Medio lleno, medio vacío

Hoy vas a confirmar que soy tonto. Tengo que confesar que nunca he entendido lo del vaso. ¿Por qué se considera que ver el vaso medio lleno es bueno y ver el vaso medio vacío es una desgracia? En resumidas cuentas, el vaso tiene la mitad de líquido que puede tener. Punto.

 

. Tengo que confesar que nunca he entendido lo del vaso. ¿Por qué se considera que ver el vaso medio lleno es bueno y ver el vaso medio vacío es una desgracia? En resumidas cuentas, el vaso tiene la mitad de líquido que puede tener. Punto.

No veo la genialidad en verlo medio lleno. Dar por hecho que es bueno que nos queda la mitad del líquido, asumir que está bien, igual de bien que si estuviese lleno. Mirarlo con alegría, con optimismo, pensando que todo es maravilloso. Que, afortunadamente, aún tenemos medio vaso. Porque el otro medio no sabemos dónde está, quién se lo ha bebido o si nos lo han servido.

Si te pusiesen un vaso a medias en un bar pedirías la otra parte. Estoy convencido. En cambio, en tu vida, tienes que sonreír si te ponen medio vaso. Parece que lo tienes que agradecer. La otra visión, verlo medio vacío no me gusta. No pretendo defender el lamento de no tener una mitad. Pero si ves el vaso medio vacío seguro que ya tienes hordas de gente diciéndote que te fijes en la otra parte. Que estés feliz que te queda medio.

Yo no. Tu objetivo tiene que ser llenar el vaso. Siempre, llenarlo y mantenerlo. Y llenarlo de contenido, no llenarlo de nadas, no llenarlo de mierda, no llenarlo de vacío. Lo peor no es llenarlo. Llenarlo cuesta pero se puede conseguir. El problema llegará luego, lo tendrás que mantener, mientras la gente se agolpa a tu alrededor para que les des algo a sus vasos vacíos. Te envidiarán, porque por mucha milonga que la gente cuente, un vaso lleno está mejor que a medias. Te pedirán, te suplicarán o, la gentuza, intentará vaciártelo de formas turbias. Puedes, incluso, morir de un empacho por tenerlo tan lleno. Llenarte de ti mismx y acabar reventando. Morirse por dentro, matarse desde dentro.

Casi todos tenemos el vaso a medias. En mi caso tengo la intención de llenarlo, quiero llenar el mío y, si quieres, puedo ayudarte a llenar el tuyo. Pero antes debes plantearte si tenerlo a medias es suficiente.

Para leer más, si tienes tiempo: las pasioneslas normas la mierda. (De lleno a vacío)

@saval_macian (twitter)

Conoce mi BLOG

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales