No se pueden perdonar las deudas de las EPS

 

.bp.blogspot.com/-U_07uUNK5KU/UMBozCwqVfI/AAAAAAAACdI/-a2lp3RFsqY/s1600/web_colp_hf62598__big_tp.jpg" imageanchor="1" style="color: rgb(0, 158, 184); outline: none; text-decoration: initial; -webkit-transition: color 0.3s; display: inline; margin-left: 1em; margin-right: 1em;">
Juan Carlos Giraldo Valencia

Director Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC)

Este martes en plenaria de Cámara y Senado, los congresistas definirán si le dan el sí al proyecto de ‘cuentas maestras’ que está impulsando el Ministerio de Salud y Protección Social, que busca descongelar cerca de 1,8 billones de pesos que están atascados en las entidades territoriales.

Los dineros irán a parar directamente a los hospitales públicos que desde hace varios años han estado clamando soluciones  a su falta de liquidez.

Según las cuentas de la Asociación de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos (ACESI) la deuda de la red pública asciende a 4 billones de pesos.

Aunque los 1,8 billones llegarían como un paliativo al sector, la directora de ACESI, Olga Lucía Zuluaga, sostiene que son recursos que están esperando. Sin embargo, los hospitales y clínicas privados a quienes también les deben cuantiosas sumas de dinero, no recibirán ni un peso de este alivio del Estado.

Según las cuentas de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) las EPS, entidades territoriales y el FOSYGA les deben a estos prestadores tanto públicos como privados 4,5 billones de pesos.

Por eso, el director de la ACHC, Juan Carlos Giraldo, es uno de los contradictores de que los recursos que se van a liberar solo se destinen a los hospitales públicos.

No obstante, la mayor preocupación del gremio es que el Gobierno termine pagando las deudas que deberían asumir las EPS.

“El sector hospitalario privado y público prestó una serie de servicios, y atendió unos ciudadanos afiliados a unas EPS, o que tenían una vinculación a una entidad territorial, y esas instituciones son las que tienen que pagar esas cuentas”, dijo Giraldo.

Y es que el proyecto propone que el Gobierno compre las deudas que las EPS tienen con los hospitales. En otras palabras, se utilizarán los recursos del Estado para pagarles a las instituciones de salud lo que les deben la EPS, y estas deberán reembolsar el dinero después al Gobierno.

Lo que argumentan los voceros de hospitales y clínicas es que muchas EPS se han declarado insolventes, y no habría garantía de que ellas le pagarán ese dinero al Gobierno.

A esto se suma que aún no se ha definido claramente a cuánto ascienden las deudas entre EPS y hospitales, que están haciendo cuentas distintas.

Para Giraldo, el gran problema con este proyecto es que se vende como un salvamento para los hospitales, pero se deja de lado la discusión sobre el destino que se le dio al dinero que recibieron las EPS de forma anticipada para pagar las prestaciones de servicios con los hospitales y clínicas, a través de las cotizaciones que mensualmente pagan los usuarios y lo que desembolsa el Estado.

“Puede haber unos mecanismos para dar liquidez y el Gobierno y el Congreso los están buscando, pero nunca se pueden relevar a las EPS de las obligaciones que tienen, porque los ciudadanos, las empresas y el Estado ya prepagaron el sistema de salud. Lo hicimos a través de cotizaciones e impuestos, se les entregaron pero resulta que no cumplieron y no tienen con qué pagar”, enfatizó el director de la ACHC.

EPS RESPONDEN

Jaime Arias, el Presidente de ACEMI (agrupación que reúne a la mayoría de EPS del régimen contributivo), respondió que las deudas con los hospitales y clínicas crecieron por culpa de los servicios no POS, que los llevaron a pagar recursos cuantiosos que no les ha devuelto el Gobierno.

Según Arias, las EPS han tenido que utilizar los recursos de la UPC (Unidad de Pago por Capitación) que es para pagar lo que está en el POS, para cubrir las prestaciones excepcionales que no están dentro de los planes de beneficio.

Lo que estaban esperando las EPS es que el Gobierno les devolviera esos dineros, que según sus cuentas superan los dos billones de pesos. Con eso pretendían pagar lo que les deben a los hospitales y clínicas.

Sin embargo, el ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria, ha dejado claro que las cuentas que ellos tienen son diferentes, y que el Gobierno solo les reconocerá alrededor de 400.000 millones de pesos por cuenta de estas prestaciones.Publicado por: COLPRENSA, BOGOTÁ

http://albamarinaruedaolivella.blogspot.com/2012/12/no-se-pueden-perdonar-las-deudas-de-las.html

e-mail: amrolab7@yahoo.com

Visita mi fan page en FACEBOOK 

Sígueme en TWITTER                          

Sigue Mi Periódico en Paperli 

Sigue mis Videos en YOU TUBE 

Sigue mi Blog en BLOGGER 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales