Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Alimentos   ·   Alimentación   ·   Nutrición   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Lectura   ·   Libros   ·   Escritores   ·   Innovación   ·   Poesía



DC y PC entre el amor y el odio


Inicio > Política Nacional
03/01/2013


1241 Visitas



Una de las relaciones más tormentosas de la política chilena es la que se da entre la DC y el PC.  Donde el tira y afloja entre ambas colectividades ha llevado a que el Presidente de la DC, Ignacio Walker, apoyara y proclamara públicamente sin reservas de ningún tipo a candidatos a alcaldes del PC como Camilo Ballesteros o Daniel Jadue, pero al mismo tiempo manifestara que “una eventual participación del PC en un futuro gobierno (de Bachelet) puede convertir en una bomba de tiempo y en el verdadero talón de Aquiles de esa futura administración”[1].


Esta disonancia en la actitud política de la DC, abre una interrogante que sería bueno aclarar, ¿La relación política de la falange y el PC sólo se basa en un acuerdo por conveniencia política? ¿Qué mueve a la DC pactar electoralmente  con el PC, pese a que estos últimos no respetan a cabalidad los principios democráticos o de DD.HH?

Por otra parte, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier ha contraatacado con dureza a su par falangista señalando que “le han preguntado cómo pueden pretender ustedes ir juntos con un partido que apoyó el golpe de Estado”[2].  Mientras que la DC le enrostró a la tienda comunista su apoyo explícito a regímenes donde se violan los DD.HH como Cuba, Corea del Norte o Siria.

El problema con el PC de la DC, o al menos de parte de ella, se basa en la necesidad de que el PC se defina en torno al respeto de los derechos humanos y el rechazo a toda forma de dictadura y de violencia política.

Pese a que la crisis entre las dos tiendas bajó de intensidad tras un inédito encuentro entre ambas directivas realizado a mediados de diciembre, esta volvió aumentar luego que la ex líder estudiantil y actual pre-candidata a diputada por La Florida, Camila Vallejo, manifestara desafiantemente que en un eventual gobierno de Bachelet su partido estaría “con un pie en la calle y otro en el gobierno... Vamos a estar así, como decía Walker, aunque no le guste a la DC”[3]. 

Al afirmar eso la pre-candidata a diputada, confirma lo que muchos pensábamos, la instrumentalización y politización del movimiento político estudiantil del 2011 y 2012 por parte del partido comunista, cuyo único fin no es otra cosa que potenciar a una nueva camada de dirigentes de ese partido, cuyo objetivo es renovar a un partido con casi un siglo de historia, cuyas principales ideas o principios hoy están completamente obsoletos para el mundo.

Conjuntamente Vallejo señaló que un acuerdo parlamentario del PC con la Concertación no los obliga necesariamente a apoyar un eventual gobierno de Michelle Bachelet.  Algo que fue ratificado por el presidente de su partido, quién afirmó: Camila ha expresado la política del PC. Nosotros no tenemos hoy día ni candidata ni candidato, tampoco tenemos un compromiso con Bachelet”[4].

Lo que se puede interpretar como una presión del PC para asegurar cierto número de cupos para sus candidatos a la Cámara Baja o al Senado, saltándose nuevamente las primarias abiertas para la designación de candidatos que se realizarán al interior de la Concertación, al igual como lo hizo con sus candidatos a alcalde para las municipales pasadas.  Es decir, una vez más el PC intenta restarse de la voluntad ciudadana, algo que no le trajo buenos réditos en la última parlamentarias, donde sólo 4 de sus siete candidatos a alcalde salieron electos, y al menos uno de estos ediles – en Recoleta- resultó vencedor, gracias a la impericia en la definición del candidato de Coalición, más que por méritos del ganador.

Con todo, la tirante relación entre la DC y el PC seguramente tendrá una serie de nuevos capítulos de tensión, al menos hasta que Michelle Bachelet hable en marzo. Por ahora se avecinan para el primero, a mediados de este mes la definición de su candidato presidencial –entre Claudio Orrego y Ximena Rincón- y para el segundo la llegada a Chile del dictador cubano Raúl Castro, invitado a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños-Unión Europea (CELAC-UE).

Oportunidad en la que nuevamente se cruzarán las posiciones del PC con los de la DC, esto tras denegar por parte del régimen castrista la salida de la isla a la hija del recientemente fallecido líder de la disidencia, Oswaldo Payá, muerto en extrañas circunstancias.

[1] La Tercera, 2 de Enero de 2013.



[2] El Mercurio, 29 de Noviembre de 2012.



[3] La Tercera, 31 de Diciembre de 2012.



[4] La Tercera, 2 de Enero de 2013.







Etiquetas:   Política   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22655 publicaciones
5344 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora