Matapobres

Una noticia es registrada por los principales periódicos de la Argentina. Fue creada y puesta en el mercado en Grecia una droga llamada Shisha (*). También llamada “matapobres” por los letales efectos que tiene sobre la salud de quienes la consumen. Quienes la consumen, acceden a ella y la prefieren por su bajo costo. Su efecto más destacado es que a los seis meses de ser sostenida la adicción, el adicto muere o queda en estado vegetativo. Algo muy similar a los efectos provocados por El Paco.

 

. Fue creada y puesta en el mercado en Grecia una droga llamada Shisha (*). También llamada “matapobres” por los letales efectos que tiene sobre la salud de quienes la consumen. Quienes la consumen, acceden a ella y la prefieren por su bajo costo. Su efecto más destacado es que a los seis meses de ser sostenida la adicción, el adicto muere o queda en estado vegetativo. Algo muy similar a los efectos provocados por El Paco.
No es muy difícil llegar a la conclusión de que en realidad lo que buscan quienes la fabrican y  ponen en el mercado semejante estupefaciente,  intentan primordialmente ocasionar un gravísimo daño a los adictos. Llevándolos de ser posible a la misma muerte, en el tiempo record de seis meses. Fundamentalmente porque nadie atenta contra sus clientes-consumidores de esa manera si pretendiera ampliar su volumen de ventas. Ya que las otras drogas también producen deterioros importantes pero a lo largo del tiempo. Es decir a años vista del inicio de la adicción.

Matar a los pobres, desalentarlos a trasladarse a vivir a las grandes ciudades, condenarlos a vivir en guetos, lejos de los terrenos de alto valor de mercado, responde a una política de exterminio que pasa por la mente de quienes interpretan que los pobres estropean sus negocios y afean el paisaje. Además de ser los causantes de su miedo y su inseguridad. Interpretando además, que si la droga que les venden, termina por matarlos, es mejor para el conjunto de la sociedad, porque esta se desprende, de “una caterva  de gente que no merece vivir”.

Esto no es nuevo. Es más, fue el espíritu que impregnó al pueblo Alemán cuando conducido por Adolf Hitler, exterminó a millones de Judíos en las cámaras de gas. Entre otras razones, por considerarlos una raza inferior.

Hace aproximadamente seis años se me ocurrió que El Paco (**) podría ser eso mismo que hoy es El Shisha. Ambos, cumpliendo las funciones de ser parte de un posmoderno escuadrón de la muerte, que intenta eliminar de nuestras sociedades a quienes, una parte de ella, considera que no merecen vivir, porque les empobrece y les degrada el panorama.

La falta de reacción, de parte de la porción de la sociedad molesta con los pobres, porque entre otras cosas los hacen responsables de su inseguridad, pone en evidencia la complicidad y la aprobación silenciosa, sobre la devastación que ocasiona a sus adictos consumidores, este tipo de drogas destinadas a matarlos o a convertirlos en vegetales por el resto de su vida.

 (*)http://m24digital.com/2013/07/14/alarma-por-la-nueva-droga-shisha-o-matapobres-puede-llevar-a-la-muerte-o-a-estado-vegetativo/

                   (**)http://garenioblog.blogspot.com.ar/2007/11/el-paco.html

                   Eugenio García

             http://critica-y-propuesta.blogspot.com.ar

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales