Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Internet   ·   Política   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Políticas Sociales   ·   Escritores   ·   Censura



Argumentum ad hominem


Inicio > Política Nacional
07/04/2013

976 Visitas



Están desde hace unos días bullendo los medios con unas imágenes bastante comprometidas, aunque añejas, del Señor Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia. Si ha estado usted aislado del mundo o en otro planeta, le pongo en antecedentes. En esas instantáneas se le ve al señor presidente en actitud relajada y distendida en el yate de un conocido narcotraficante gallego, disfrutando de un día de ocio veraniego. Eso sí, las fotos datan de hace dieciocho años, cuando el ahora presidente era el segundo de la Consellería de Sanidad gallega.






Pese a lo que pueda parecer, este artículo no es una crítica al señor Núñez Feijoo, sino a ese tipo de guerra sucia que a veces emponzoña la vida política y social en nuestro país. Y digo esto porque la política, en ocasiones, es un boomerang que golpea al mismo que lo lanzó. Hace un tiempo, en 2.009, el señor presidente hizo algo muy similar con su rival político, Anxo Quintana, cuando éste tuvo algunos escarceos con algún que otro empresario del ramo de la construcción.





He de decir que personalmente, aunque estamos en las antípodas políticas, el señor Núñez Feijoo es una persona que me inspira cierta confianza, me parece un hombre honesto, recto y honrado, y unas fotos en compañía desafortunada no va a hacer que me lo deje de parecer. Dicho esto, creo que en esta ocasión ha pecado o bien de ingenuo, o bien de mal asesorado. Alguien que lleva tanto tiempo en la vida pública de Galicia no puede argumentar que no conocía que el señor Dorado era un narcotraficante y contrabandista. Un dirigente de ese nivel debe conocer bien los recovecos de la sociedad regional y saber con quien se mezcla, aunque repito, no es indicativo de nada.





A mí no me resulta edificante ver como se ataca a la persona directamente, llámese Núñez Feijoo o Pepín Blanco o Perico el de los Palotes, si se me permite el coloquialismo. Parece que en España existe el concepto de “Presunción de culpabilidad”, máxime tratándose de un alto cargo público. Estamos de acuerdo en que la honorabilidad de un responsable político ha de estar fuera de toda duda, pero una cosa es ser exigentes con este aspecto y otra muy diferente es dar por buena cualquier acusación que se vierta sobre el individuo en cuestión.





Sin embargo, y poniendo por delante lo anteriormente expuesto, algo que resulta muy llamativo es la respuesta del presidente de La Xunta, es el hecho de afirmar que todo es un montaje cuyo único objetivo es amedrentarle y amenazarle. Yo no soy abogado y mis conocimientos en materia legal se reducen muchísimo y se ciñen al mundo de la empresa, pero hasta donde yo sé, si ese es el caso, se trata de un delito de chantaje, y eso debe resolverlo un juez.





Hugo Roig Montesdeoca, empresario, escritor y militante del PSC-PSOE Telde, Delegado en el Comité Insular de Gran Canaria. Profesor titular del Programa de Alta Dirección de la Harvard Business School, Harvard Managementor.



Etiquetas:   Política   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21028 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora