Think tanks y mapuches

Think tanks en Chile: Una mirada crítica

 

. Por esta razón, es de vital importancia la visibilidad con la que cuenten, y que se consigue mediante la publicación sistemática de documentos de análisis en sus sitios web, además de ofrecer una amplia gama de workshops, seminarios, charlas, etc.

 

Los Think Tanks con sus estrategias de comunicación persiguen la difusión de su pensamiento, la legitimidad para proponer propuestas y la monopolización de una temática como entidad especializada e interlocutora (legitimada) en ese ámbito para los organismos y personas públicas. (Castillo, 2010)

 De esta manera, adquieren poder social, entendido este, como "el control ejercido por un grupo o institución sobre las acciones de otro grupo"  (Meersohn, 2005)

Meersohn (2005), interpretando a Van Dijk, plantea que el poder social es el instrumento utilizado por los grupos dominantes o elites para mantenerse en el poder. En efecto, haciendo alusión al peligro de que este sea utilizado por grupos racistas, Van Dijk  postula que:

Un discurso de un político prominente, un artículo de opinión de un periodista estrella, o un libro de un académico de renombre pueden tener un efecto más negativo que cientos de conversaciones tendenciosas en la calle, en el autobús o en un bar.(Van Dijk, 2006)

 Es por esta razón, que resulta relevante analizar el discurso que los think tanks chilenos presentan específicamente respecto de la étnia mapuche.

En Chile, es durante la década de 1970, que comienzan a formalizarse los primeros think tanks, como "espacios alternativos destinados a albergar a intelectuales, académicos e  investigadores expulsados o marginados de las aulas universitarias durante la dictadura militar" (Moreno, 2009) cuya labor estuvo relacionada con la recuperación de la democracia.

A partir de 1990, en época post-dictatorial, los think tanks reorientan su labor hacia propuestas para políticas públicas, y a la reforma del Estado. De acuerdo a Moreno (2009), en esta etapa, estos grupos de pensamiento, juegan un importante rol como catalizadores de consenso.

En la actualidad es posible encontrar en nuestro país una amplia gama de think tanks, que se ubican también, en diversas posiciones dentro del espectro político criollo. Es así como,

no podemos desconocer que los think tanks al ser organizaciones fundadas básicamente por importantes fundaciones o con importante influencia empresarial harán que los resultados de las investigaciones de los expertos así como sus líneas de prescripción sean condicionados por la ideología de sus fundadores (Moreno, 2009)

 La tabla a continuación, elaborada por Garate (2007), presenta una clasificación de los centros de pensamiento según tres grupos: Conservadores, liberales social-cristianos, y liberales progresistas. Este ensayo se centrará en el discurso de los think tanks conservadores.

La relación entre think tanks y grupos de poder, o centros de pensamiento y posturas ideológicas determinadas,

plantea numerosas cuestiones de fondo respecto de la legitimidad técnico-científica de tales organizaciones, sobre todo cuando sus opiniones adquieren la forma de un insumo esencial para la decisión política, cuya legitimidad, al menos teóricamente, sigue siendo de origen democrático (Garate, 2007)

 De hecho, estas instituciones están fuertemente arraigadas en la tradición del lobby, y "se han convertido en una suerte de arma política de largo plazo" (Garate, 2007) En este ensayo, se analizarán los discursos respecto del conflicto mapuche[1] que presentan dos think tanks conservadores: El Centro de Estudios Públicos y el Instituto Libertad y Desarrollo.

El Centro de Estudios Públicos fue fundado en 1980, y "su finalidad es el estudio y difusión de los valores, principios e instituciones que sirven de base a una sociedad libre"[2], adscribiéndose explícitamente a los valores de las libertades personales, el derecho de propiedad como resguardo de las mismas, y la democracia como forma pacífica y estable de gobierno. Aparece mencionado dentro del ranking mundial de los 50 think tanks más influyentes del mundo, elaborado por el Foreign Policy Research Institute. Su directorio es presidido por Eliodoro Mate Larrain, y tiene dentro de sus consejeros a Roberto Angelini, Guillermo Luksic, y Bruno Phillipi, algunas de las personas más ricas de Chile.

Por su parte, el Instituto Libertad y Desarrollo, fue fundado el año 1990, y plantea ser "independiente de todo grupo político, religioso, empresarial y gubernamental"[3], aunque busca promover "los valores y principios de una sociedad libre"[4].  Dentro de su consejo, se encuentran personas como Hernan Buchi, Hernan Felipe Errazuriz, Juan Andres Fontaine, y Patricia Matte.

 

Análisis del discurso respecto de la etnia mapuche en centros de pensamiento conservadores chilenos.

 Se analizan el discurso de los dos centros de pensamiento nombrados con anterioridad, que presentan temáticas relacionadas con la étnia mapuche, específicamente en los ámbitos social, económico y/o político. Para el análisis se utiliza la matriz de análisis argumentativo elaborada por Bonilla y Del Valle (2009), ocupando dicha matriz para hacer una caracterización y comparación entre discursos, utilizando las variables: tópico, objeto discursivo, y argumento.  En general, los objetos del discurso predominantes, son la población mapuche, el territorio mapuche, los grupos mapuches activistas, y el Estado y sus instituciones. Ahora bien, el Centro de Estudios Públicos, presenta un énfasis en las temáticas relacionadas con la población mapuche (82%), en tanto objeto de estudio sociológico-antropológico. En cambio, el Instituto Libertad y Desarrollo, presenta una dispersión mayor en las temáticas abordadas, siendo las más analizadas: La población mapuche en términos generales (26%), los grupos mapuches activistas (26%), el Estado y las instituciones públicas chilenas (23%).

Esta diferencia puede deberse a diferencias editoriales, como tambien a distintos perfiles de los autores de los árticulos estudiados. Por ejemplo, el Centro de Estudios Publicos, presenta un  80% de autores sociologos-antropologos, en tanto que solo un 25% de los autores de Libertad y Desarrollo, son sociologos o antropologos. El resto pueden ser abogados, cientistas políticos o periodistas. Esta puede ser una razón de que sus articulos presenten un enfasis más marcado en las implicancias políticas del denominado problema indígena o conflicto mapuche[5], en tanto que el CEP tiende a desarrollar una linea editorial más analitico-teorica de los fenomenos sociales relacionados con la etnia mapuche.

En cuanto a los topicos más frecuentes encontrados en los árticulos analizados, Libertad y Desarrollo presenta un marcado enfasis en temas relacionados con el conflicto, tales como violencia, tierras, y el establecimiento del Estado de derecho.

Los argumentos propuestos en estas tematicas, son del siguiente tipo:

"Se ha intensificado el conflicto mapuche en la zona sur de nuestro país. Estos hechos constituyen una señal de alerta para que se tomen las medidas necesarias para erradicar la violencia”

"El resultado de la estrategia del Gobierno no ha sido la paz en la Araucanía, sino que se ha logrado justamente lo contrario, incentivando los hechos de violencia"

“Las acciones violentistas de la Coordinadora no apuntan sólo a la reivindicación de tierras estimadas como ancestrales, su meta última es provocar la ingobernabilidad"

 

Se hace énfasis en las situaciones conflictivas en la zona de la Araucanía, sin cuestionar o analizar las problemáticas de fondo que les dan origen. Se critican las estrategias de los gobiernos de la concertación, en tanto no promoverían el establecimiento del Estado de Derecho en la zona. La solución sería respetar la institucionalidad para no quebrantar el Estado de Derecho[6], reprimiendo a aquellas organizaciones con objetivos reivindicativos, ya que lo que buscan es generar ingobernabilidad.

Las propuestas de LyD entonces, proponen que el primer e imprescindible paso que se tiene que dar en la cuestión mapuche es el reestablecimiento del Estado de Derecho en la zona, y solo entonces, trabajar con aquellos sectores mapuches que han dejado la acción violentista.

Esta tendencia, ha sido observada por Del Valle (2004), quien plantea que:

"los recientes estudios abordados por los principales centros de producción del pensamiento político en Chile, se caracterizan por dos enfoques: a) Desde la lógica del conflicto, ya sea en una perspectiva cultural o de riesgo (principalmente para los grupos empresariales); y b). Desde una lógica de la seguridad / inseguridad ciudadana, con énfasis especialmente en las tensiones generadas por las movilizaciones de las comunidades indígenas mapuches"

 

Este énfasis en lo conflictual, sin un mayor análisis de las causas del fenómeno, se reproduce a su vez, en los principales medios massmediaticos chilenos, en los que el mapuche movilizado es visto como un elemento que pone en jaque el  Estado de derecho, y la consecución del Desarrollo, por lo que debe ser reprimido. (Del Valle, 2005.)

Por su parte, el CEP presenta un tratamiento con tintes más academicistas de la situación en la Araucanía. Los principales tópicos en su discurso, son la cultura e identidad mapuche, desde una óptica socio-antropológica, con algunas propuestas de las que podrían ser las causas del conflicto. En este sentido, se observan argumentos, tales como:

“el indígena se autoidentificaría como tal aunque se sienta miembro de una cultura mayor que no es indígena"

"muchos mapuche se definen a si mismos como una mezcla entre mapuche y chileno"

"No parece existir nada parecido a una nación mapuche"

 

La propuesta del CEP, sustentada en datos empíricos obtenidos el año 2006, es que la mayoría del pueblo mapuche se considera a sí mismo, parte de la nación chilena, por lo que no existiría nada parecido a una nación mapuche. No obstante, se plantea que la población mapuche presenta una dicotomía entre la pertenencia a su cultura y el anhelo de integración a la sociedad nacional. Estos anhelos de integración, podrían ser la causa de que

“las percepciones que tienen las personas mapuche de la realidad nacional y de sus propias necesidades no se diferencian mayormente de las de otros grupos sociales que viven en condiciones similares en nuestro país”

Si se considera los planteamientos de LyD y el CEP, las políticas públicas no debieran considerar a la población mapuche como una nación, o si quiera como un sector de población con características y necesidades particulares, diferentes a las del resto del país. Además, el Desarrollo promovido desde el Estado hacia la población indígena, debe darse en un contexto en el que el Estado de derecho impera, y se ha suprimido todo intento de reivindicación, trabajando con sectores mapuches pacíficos. Cabe preguntarse si estas posturas, en el contexto de la nueva forma de gobernar, serán llevadas a la práctica tal y cual son presentadas por estos think tanks.

 

 (El presente artículo fue presentado como ponencia en las XI Jornadas de estudiantes de postgrado en humanidades, artes, ciencias sociales y educación, “el poder de la cultura. Espacios y discursos en América Latina”, Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, en Enero del 2011. Los gráficos e imágenes han sido omitidos

 

 Bibliografía

CASTILLO Antonio, 2010 " RELACIONES PÚBLICAS Y “THINK TANKS” EN AMÉRICA LATINA. ESTUDIO SOBRE SU IMPLANTACIÓN Y ACCIÓN ", en RAZÓN Y PALABRA, Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación, www.razonypalabra.org.mx, "relaciones públicas" numero 70. 

MEERSOHN Cynthia, "Introducción a Teun Van Dijk: Análisis de Discurso", revista cinta de moebio, 2005. 

VAN DIJK Teun A, 2006, "DISCURSO DE LAS ÉLITES Y RACISMO INSTITUCIONAL", en Manuel Lario (Ed.), Medios de comunicación e inmigración. (pp. 15-34). Murcia: CAM – Obra Social. Convivir sin racismo. 

Garate, Manuel (2007) “Think tanks y centros de estudio. Los nuevos mecanismos de influencia en el Chile post-autoritario”. 

MORENO Marco, 2009, "Think tanks en Chile: Estilo y prácticas técnocráticas en la formación de políticas", documento presentado en el Congreso 2009 de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, Río de Janeiro, Brasil, del 11 al 14 de junio de 2009.  

Del Valle, Carlos. 2004, Los indígenas de Chile en las Relaciones de Sucesos españolas: Representación y memoria desde la interculturalidad, en Zer: Revista de estudios de comunicación = Komunikazio ikasketen aldizkaria, ISSN 1137-1102, Nº. 16, 2004 

Del Valle, Carlos (2005): “Interculturalidad e intraculturalidad en el discurso de la prensa: cobertura y tratamiento del discurso de las fuentes en el ‘conflicto indígena mapuche’, desde el discurso político”, en Redes.Com. Revista de Estudios para el Desarrollo Social de la Comunicación, nº 2, Instituto Europeo de Comunicación y Desarrollo, Sevilla, España. ISSN 1696-2079. Pp. 83-111.

BENAVENTE y JARAQUEMADA, 2001, “Las conexiones políticas en el conflicto mapuche”, Instituto Libertad y Desarrollo, Serie Informe político, numero 71, Julio, Chile. 

Libertad y Desarrollo, 2003, “Ultimos acontecimientos en la Araucanía: Estado de derecho y terrorismo”, revista de temas públicos, numero 621, Abril 2003. 

Libertad y Desarrollo, 2009, “2009: Menos Estado de derecho en la Araucanía”, revista Libertad y Desarrollo, Agosto, 2009, Chile. 

GUZMAN Eugenio, 2000, “La cuestión mapuche: Un tema prioritario”, Libertad y Desarrollo, Serie Informe político, numero 66,  Mayo del 2000. 

VON BAER Ena, 2002, “La cuestión mapuche: Raíces, situación actual y desafíos futuros”, Libertad y Desarrollo, Serie Informe político, numero 77, Septiembre del 2002. 

FOERSTER y MONTECINO, 2007, “Un gesto implacable guardado en nuestras entrañas. Notas reflexivas sobre una encuesta iluminadora”,  Centro de Estudios Públicos, verano del 2007, Chile. 

IRARRAZABAL y MORANDÉ, 2007, “Cultura mapuche. Entre la pertenencia étnica y la integración nacional”, Centro de Estudios Públicos, verano del 2007, Chile. 

VALENZUELA Eduardo, 2007, “Tierra, comunidad e identidad mapuche”, Centro de Estudios Públicos, verano del 2007, Chile.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales