Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Libros   ·   Novela   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri



Jesucristo, ese gran discriminador cósmico.


Inicio > Cultura
10/07/2013


1338 Visitas



Es un lugar comùn decir que Jesùs vino a unir a los hombres con los vìnculos del amor o la caridad. Pero una lectura atenta de los santos Evangelios nos puede decir exactamente lo contrario de lo que la gente espera. A un potencial discipulo que quiere ir a enterrar a su padre muerto, le dice: Deja que los muertos entierren a sus muertos, ven tu y sìgueme. (Mateo 8,22 y Lucas 9,60). Eso deja a la mayoria de las parsonas en categoria de zombies o de muertos vivientes.En otra parte dice: No penseis que vine a traer paz a la tierra; no he venido a traer paz, sino espada, Porque he venido para poner en disensiòn al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra: y los enemigos del hombre seran los de su casa. Mateo 10, 34 al 36.


Se llama justicia en los textos bìblicos a la virtud de cumplir y hacer cumplir los mandamientos de Dios entre los hombres. Justo es quien los cumple y los enseña. Pues bièn: En Mateo 5,20 dice: Si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entrareis en el reino de los cielos.

Y por eso agrega: Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta, y espacioso es el camino que lleva a la perdiciòn, y son muchos los que entran por ella, porque estrecha es la puerta y angosto es el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. Mateo 7,13-14.

Un poco antes de ese texto dice: No deis lo santo a los perros, ni echeis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteeen, y se vuelvan y os despedacen. Mateo 7,6.

Ninguno puede servir a dos Señores, porque o aborrecerà a uno y amara al otro, o estimara al uno y menospreciarà al otro. No podeis servir a Dios y a las riquezas.

No todo el que me dice: SEÑOR, SEÑOR, entrara en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que està,en los cielos. Mateo 7,21.

 A esta altura del texto habra que preocuparse de preguntarnos ¿Cual es esa misteriosa voluntad del Padre?

Respecto de muchos que se consideran actualmente amigos de Jesus, especialmente gente de la Nueva Era o de quienes sòlo lo invocan para pedirle ayuda en casos desesperados, en Juan 15,14 dice: Vosotros sois mis amigos si haceis lo que yo os mando.

En el Evangelio de Juan 9, 39 Jesùs dice: Para juicio he venido yo a este mundo,,para que los que no ven, vean y los que ven sean cegados.

Muchos son los llamados, pocos los escogidos, etc. 

Y suma y sigue. Vosotros sois de abajo, Yo soy de Arriba. El que no esta conmigo esta contra mi. Yo soy el camino, y la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino par mi. (ved por vosotros mismos estos textos del Evangelio de San Juan.).

Tal vez para entender mejor esas palabras de Cristo deberìamos decir que en vez de ser un discriminador Jesùs es un maestro radical, que no quiere mediocres en su reino ni entre sus discìpulos, es un ser selectivo, que se lleva lo mejor de la viña del mundo al reino de su Padre. Y estamos tan acostumbrados a la neutralidad y al no compromiso y al relativismo moral, que nos repelen esas palabras. Pero ese es el problema del humanismo naturalista y tolerante de hoy, no es problema de Jesùs. El es quien es y el sabe perfectamente còmo son los seres humanos por delante y por dertras. Es por estar enfermos es que nos duelen estas palabras, si estuvièsemos sanos a los ojos de Dios, esas palabras no nos molestarian. A Cristo le importa que los hombres caminen por sendas de virtud y no de pecado. Y en esa opciòn no hay neutralidad posible. O caminamos en la Luz, o caminamos en las tinieblas, sin medias tintas. En realidad, la neutralidad moral misma en que vivinos y pensamos es tinieblas, es un servicio al maligno. Nuestra civilizaciòn es asùrica o demonìaca, como dicen los maestros hindùes.

Y tambien debemos concluir que el cielo no es para todos y que alla no hay sindicatos....  .

Tal vez, como aconseja san Pablo, haya que hacerse una buena metanoia, es decir, un cambio de mentalidad y de entendimiento, si es que nos creemos devotos y seguidores de Cristo. Ese es el significado en griego de la antigua palabra arrepentimiento.





Etiquetas:   Religión   ·   Filosofía   ·   Biblia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18417 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora