Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Innovación   ·   Salud   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Psicología   ·   Psicoterapia   ·   Psicoinmunología   ·   Lectura   ·   Salud Pública



¿Cuál es el interés de la UE en Croacia?


Inicio > Política Internacional
02/07/2013


1869 Visitas




Si tuviéramos que enumerar países fuertes y prósperos definitivamente Croacia no entraría en la lista ¡Ni de lejos! Sin embargo, la Unión Europea acaba de dar la bienvenida como estado miembro número 28 a esa nación de los Balcanes, donde más del 30 % de sus habitantes dejó claro en el referéndum de enero de 2012 su rechazo a formar parte de un bloque en crisis, pues prefieren primero resolver sus graves problemas económicos antes de emprender cualquier aventura.

Ahora más que nunca las palabras que dijo hace ya algún tiempo el profesor británico Niall Ferguson vuelven a retumbar en las cabezas de los croatas escépticos: "La entrada de Croacia en la UE es como el caso de aquellos que llegan a una fiesta a las tres de la mañana y no queda bebida ni comida, todos ya se van, y los que todavía quedan hacen cosas sospechosas encerrados en las habitaciones".

Hace unos ocho años un 80 % de los croatas aprobaba la adhesión. Ahora muy pocos la celebran, algo que quizás no nos hubiésemos imaginado hace una década cuando entrar en la UE era el sueño más anhelado de cualquier nación europea porque suponía pertenecer al club de los mejores, de los ricos, los prósperos. Hoy en día significa ingresar en el "club de los humildes".

Otros miles miran con recelo desde afuera y se preguntan por qué la UE ha permitido la incorporación de una economía en crisis. Si analizamos los datos económicos que mencionaré a continuación podríamos decir de forma no tan irónica que Croacia tiene muchas cosas en común con sus nuevos 27 socios europeos.

Croacia hoy

Croacia, actualmente miembro de la OTAN, es un país recién salido de la guerra. El conflicto de los Balcanes dejó miles de muertos y unas heridas que están todavía muy abiertas. Pese a todo ello, es meritorio lo que han logrado para consolidarse como nación y devolver la paz a todos los hogares después de décadas de sufrimiento. Quizás eso es lo que intenta premiar la UE por encima de la maltrecha situación, resultado de una economía poco competitiva y de un sistema institucional todavía muy débil.

Croacia se encuentra en recesión desde el año 2009. Desde entonces, la economía se ha contraído alrededor de un 10 %. La pobreza es otro problema que, pese a que se ha controlado y superado en comparación con años anteriores, sigue siendo un dilema para el 11,1 % de los habitantes de ese país, según datos del Banco Mundial, aunque la CIA eleva este número a 21 %. Por eso no es de extrañar que el ingreso per cápita sea de apenas 13.500 dólares (10.385 euros), de acuerdo también al BM.

Peor aún: su contribución a la UE será de unos 400.000 parados (21 % de desempleo), una noticia poco tranquilizadora para una región que se ha mostrado incompetente para resolver el gravísimo problema de desempleo que ahoga a millones de hogares. Aunque siendo sensatos sería injusto fustigar a Croacia por ello, ya que su dato de paro es muy similar al de socios históricos como España y Portugal, y al de Grecia, al que se le permitió la entrada y se le sigue ayudando pese a haber falseado algunas de sus cifras.

Si hablamos de datos macroeconómicos, Croacia no sale tampoco muy bien parada. Su PIB es de 63,8 mil millones de dólares, un 39 % por debajo de la media del bloque comunitario. También se ha tenido que someter a recortes en determinados sectores pese a los miles de millones de euros que han recibido de ayuda europea. De acuerdo a las previsiones de la Comisión Europea, la deuda de ese país será del 62,5 % del PIB en 2014 y el déficit de 5,6 %, ambas cifras muy por encima del 60 % y el 3 % que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

El dato positivo es que Croacia tiene un turismo en franco crecimiento y ya recibe más de 10 millones de visitantes al año, cifra que podría mejorar aún más a partir de ahora gracias a su adhesión al bloqueo comunitario.

En cuanto a su población, la media de edad supera los 40 años. El 23 % han cursado estudios superiores y el 57 % tienen estudios secundarios, clásicos o profesionales.

Otro problemilla que comparte con algunos de sus socios es la corrupción. Varios rankings ubican a esta nación entre las más corruptas de Europa. Para poder adherirse a la UE, Croacia se ha visto obligada a hacer una serie de reformas institucionales y en su sistema de justicia (especialmente en lo que se refiere a los juicios por crímenes de guerra y reparación a las víctimas). Además, ha tenido que hacer cambios sustanciales en su legislación para poder garantizar una mayor seguridad jurídica. Aún hay algunos temas pendientes que deberán resolver en los próximos años.

En las calles hay opiniones para todo, según hemos podido ver en los medios. Miles de jóvenes afectados por el desempleo ven en esta incorporación la oportunidad de poder salir del país y encontrar mejores oportunidades fuera, aunque Croacia no se incorporará al Espacio Schengen hasta dentro de unos años y no formará parte de la Eurozona hasta que se concreten unos cuantos detalles (como muy pronto en 2016). Seguramente en países como Alemania y Austria --adonde han llegado miles de españoles, portugueses y griegos-- se han puesto las manos en la cabeza pensando en las posibles oleadas de inmigrantes. Todo esto indica que los jóvenes croatas no confían en una recuperación en el corto plazo, de ser así, ni se plantearían la idea de irse.

La mayoría se muestra reacia a creer que la entrada en la UE sea para mejor. De hecho, el descontento se vio reflejado en las elecciones al Parlamento Europeo celebradas el pasado mes de abril, a las que acudió apenas el 21 % de los votantes.

El gobierno social-demócrata lo ha visto todo con mejores ojos especialmente porque Croacia desde 2007 ha recibido 998 millones de euros procedentes del fondo de asistencia a la preadhesión, y se espera que entre 2013 y 2020 reciba ayudas de 13.700 millones de euros para reactivar su economía y mejorar su industria. ¡Pero ojo! Es aquí donde está el foco de interés de Europa.

¿Qué tanto interesa Croacia?

Para saber la respuesta sólo hay que conocer quiénes son los principales socios comerciales de Croacia. La UE como bloque es su principal socio comercial (67% del comercio exterior croata) y el mayor inversor extranjero representando el 99% de la inversión directa (9,5% del PIB), sin embargo, Italia, Austria y Alemania son los que ejercen mayor peso en la balanza.

Con España la relación en todos los sentidos es muy modesta y se espera que su entrada en la UE impulse el intercambio comercial.

En lo referente a sus importaciones su principales socios son Italia (18,2 %), Alemania (15,6 %), Eslovenia (7,4 %), Austria (6,6 %) y Francia (5,3 %). En cuanto a las exportaciones tenemos que los principales destinos son Italia (26,4 %), Bosnia-Herzegovina (14,5%), Alemania (11,9 %), Eslovenia (8,3 %) y Austria (7,8 %). Su mayor volumen de exportación (11,9 %) está en los barcos y embarcaciones y de importación está en las máquinas, aparatos mecánicos, vehículos y tractores.

Ahora bien, si hablamos de inversión acumulada tenemos que entre 1993 y 2012 los principales inversores fueron Austria, con el 25 % del total, Holanda (15,5 %), Alemania (11,5 %) y Hungría (9 %). Por detrás, están Luxemburgo (5,9 %), Francia (5,3 %), Italia (4,7 %) y Eslovenia (4,4 %), según datos de la Embajada de España en Zagreb.

El ingreso de Croacia a la UE supondrá mejores condiciones arancelarias para todos estos países, en especial, para aquellos que buscan abaratar costes y hacer más competitivos sus productos. De esta manera, podrán colocarlos a mejores precios y consolidar su poder en el mercado, aun cuando esto pueda perjudicar incluso a sus propios socios europeos.

Además, esto supondrá que se agilizarán los trámites, ya que hasta ahora la burocracia croata ponía muchas trabas y exigía algunos requisitos legales a los países y empresas que quisieran realizar negocios en el país, o intercambiar de productos.

Por otra parte, los tres países que más invirtieron en 2011 fueron Holanda, Alemania y Austria. Un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta para entender esto de los intereses europeos en Croacia es que la mayor parte de todas estas inversiones fueron dirigidas al sector bancario. Para enero de 2012, el 90,6 % de los activos bancarios de Croacia pertenecían a entidades de mayoría de capital extranjero y apenas el 4,9% a bancos nacionales privados y el 4,5 % al Estado croata.

La repercusión es tal que la inversión extranjera se consolidó a partir del año 2000 cuando se privatizaron los dos grandes bancos estatales: Privredna Banka y Zagrebacka Banka, lo cual dio pie a que todos los demás bancos cayeran en manos de italianos, alemanes, austríacos y franceses. En otras palabras, los intereses extranjeros tienen dominada la banca en Croacia. ¿Se avecina otro Chipre? Eso está por verse.

Son muchos los mercados que puede explotar la UE en Croacia ahora que las limitaciones son mucho menores y las leyes se flexibilizarán aún más para favorecer a los 28.

La legación diplomática española en Croacia redactó no hace mucho un informe en el que señalaba las falencias de ese país como una gran oportunidad de inversión para los españoles:

1. Turismo. Se requiere la modernización de hoteles, la construcción de más servicios turísticos y puertos deportivos. La gran mayoría de las economías europeas son expertas en esta materia y, seguramente, no dudarán en pelearse los contratos.

2. Infraestructura, un sector donde España tiene mucho que ofrecer y aprovechar para paliar la caótica crisis generada en el sector por el 'boom' del ladrillo. Existen deficiencias en cuanto a ferrocarriles, puertos fluviales y ampliación de aeropuertos (si algo sabe España es de construir aeropuertos aunque nunca aterrice ningún avión).

3. Energías renovables, especialmente la eólica, fotovoltaica y bioenergía.

4. Medio ambiente. Gestión y tratamiento de aguas y residuos sólidos urbanos (reciclaje).

El ICEX señala además importantes oportunidades en el campo de la ingeniería y consultoría, que no ha podido crecer lo suficiente como consecuencia de la crisis económica. Se espera que con el dinero que van a recibir de la UE y con algunos préstamos de organismos multilaterales se reactive este sector y se pueda abrir la puerta a empresas europeas con una amplísima trayectoria en la consultoría.

No hay que olvidar tampoco que Croacia podría convertirse en otro país 'low cost' para las grandes empresas europeas por sus bajos salarios y su mano de obra muy barata.



Más información en: apuntesinternacionales.blogspot.com

@RebecaRochaRuas





Etiquetas:   Unión Europea   ·   Zona Euro   ·   Espacio Schengen   ·   Nacionalización de la Banca   ·   Holanda   ·   Balcanes   ·   Austria   ·   Croacia    ·   Alemania   ·   Italia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19571 publicaciones
4891 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora