Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Estados Unidos   ·   Poesía   ·   Reseña   ·   Paz Social   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Colombia   ·   Escritores



Ciudad Juárez, una gran ciudad


Inicio > Ciudadanía
22/01/2013


1121 Visitas



¿Cómo es posible que una de las ciudades con mayores atractivos y potencial para los inversionistas, adolezca de un presupuesto digno y suficiente a sus necesidades más elementales? 




El 353 aniversario de la fundación de la Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de Mansos del Paso del Río del Norte, conmemorado el pasado mes de diciembre, nos obliga a reflexionar seriamente -a todos los juarenses- sobre el pasado, el presente y el futuro de nuestra ciudad.

Y cuando escribo “nuestra ciudad” y “los juarenses”, asumo que todos quienes vivimos aquí somos juarenses y es nuestra ciudad porque, aunque de orígenes muy diversos, la calidad de juarense no solo se adquiere por nacimiento, sino también por el cariño que se le debe tener al lugar en el que vivimos y en el cual nos desarrollamos.

Una comunidad como la nuestra con 353 años de antigüedad, con una rica historia y con una amplia gama de tradiciones y cultura propias, sin duda que merece un mejor futuro pero, sobre todo, un mejor presente basado en el adecuado aprovechamiento de la enorme gama de recursos con que cuenta.

Pero como todas las grandes ciudades, los problemas de Juárez también son grandes y así deben ser vistos y reconocidos con el fin de encontrar las mejores soluciones a los mismos, porque si sus problemas son grandes del mismo tamaño deben ser las medidas para solucionarlos.

Para los juarenses, sobrevivir durante 353 años en medio del desierto y alejados del sofocante paternalismo centralizado del gobierno, ha sido no sólo una épica hazaña, sino la muestra más contundente del carácter esforzado e indomable de los fronterizos. Y no solo por haber sobrevivido, sino por haber logrado el crecimiento y desarrollo de una gran ciudad que, hoy por hoy, compite a nivel mundial por ser una de las mejores, pese a todas sus carencias y limitaciones.

La lejanía del centro del país, sus condiciones climáticas extremas, el desierto y la falta de vías de comunicación modernas y eficientes, son condiciones adversas que, para otras ciudades, significarían importantes obstáculos, sin embargo para Ciudad Juárez se han convertido en alicientes y estimuladores que han favorecido su consolidación.

Situada actualmente como una de las ciudades, en el mundo, con mayor potencial de desarrollo industrial y económico –no obstante algunos importantes tropiezos en sus niveles de competitividad-, Ciudad Juárez se enfrenta al enorme reto de recuperar las condiciones favorables que le permitan retomar la senda del crecimiento no solo industrial y económico, sino también social.

Y en este sentido, pareciera que nos enfrentamos a una especie de dicotomía en la que, por un lado, la ciudad se presenta ante los inversionistas del mundo con enorme potencial para sus actividades, pero por otro lado, somos de las ciudades con mayores rezagos en infraestructura urbana, en desarrollo social y en índices de competitividad. Extraña paradoja de la realidad juarense.

Ya en días pasados el Alcalde Murguía se quejaba amargamente de que el presupuesto municipal no alcanza para todas sus necesidades, “… son muchas las carencias y muy chiquita la cobija”, dijo, sin embargo no hace un pleno reconocimiento a que el tamaño de la cobija, es una consecuencia directa y natural de una excesiva centralización en las decisiones sobre recursos y participaciones tanto estatales como federales a nuestra ciudad, es decir, el dinero que llega a Juárez sigue dependiendo de la “buena voluntad” de otras autoridades, y no de una consecuencia proporcionalmente directa –e inevitable-, de lo que en Juárez se produce y se genera en materia de economía, PIB, recaudación y otros índices de este tipo.

¿Cómo es posible que una de las ciudades con mayores atractivos y potencial para los inversionistas, adolezca de un presupuesto digno y suficiente a sus necesidades más elementales? La respuesta a esta pregunta, nos explica con claridad el por qué de esa dualidad entre potencialidades extremas de desarrollo y fuertes carencias de lo más básico.

Pero quizá el asunto no tenga tanto que ver con presupuestos oficiales, es decir, no como factor fundamental de la problemática, sino con una falta de enfoque y rumbo en las políticas públicas que deberían estar generando estas condiciones favorables tan necesarias en cualquier entorno de competitividad, mas aun cuando esta es globalizada.

Buscando información económica de la ciudad, para escribir con suficiencia y sustento sobre el tema, o bien para realizar análisis comparativos que sirvan de base a una artículo sobre Ciudad Juárez desde el enfoque económico, me he encontrado con una enorme dificultad para encontrar este tipo de información actualizada, confiable, oficial, segura, suficiente. Si bien existen diversas instancias en donde es posible hacerlo, la información que ahí se encuentra o bien esta desfasada de la realidad, o no es actual o esta inconexa con otras variables o simplemente no hay.

En este proceso de búsqueda e investigación, me entrevisté con Misael Máynez, quien es economista con maestría en Economía Industrial por la UANL y Catedrático de Economía en la UACJ, y quien me señaló al respecto que, efectivamente, una de las carencias importantes en este tema es la falta de información.

Máynez Señala que “… aunque existe mucha infraestructura orientada a ese esfuerzo, existe la Dirección de Promoción Financiera del Municipio, la Secretaría de Economía del Gobierno del Estado, el IMIP, la UACJ, la UACH y otras universidades privadas, además de asociaciones civiles orientadas a tal fin como Desarrollo Económico, FECHAC y el Plan Estratégico; sin embargo, no se ha desarrollado una propuesta que los integre; no hay un plan integral de todas estas instituciones relacionadas para levantar, procesar y difundir información que se genere aquí, que sea de apoyo en la toma de decisiones públicas y privadas. La necesidad existe y ha sido manifiesta en el sector público y privado, pero no se ha detonado una política para integrar a todos los involucrados y generar y difundir información oportuna.”

Y pongo tan sólo un caso reciente que nos permita ejemplificar claramente esta situación, y la trascendencia que tiene en la economía de cualquier ciudad o comunidad.  Durante el fin de semana en que se puso en marcha el programa denominado “El Buen Fin”, se generó por supuesto una gran cantidad de información en relación con las expectativas del programa y los resultados alcanzados.

A nivel nacional, el mismo martes, es decir una día después de concluido, ya era posible consultar en la Canaco nacional, en la SHyCP, en Secretaría de Economía, en la ANTAD y en diversas instituciones y organismos, los resultados alcanzados durante “El Buen Fin” tanto en ventas totales, como en su desglose por giros, actividades económicas y su relación con el mismo evento del año pasado. Es más, hubo cortes parciales de ese tipo de información la noche del sábado 17, la del domingo 18 y la del lunes 19 de noviembre. ¿Por qué? Porque esa información es vital en la toma de decisiones.

En cambio, aquí en nuestra ciudad, todavía hoy no es posible conocer los resultados del “Buen Fin” a ese nivel de detalle. Y recordemos que eso es solo un ejemplo, de un evento en específico. Bueno, pues lo mismo sucede a todo lo demás referente a la economía fronteriza.

El mismo Maestro en Economía Misael Máynez, me refiere que en el año 2001 presentó a la Canaco local un proyecto denominado “Competitividad en el área Ciudad Juárez – El Paso” y en el que, luego de una detallada y científica investigación de campo, se detectaron las áreas de oportunidad en las que se debería de trabajar, para mejorar notablemente los principales índices económicos de la ciudad, tales como numero de cruces a El Paso, tanto de vehículos de carga, como de automovilistas o de peatones.

En este documento, por ejemplo, se consignaba que en el año 2000 hubo en total 54.3 millones de cruces de Juárez a El Paso, de los cuales 5.8 millones (10.7 por ciento) fueron de peatones; 16.3 millones (29.9 por ciento) fueron de automovilistas y 719 mil cruces (1.32 por ciento), correspondieron a vehículos de carga. Con estos datos, el Maestro Máynez determinó, en ese entonces, que los fronterizos gastaron durante el 2000, aproximadamente 2.2 millones de dólares, estimación que desde esa fecha no ha vuelto a actualizarse.

Este tipo de información analítica, desglosada, científica y numérica, es la que sirve de base a los inversionistas, tanto nacionales como internacionales, para tomar decisiones sobre los lugares más propicios para sus inversiones. De ese tamaño es la importancia de la información económica estadística y analítica.

Quizá por la formación eminentemente académica del Maestro Máynez, es que su visión de la economía fronteriza tiene esa claridad de miras y alcances, visión que le vendría muy bien a muchos de nuestros políticos y gobernantes actuales, quienes están acostumbrados a tomar decisiones “sobre las rodillas”, o bien, desconociendo totalmente del tema y fuertemente influenciados por una pléyade de “asesores” que responden a intereses muy diversos, pero que nada tienen que ver con el interés de la ciudad.

Es pues, una necesidad prioritaria para Ciudad Juárez (otra mas) contar con un Centro de Estudios Estadísticos, Económicos, Demográficos y Sociales que detecte, concentre y procese toda la información estratégica relevante de la ciudad y que garantice su adecuada difusión, porque no se trata de que algunas dependencias (públicas o privadas) la tengan, pero que para obtenerla se requiera pasar por todo un auténtico viacrucis burocrático. El Catedrático Máynez coincide en señalar que, este Centro, debe ser operado por una Institución académica, como la UACJ, y financiado por recursos de los tres órdenes de gobierno, así como de la IP.

El tema no es menor. No se trata de una simple ocurrencia. Hay muchas voces calificadas que coinciden en esta necesidad. Si de verdad queremos para nuestra ciudad un futuro promisorio y, por supuesto, un mejor presente bien valdría la pena que autoridades y empresarios trabajen en el tema, por el bien de Ciudad Juárez y de los que aquí vivimos.



Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Política   ·   Sociedad   ·   Ciudad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20154 publicaciones
5043 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora