De pronto olvidan y se vuelven duros de nuevo

 

.

Quieren las mentiras, quieren la verdad, quieren cualquier cosa que les llegue, algún tipo de Salvador, un gran Mesías redentor que les de liberación, para todo quieren un Salvador, un culpable, un amor, un ídolo y viven cada día rodeado de mentiras. 

Sólo se ríen de su sufrimiento haciendo sufrir a los demás, toman, y hacen desfallecer...

Pronto duermen... hasta desvanecer al sólo buscar ser como los demás ... Y además mueren literalmente. 

Apenas y sobrevivimos y nos damos cuenta todo ha sido en vano, todo (Tiempo del tormento y el lamento).

Las heridas sangran y duelen cada vez más.

¡Déjenme morir, morir solo, morir en paz!

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales