Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Filosofía   ·   Novela   ·   Género   ·   Biología   ·   Filosofía Social



Eso también es corrupción


Inicio > Política Nacional
25/02/2013


1295 Visitas



Era la tarde anunciada del 22F, la plaza se comenzó a llenar, lentamente, en calma, con alegría por la convocatoria masiva, con el dolor inevitable por el motivo de la convocatoria.


No había militantes al menos en ejercicio, ni barras bravas, ni punteros, ni soldados de nadie, ni mercenarios, no  había nadie obligado a participar, solo había ciudadanos pidiendo justicia. 

Ciudadanos, distintas generaciones, que por obligación y por desidia de los gobiernos, se convirtieron en expertos en economía, gestión, minería, derechos constitucionales, justicia, y en este caso, de los Familiares de la Víctimas de Once, en transporte. A todos y a las distintas edades, los cruza un mismo pedido, un mismo reclamo, un mismo hartazgo: justicia ante la corrupción.

Se naturalizó la corrupción, como un hecho en la función pública. Aceptó la sociedad, que los mandatarios y sus funcionarios lleguen al cargo con un patrimonio y lo dejen (cuando lo dejan) con varias veces más, que en su declaración de riquezas inicial. El justificativo de siempre, casi infantil (o nos toman por pelotudos) "profesionales exitosos... cónyuges millonarios...negocios y empresas anteriores a la función en franco crecimiento". 

Algunos multiplican por dos, por tres, por diez su patrimonio, pero la sociedad debe creer, que ese crecimiento es legítimo, legal, demostrable. Y eso,  solo analizando sus bienes y capitales declarados y a su nombre. Pero se preguntaron alguna vez ¿Qué ciudadano común, no tiene alguna, aunque sea pequeña, evasión impositiva? ¿cuantos del común de la sociedad, no tienen un bien o algún capital a nombre de otro? ¿Cuántos somos- y me incluyo-buenos contribuyentes y ciudadanos?  Bueno ¿cuánto más de todo eso, puede hacer, un funcionario, un político  un empresario, o un integrante del poder? "El Blanco no les da..." decía Lanata , solo imaginen si pudiéramos probar lo que tienen en negro, no declarado o a nombre de terceros.

No es fáctico, lo se, y el periodismo es hechos y no especulaciones, pero, cada quien conoce su propia historia y su grado de honestidad con respecto a ella, y si un ciudadano común evade y esconde su riqueza, miserable a la par de cualquiera que tenga poder, cuanto más  lo pueden hacer ellos. (un dato: más del 60% de los que utilizaron tarjeta de crédito en el exterior, no reclaman el 15%, eso muestra el grado de economía no formal) Está claro que en un país donde las cargas impositivas y tributarias llegan al 40% (el doble de la media latinoamaricana) la evasión aveces es supervivencia. Pero las generalizaciones nunca son buenas ni justas, seguro nos equivocamos si aplicamos la misma teoría a todos, aunque a muchos,   sus declaraciones de riquezas, de año en año, los condenan. La que no condena, casi nunca lo hizo, es la Justicia.  María Julia fue una excepción a la regla y la única del mnemismo, gobierno en el que  cada uno de sus integrantes, fue condenado socialmente, pero principalmente por el Kirchnerismo. Claro que la condena de este gobierno llegó, hasta el momento que necesitaron el voto de Menen en el Senado. Más tarde el riojano hasta sería parte de una lista aliada en su provincia, con Cristina como Presidenta en 2011.  La Causa "Armas" que involucraba a Menen y 18 más, no tuvo culpables, todos fueron sobreseídos. La realidad indicaba que si condenaban a uno, todos los demás sin importar el orden, estaban relacionados, como participes necesarios, cómplices, encubridores, o instigadores. Por eso el camino más fácil para el tribunal, fue sobreseerlos.  Osea la armas, se exportaron solas.

Hay muchos grados de corrupción, desde los punteros que se quedan con parte de un magro plan social, hasta los negocios de las grandes esferas del poder. El Kirchnerismo- documentado periodisticamente- los tuvo todos. La causa Skanka, además de ser la primera denuncia de corrupción importante,  para el gobierno kirchnerista, fue emblemática. Luego del proceso judicial, la empresa encontró entre sus directivos y ejecutivos, serias irregularidades en los contratos y varios de ellos fueron despedidos o desplazados de su función. La Justicia en cambio, dictó falta de mérito en las acusaciones a todos los funcionarios acusados. Paradójico  la empresa -con lo que ello implicaba- aceptó los sobreprecios y la corrupción en las contrataciones  y la Justicia la negó.  Osea, los sobreprecios que pagó Skanka en los contratos, no los cobró nadie.

Hacer solo un resumen a modo de enumeración de los casos de corrupción denunciados en este gobierno y  los indicios, con los que especula la prensa, ocuparía mucho más que esta columna. Aún citar funcionarios y personajes cercanos al gobierno, indicados o sospechados, con o sin denuncias judiciales, seria complejo, por las relaciones que se pueden establecer.  Quizá podríamos comenzar con los desplazados por Graciela Ocaña del PAMI que luego protagonizaron la "Ruta de le Efedrina". Esta causa que ahora reactivó Servini de Cubria , y  de investigarse a fondo, podría implicar a funcionarios que fueron muy cercanos a Néstor Kirchner y hasta el mismo Aníbal Fernández.  

Los subsidios a las privatizadas de servicios públicos y a empresas de auto-transporte, generaron  más oportunidades de negocios con dinero público. Las Tercerizadas, la falta total de inversiones, los servicios decadentes, con el único atenuante, que no aumentaban.

Amado Boudou  el Vicepresidente de la Nación, aquel que cuando Cristina viaja, queda como presidente en su reemplazo- increible- tiene denuncias y causas en cuatro juzgados. Desde el oficialismo dirán que se trata de una gran operación mediática (explicación casi infantil o creen que la gente es pelotuda) pero lo cierto es que el oficialismo en su totalidad y sus aliados a la hora de votar en el Congreso  (idiotas útiles o crédulos  que anteponen lo ideológico a lo real) nacionalizaron la imprenta y con eso  borraron muchas pruebas, de la ex Cicconne Calcográfica. La que más comprometía a Boudou por sus acciones, con respecto a beneficios otorgados a la compañía. Se nacionalizó una empresa, que su función la podía y debía cumplir el BCRA (imprimir billetes) y no se compensó a sus dueños por la expropiación, porque no tenía dueños. 

Quedará en la historia corrupta de la Argentina, como un caso,  que el propio Congreso, evitó que se investigue.

Santa Cruz, sus empresarios y la Familia Kirchner, tendrán en esa historia, varios capítulos. Conceptos, trascendidos, informaciones, denuncias que no llegaron a ninguna parte, justicia cooptada por el poder. Pero aunque muchos desde el mismo comienzo del kirchnerismo lo alertaron, hoy la realidad es inapelable.

 Modestos empresarios amigos de los Kirchner como Cristobal López, con una empresa de recolección de residuos en el comienzo de este gobierno,   una década después, se da el lujo de tener juegos de azar, petroleo, negocios inmobiliarios y medios de comunicación. En el termino de 1 año, si se confirma la operación con  Ideas del Sur en U$S40 millones, habrá comprado a los dos empresarios más exitosos de los medios de comunicación: Hadad y Tinelli. Ya tiene todos los medios de Hadad y ahora va por la productora de Tinelli. Es verdad que precipitó todo, el trascendido  que el mismo Adrían Suar lanzó, de que se venía- en un año electoral- el "bailando de los políticos" El interés de López se convirtió en concreción de inmediato.  ¿Será suyo el dinero, o tendrán algún aporte publicitario oficial? 

Contando que al gobierno le conviene que si hay "bailando" lo haga un amigo y no el Grupo Clarín, no descartaría dinero público, en la  millonaria operación.

¿Cuál es el hecho de corrupción puntual, se preguntaran los que apoyan al gobierno? 

Además de los posibles fondos públicos involucrados, las licitaciones al por mayor para López, la autorización a complejos de juegos de azar majestuosos, en medio de la zona más pobre de Santa Fé, que tiene todos los servicios públicos y más;  mientras los vecinos pobres de alrededor, no tienen cloacas, ni agua segura. (el gobierno santafesino también tiene su cuota de responsabilidad en el fastuoso emprendimiento)

Más allá de estas pavadas, la Ley de medios le impide a un individuo, empresa o persona física o jurídica, aglutinar tantas licencias. Eso  por un lado y por el otro, el impedimento es, por ser proveedor de Obra Pública, tener negocios petroleros y de otro tipo con el Estado.

¿No pedían que se aplique en su totalidad la ley de medios? ¿No tenemos una defensora del público, Cyntia Ottaviano? 

¿Qué espera para denunciar a Cristobal López ?

No hay "hechos, sospechas o denuncias" de corrupción,  hay una actitud corrupta que atraviesa la gestión y la época. 

Y solo citamos unos pocos ejemplos, conocidos por la opinión pública y evidentes. Sin embargo hay otra corrupción más sutil, esa que la sociedad no ve o no le importa. La escandalosa distribución de pauta publicitaria, que elimina a los medios críticos o compra a los medios y estos eliminan a los periodistas críticos (como en mi caso). Eso también es corrupción, por que utiliza dinero público, como lo utiliza el Fútbol, que le da a la AFA miles de millones de pesos, esta a su vez le da a los clubes a discreción, la mayoría con sus cuentas en rojo y estos -aunque lo nieguen- bancan a los barras bravas, que también trabajan para la política. 

Dinero público que en lugar de ir a obras indispensables, termina en distintas formas de propaganda de gobierno. ¿Cuál es el fin de esa propaganda? ¿Qué persigue? ¿La continuidad de este modelo? ¿La corrupción continua en cada una de sus acciones?  Cada uno de los pocos ejemplos que citamos, demuestran que la corrupción mata. Las empresas tercerizadas y los subsidios, que se quedaron empresarios y funcionarios: mataron a Mariano Ferreyra y a los  51 víctimas de Once, más Adrada. 

La corrupción en el PAMI mató abuelos y familiares enfermos, pero derivó en la causas de drogas que siguieron matando. 

La Corrupción en el Fútbol, hoy financiada desde el estado, también mata. 

Y para que exista toda esa corrupción, está la corrupción en los medios de comunicación y el periodismo, que cobra para ocultarla y negarla.

Antes se creía que en los casos de corrupción, solo el funcionario público podía ser acusado. Luego se agregó  que para que exista corrupción, había un privado que pagaba, y ambos podían ser acusados. Últimamente se habló de invertir la carga de la prueba y que ante la sospecha o denuncia, el funcionario era culpable, hasta demostrar lo contrario y el resto de los implicados, según lo que se pudiera probar. Hoy habría que contemplar en las denuncias, a aquellos que teniendo información, por ser responsables de medios o periodistas, no denunciaron públicamente los hechos que conocían o peor aún, los ocultaron. 

Con esto se cerraría el circulo corrupto, dinero público, funcionario, empresario involucrados y medios o periodistas que lo ocultan y niegan.

La concentración económica productiva y comercial histórica y que beneficia a unos pocos grupos económicos, también es corrupción.

La explotación minera o petrolera altamente contaminante, que al país no le deja nada y devasta regiones, economías y el hábitat natural de los pobladores, también es corrupción. La ley de Medios, que proclamaba todas las voces y solo le da lugar a las que dicen lo mismo y no critican al gobierno, también es corrupción.

Querían con la ley desconcentrar los medios de comunicación, pero la economía está concentrada en pocos grupos y no hay anunciantes para todos, por eso muchos dependen de pauta oficial, eso también es corrupción .

La corrupción mata y ese es el resultado, último, irreparable y más doloroso.

Pero antes de eso, la corrupción desalienta, es una injusticia, discrimina y condiciona el crecimiento de una sociedad.

Estamos en el capitulo final de otra falacia económica, sin duda la más cruel, porque además de la corrupción, sostuvo con un discurso épico y revolucionario, una irrealidad de lo más banal. Una devaluación como la que viene soportando la sociedad a través de la inflación los últimos seis años, la empobrece. Pero lo que piensan implementar bajo el eufemismo de "desdoblamiento cambiario" va a romper con los contratos, los pocos proyectos, que aún teníamos y lo peor, con nuestro esfuerzo. Con discurso revolucionario o no, a una devaluación la paga la sociedad. La pagan más los más pobres, y se benefician,  los más poderosos, que tienen acceso a los dólares.

Si todos los dólares que ingresan al país, que por otra parte provienen de producciones privadas, son retenidos por el Estado y solo el Estado administra los dólares, si existe un dólar Blue, es por que el mismo Estado lo vende y lo pone en las calles.

Eso también es corrupción. Corrupción que minó, su propio Modelo Económico.





 











Etiquetas:   Corrupción   ·   Economía   ·   Política   ·   Gobierno   ·   Programa de Gobierno

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18569 publicaciones
4703 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora