se desarrollaron los acontecimientos recientes, no debe sorprendernos, que en Pakistán, se profundice el alineamiento a favor de las fuerzas islámicas radicales, acorralando tanto al gobierno civil, como al liderazgo militar, hasta desestabilizarlos. De suyo se concluye, que, si se es consciente de que el objetivo real de los yihadistas terroristas cuando buscan el poder en Pakistán, es controlar su arsenal nuclear, ahora más que nunca, Washington, Nueva Dehli y Kabul; están obligados a no dejarse caer de la cuerda, en el trato con este país, pues una acción de represalia, como torpemente aconsejan políticos de esos Estados o la reconsideración de la asistencia a Pakistán, como promulgan de forma miope, algunos congresistas estadounidenses, traería consecuencias funestas para su estabilidad, la de Asia Central y la propia India



Etiquetas:   América Latina

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22479 publicaciones
5322 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora