Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Psicología   ·   Novela   ·   Lectores   ·   Poesía   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad



Ensayo breve sobre la caridad


Inicio > Política Nacional
25/11/2012

4219 Visitas




“La caridad es la virtud sobrenatural por la que amamos a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos por amor a Dios. Es la virtud por excelencia porque su objeto es el mismo Dios y el motivo del amor al prójimo es el mismo: el amor a Dios. Porque su bondad intrínseca, es la que nos une más a Dios, haciéndonos parte de Dios y dándonos su vida.” (Libro de Juan, Capítulo 4, Versículo 8)





Más allá de la pretendida rimbombancia del título de este artículo,resulta bastante desconcertante que, siendo este anterior uno de los preceptos que más distingue a la cristiana del resto de religiones monoteístas, sea tan obviado por los que se erigen en defensores de la creencia y los llamados “católicos de base”. Centrando este argumento en dos casos de actualidad como son, por un lado, las cuatro niñas muertas en la macrofiesta celebrada el recientemente adoptado como propio día de “Halloween”. Por otro el caso de las viviendas que vana a expropiar en Madrid con el supuesto argumento del aumento en las arcas municipales.





La “legionaria de Cristo”, alcaldesa de la capital, es la principal precursora de la expropiación de las viviendas para dar paso a una construcción de edificios para una inmobiliaria de la que es consejero el marido de otra ilustre defensora de la Iglesia Romana; la señora Cospedal, que tanto gusta de fotografiarse con mandatarios religiosos ataviada de riguroso negro y mantilla y peineta evocadoras de la prehistoria hispánica. Dicho de otro modo, van a dejar a gente en la calle para obtener beneficios económicos. Aspectos que chocan con lo que se define como un “buen cristiano” que, en teoría, debe vivir en pos de agradar a Dios por medio de la generosidad, dar de comer al hambriento y dar de beber al sediento.





Que a la derecha ultracatólica española no le gustan ni la transparencia ni la claridad en sus actuaciones políticas no es ninguna novedad, así como es evidente que la religiosidad es tan sólo una pose hacia los demás. Lo que sí es bastante chocante es lo que está aconteciendo en estas fechas con el otro ejemplo, el conocido caso “Madrid Arena”. Mientras cundía el desconcierto y había que empezar a depurar responsabilidades políticas, a la señora Botella no se le ocurrió otra cosa que irse a un spa de lujo en Portugal, lo que demuestra la empatía que tiene esta señora con sus conciudadanos. Cuestión que ha degenerado en uno de los grandes defectos de las personas de marcado carácter religioso; la soberbia. Pese a ser notorio que actuó mal, se mantiene en sus trece y afirma que obró correctamente.





No aceptan comisiones de investigación y no ha habido responsabilidad más allá de unas ruedas de prensa que firmaría el propio “Chiquito de la Calzada” y una negativa rotunda a que se formulen preguntas por parte de la prensa o de la oposición, haciendo gala de esa sensación mesiánica de sí mismos que tienen este tipo de personajes tocados por la gracia de Dios. Concretamente esta señora cuyo único mérito en su vida ha sido ser la señora de José María Aznar y ser toda una experta en materia de fruterías, cuentos infantiles y adopción de fetos para investigación de células madre.





Alguien podría caer en la analogía simplista con el caso de los ERE de Andalucía. Sólo matizar que en aquel caso sí hubo una comisión de investigación.





Quiero aclarar que este artículo no es un alegato contra las creencias de nadie, -faltaría más-. Es tan sólo una observación sobre la hipocresía de los que se definen como candidatos permanentes a entrar en el Reino de Dios.





Hugo Roig Montesdeoca, escritor y miembro del PSOE de Telde, representante en 

el Comité Insular. 





Etiquetas:   Política   ·   Religión   ·   Ética

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Jorge Gonzalez Gutierrez, Computación En este caso también va a haber una comisión de investigación; pero eso no significa nada¡!
Las comisiones de investigación no sirven para nada, las haga quien las haga.

Por lo demás, es bien cierto lo de "la hipocresía de los que se definen como candidatos permanentes a entrar en el reino de dios".

Yo nací en los años 50... y te puedo asegurar que durante años esperé que el PSOE (que tuvo en sus manos el gobierno de España muchos más años que el PP); acabase con el "concordato" y las subvenciones a la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

He escuchado muchas excusas sobre por qué no hicieron que se cumpliera la Constitución Española, al menos en cuanto a la aconfesionalidad del Estado. Ninguna me ha convencido nunca.

Simplemente, el PSOE no se atrevió :-/ esa es la verdad.

Yo no espero nada de esta pandilla de ultracatólicos opusdeistas que ahora gobiernan España; nunca he esperado nada de los herederos del franquismo pero, del PSOE si lo esperé y me defraudó su hipocresía.

Por cierto; esta gente del Opus Dei (y el resto de sectas ultracatólicas) sólo siguen a sus "santos"... les importa más lo que dijo Escrivá de Balaguer que lo que está en los Evangelios. Mucho más importancia quieren darle a las tradiciones de la Iglesia Católica que a lo que ellos dicen que son escrituras sagradas.
Y no me extraña... porque según su visión del mundo Jesús era poco menos que comunista.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18730 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora