Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Liderazgo   ·   Dirección de Empresas   ·   Cultura   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía   ·   Facebook   ·   Instagram   ·   Twitter   ·   Adolescentes   ·   Música



Clases de ética. Sobre la colusión de las farmacias en Chile


Inicio > Ciudadanía
26/07/2013

1027 Visitas



Quería escribir sobre la JMJ Río 2013 y la visita del Papa Francisco a Brasil. Pero me ha dado vueltas esto de la colusión de las farmacias y la curiosa sanción que recibió el grupo de ejecutivos implicados en el delito. 


Y escribo sobre esto porque se dio vuelta la página con mucha rapidez; todo quedo a nivel de anécdota y no se sacaron suficientes lecciones. La discusión pública sobre el tema fue débil. Como sea, los que deberían haberse mostrado indignados, vale decir los que defienden a brazo partido las bondades del modelo, poco han dicho. Se me dirá que se dijo bastante, pero la conciencia colectiva dice que no. Así lo afirman lapidaras encuestas en que el ciudadano de a pié tiene la percepción de que abusan de él a como dé lugar, de que el reino de los vivos es éste y que mañana, quizá, le toque a él. Y lamentablemente estos malos ejemplos solo refuerzan esa convicción.

No serán los encapuchados en las calles, o algún sindicalista furibundo defendiendo los derechos de los trabajadores los que “desestabilizarán” el “modelo”. El peligro se incuba entre los mismos defensores de éste. Todos esos ejecutivos son entusiastas defensores de un modelo de mercado que permite moverse con libertad en él. Pero rompieron las reglas de juego. Y pareciera que lo único que despertó su conducta son bromas sobre la sanción que se les aplicó la que, para ellos, no pasa de ser una modesta multa. Y las clases de ética.

Y me acordé, no sé porqué, de Bastián, joven encarcelado en San Miguel por vender CDs pirata y que murió calcinado en el incendio. Es el mundo al revés. Y luego algunos se asombran de los indignados que salen a la calle ¿¡En qué mundo viven!?

Pero tenemos una democracia fuerte a pesar de quienes la aportillan, desde dentro. Podemos observar con perplejidad estas indignantes conductas y hacer bromas con las clases de ética. Podemos tolerar el cansancio de los buenos, de quienes, pudiendo aprovechar estas malas prácticas para sacar lecciones de moralidad pública, no lo hacen. La apatía, el que temas como éste pasen tan rápido, desaparezcan de la agenda pública, es preocupante. Una resignación que no pinta para bien.

Me decía un prestigioso abogado de la plaza “Si robas poco, terminas en la cárcel. En cambio, si robas harto, seguro terminas dando una charla en algún MBA o congreso de liderazgo”. Ríase, porque es lo único que queda. Nada peor que la corrupción de los mejores. Y añadiría nada peor que la apatía de quienes podrían hacer algo. Y con este reclamo le hago honor más que suficiente a las palabras del Papa.



Hugo Tagle

tw: @hugotagle





Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Ética   ·   Derechos Humanos   ·   Farmacéuticas   ·   Derecho

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18302 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora