Naturaleza, cultura y familia

 

.

Esta pulsion sexual ahora culturizada tiene un origen simbólico, subjetivo y psicológicamente prejuicioso donde se niega la experiencia de la expresión de la sexualidad y el erotismo en el vínculo familiar, así los primeros objetos de amor ahora denegados vienen a conformar a través de la sustitución de los mismos la clase o el tipo de objeto sexual sustitutivo que se elegirá a la hora de decidir el objeto de deseo como ideal sexual,  independientemente de que todos somos hijos de un padre y que se esta arraigado en la filiación en la línea de lo sexual a lo social donde se rinda culto como el nuevo tótem al adiestramiento de la socialización, en donde se recibe algún tipo de identidad de quien se es, digamos por el nombre impuesto, o en fin el contexto socio-cultural que vincule al sujeto en la familia y le entrega a la sociedad, en donde la naturaleza y la pulsion cumplan la función social que les asigné para vivir en el ahogo de la castración que constantemente genera malestar.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales