Las Primarias del Binominal

Las Primarias del Binominal ocurrieron el 30 de junio y concurrieron a ellas 3 millones siete mil personas, lo que equivale a un 23% del universo de votantes potenciales.  La gran verdad que se devela en este acto cívico es que un 77% de los ciudadanos no quisieron participar en las Primarias de las dos coaliciones que conforman el duopolio del sistema binominal. Si a ese porcentaje se descuenta un estimado de 10% de personas fallecidas o que residen en el exterior, nos queda como resultado un 67% de potenciales votantes para el 17 de noviembre que no se sienten motivados por la actual clase política del binominal.

 

.  La gran verdad que se devela en este acto cívico es que un 77% de los ciudadanos no quisieron participar en las Primarias de las dos coaliciones que conforman el duopolio del sistema binominal. Si a ese porcentaje se descuenta un estimado de 10% de personas fallecidas o que residen en el exterior, nos queda como resultado un 67% de potenciales votantes para el 17 de noviembre que no se sienten motivados por la actual clase política del binominal.
La política amañada, la democracia protegida, están llegando a su fin. El gatopardismo, cambios para que nada cambie, está tocando fondo. Una mayoría silenciosa, integrada fundamentalmente por jóvenes emerge a través de candidatos díscolos o alternativos. Los movimientos sociales son un fenómeno internacional de muchedumbres que repudian la corrupción de las instituciones que se han visto ocupadas por la influencia de intereses corporativos multinacionales.

La votación de Michelle Bachelet fue el resultado de tirar toda la carne a la parrilla para generar un dato que pueda ser utilizado como gancho de campaña. “Sacó un 73%” 1 millón y medio de votos. Lo que se omite aclarar, para que el mensaje sea efectivo, es decir ¿73% de qué? Obviamente, esa votación es buena respecto a los otros candidatos, pero como dato duro, en relación al 27 de noviembre sólo dice que el voto cautivo de la Concertación asegura un piso para la candidata de un 17%, con lo que no se gana en primera vuelta ni mucho menos.

En resumen, todo está por escribirse en estos cuatro meses de campaña. Marcel Claude, Marco Enríquez Ominami y Franco Parisi parecen ser los mejores posicionados entre los jóvenes y ese núcleo juvenil es aún impredecible en su decisión política, toda vez que hay tendencias nihilistas de corte anarquista que son los mismos que llamaron a no prestar el voto en la elección anterior. Una primaria por fuera, que permitiera elegir a uno de ellos como candidato único alternativo, es una propuesta que ha quedado boteando en el área chica. Una estrategia de madurez política que aseguraría a ese candidato pasar a segunda vuelta.

Como aporte a un voto informado, pienso que es necesario que los presidenciables que estarán en la cartilla de noviembre respondan muchas #PreguntasPendientes . La ciudadanía tiene derecho a explicaciones y compromisos programáticos sustantivos con la profundización de la actual democracia, entre otros: el término del binominal, el fortalecimiento de las regiones, la consagración constitucional de derechos garantidos a educación y salud, una fiscalización efectiva a las grandes empresas para terminar con la evasión, transparencia para terminar con la corrupción y una reforma tributaria que sustente estos cambios cualitativos.

Que nadie se quede en casa el 27 de noviembre porque el voto es el arma de la conciencia, que debemos manejar exigiendo ética y consecuencia a los candidatos.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales