Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Libros   ·   Lectura   ·   Lectores   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Cultura



Sr. presidente Rajoy: no está siendo bien asesorado para gestionar la CRISIS a la que se enfrenta su LIDERAZGO


Inicio > Empresas
27/02/2013


1242 Visitas



Los cargos que le están haciendo a su partido y a su cúpula dirigente son muy graves. Por tanto tienen que ser contundentes y rápidas sus respuestas para dar calma a la ciudadanía, que está muy preocupada por la convergencia de los casos de corrupción en medio de la peor crisis económica de la democracia.


 

Liderazgo e Inteligencia Emocional son los elementos esenciales para evitar y/o saber gestionar los conflictos en las organizaciones (cualquier tipo de estructura organizativa, incluso la de los partidos políticos).

 

Los buenos líderes saben cómo convertir los conflictos en fuerzas positivas, es decir el objetivo no es que desaparezcan (porque ya no se puede) sino saber gestionar la crisis derivada del conflicto. Y esto se ve en los gestos de su cara, en sus respuestas a periodistas, en sus silencios…crea que hasta en el más mínimo movimiento que Ud. haga. ¡Desde ya…con su silencio!

 

¿Puede un conflicto convertirse en una fuerza positiva? ¡Por supuesto que sí!

 

El choque de las fuerzas que originan el conflicto, ensombrecen la realidad que tenemos delante, provocando con frecuencia, que ERREMOS EN LA FOCALIZACIÓN DEL PROBLEMA. Y este es un punto esencial, ya que el diagnóstico de situación que se haga tiene gran probabilidad de ser erróneo.

 

Pero cuidado, que el error que con mayor frecuencia se comete, es el de gestionar MAL EL TIEMPO DE RESPUESTA. Y también en este punto su partido y el propio gobierno están siendo –lo digo con todo respeto- pillado siempre a contrapié.

 

Los líderes altamente efectivos, apelan a la verdad o a ahondar en todos los caminos posibles que conduzcan a la misma. Lo que sí podemos afirmar, es que nunca puede gestionarse adecuadamente y menos aún, resolverse un conflicto, si el líder (líderes) no apelan a la veracidad y a la búsqueda de la verdad, pero con una clara salvedad: no basta con declaraciones.

 

Si el origen del conflicto no se sostiene porque está construido sobre falsedades, la reacción del líder gestionando desde la honestidad intelectual, terminará neutralizando el conflicto sobrevenido y descargando todas las culpas en los acusadores y en la difamación como recurso barato y vil. Pero el serio problema es que el daño personal y/o institucional ya está hecho. Y la reconstrucción será efectiva si la respuesta del líder o líderes (en el escenario político español actual) es creíble. Cuánto más tiempo se pierde en la respuesta, menos confianza y credibilidad tienen los protagonistas del conflicto.

 

Los buenos líderes saben que un alto porcentaje de los CONFLICTOS más severos a los que se enfrenta una organización, requieren de una VISIÓN y EXPERIENCIA que en la generalidad de los casos, no poseen los mandos intermedios e incluso muchos directores generales. De ahí, que muchos conflictos que por su entidad, podrían haberse neutralizado sin demasiada complicación, terminan erosionando a la organización por una mala gestión de los responsables.

 

Hay que tener en cuenta que cuando se está en medio de un conflicto, hará que tengamos un grupo humano reducido en sus energías psíquicas porque tiene miedo al error, creyendo que el fin está cerca. Pero se cometen errores, fundamentalmente en las declaraciones cruzadas y contradictorias.

 

El líder debe dar ejemplo haciendo una buena focalización del problema y demostrar que es posible controlarlo y resolverlo.

 

No bastaron las primeras declaraciones de la secretaria general de su partido, Dña. María Dolores de Cospedal. Con esta acción perdió un tiempo precioso y soliviantó los ánimos de por sí ya muy caldeados. Pero tampoco han sido las declaraciones posteriores de otros miembros de su partido, esclarecedoras de la verdad, punto crucial para reencauzar la gestión del conflicto.

 

Lo peor que puede hacerse en un conflicto, es mentir, disimular la gravedad de la situación o pretender diferir el mismo para más adelante.

 

Sr. Rajoy, de Ud. depende, principalmente, dar un poco de calma y sosiego a la ciudadanía y los millones de votantes que lo han elegido.

 

Su crisis de liderazgo ya no corresponde a su plano personal, ni al de su partido: es una CUESTIÓN DE ESTADO QUE AFECTA A ESPAÑA.



Etiquetas:   Liderazgo   ·   Crisis Económica   ·   Mariano Rajoy   ·   Inteligencia Emocional   ·   Crisis Social

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22235 publicaciones
5301 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora