Chile: Integridad Territorial, sí o sí.

El presidente de Chile Sebastián Piñera entregó este lunes una dura y contundente respuesta a las peticiones del mandatario boliviano, Evo Morales, durante la sesión plenaria de la CELAC, luego que éste reiterara la demanda marítima del país altiplánico. Tras las declaraciones de su par boliviano, Piñera replicó que “Chile no está dispuesto a cortar o dividir su territorio. Y creo que a ningún país del mundo se le puede pedir una situación de esa naturaleza”. Chile republicano limitaba con el sur del río Loa por el norte. Se habían heredado los límites que fijaba España. La Capitanía General de Chile partía en ese hito, al sur del Loa. Bolivia era mediterránea. El Virreinato del Perú seguía desde el Loa al Norte. En 1833 habiéndose creado la Superintendencia de Aduanas, le compete a Chañaral la jurisdicción del despoblado de Atacama, acompañando a los pioneros que hacían soberanía, fundándose los puertos de Taltal, Paposo y Pan de Azúcar con autoridad de la Aduana hasta la caleta de Mejillones. En esos albores de la república la Aduana cumplía las funciones que hoy prestan Carabineros, el Servicio de Impuestos Internos y Correos de Chile. Los aduaneros tenían jerarquía militar y los oficiales de Aduana usaban poncho de castilla y carabina, teniendo a cargo el resguardo de las fronteras. Fue Simón Bolívar el que le dio el nombre a Bolivia y también salida al mar por la caleta de Cobija. Ya mucho antes Perú le había negado salida soberana al mar, aunque era Arica el puerto utilizado por Bolivia para su comercio.

 

. Tras las declaraciones de su par boliviano, Piñera replicó que “Chile no está dispuesto a cortar o dividir su territorio. Y creo que a ningún país del mundo se le puede pedir una situación de esa naturaleza”. Chile republicano limitaba con el sur del río Loa por el norte. Se habían heredado los límites que fijaba España. La Capitanía General de Chile partía en ese hito, al sur del Loa. Bolivia era mediterránea. El Virreinato del Perú seguía desde el Loa al Norte. En 1833 habiéndose creado la Superintendencia de Aduanas, le compete a Chañaral la jurisdicción del despoblado de Atacama, acompañando a los pioneros que hacían soberanía, fundándose los puertos de Taltal, Paposo y Pan de Azúcar con autoridad de la Aduana hasta la caleta de Mejillones. En esos albores de la república la Aduana cumplía las funciones que hoy prestan Carabineros, el Servicio de Impuestos Internos y Correos de Chile. Los aduaneros tenían jerarquía militar y los oficiales de Aduana usaban poncho de castilla y carabina, teniendo a cargo el resguardo de las fronteras. Fue Simón Bolívar el que le dio el nombre a Bolivia y también salida al mar por la caleta de Cobija. Ya mucho antes Perú le había negado salida soberana al mar, aunque era Arica el puerto utilizado por Bolivia para su comercio.

Para entonces, de acuerdo a cartas de la época intercambiadas por Máximo Villaflor y Benjamín Vicuña Mackenna, la Aduana de Chañaral controlaba hasta la caleta de Mejillones y pioneros como Diego de Almeyda y el propio Máximo Villaflor recorrieron esos extensos territorios buscando sus riquezas mineras. Máximo Villaflor fue un destacado aduanero que actuó como Administrador de Aduana de Pan de Azúcar desde 1865 hasta 1890, viviendo en su territorio el impacto de la guerra del Pacífico. Con un gran sentido de Estado, Máximo Villaflor proponía en sus columnas en El Mercurio, que se colonizara y se industrializara el desierto de Atacama. Fue desoído y castigado por el poder central y estuvo más de un año en la frontera  del Elqui, por tener demasiada iniciativa para un servidor público. Sin embargo, su pensamiento llegó a otros líderes regionalistas, como su amigo Pedro León Gallo, que habiendo emprendido una guerra independentista por Atacama, en contra de la capital,   finalmente  vuelve a Santiago como el representante del Norte rebelde en el Parlamento. El centralismo terrateniente no tenía la visión pionera de estos hombres del desierto y desmerecieron el "despoblado de Atacama" igual como lo hicieron con la Patagonia, por lo que ese ingreso de Bolivia a Cobija y el subsecuente acuerdo de 1866 para la explotación conjunta del territorio entre los paralelos 23 y 25 grados de Latitud sur, fue una pésima decisión que, en definitiva llevó a la guerra del Pacífico. Fue recién en 1866 que Bolivia metió una cuña en el territorio chileno, con la caleta de Cobija, fijándose un un área de explotación conjunta de las guaneras, donde el 92% de la población era chilena y que Bolivia no respetó, lo cual detonó la guerra. Es bueno escuchar de parte del Jefe de Estado que ahora "jamás se aceptaría cortar el territorio" , porque en el siglo XIX sí hubo displicencia central al respecto, que no debemos olvidar. Si reconocemos nuestra historia podremos enfrentar con más tino y fuerza el futuro. ____________________________ Periodismo Independiente, 28 de enero de 2012, @hnarbona en Twitter Una mirada libre a nuestro entorno

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales