Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Pandemia   ·   Internet   ·   Política   ·   Libertad de Expresión   ·   Censura   ·   Coronavirus   ·   Robótica   ·   Informática



El difícil equilibrio entre desarrollo tecnológico y población activa


Inicio > Economía
16/11/2012


2739 Visitas



La actual crisis por la que pasa España viene de un exceso de producción, sobre todo en la construcción, alentada por un sistema financiero con exceso de liquidez y a coste muy bajo que dio lugar a unos tipos de interés reales negativos(tipos de interés nominales- tasa de inflación)y a una demanda inmobiliaria ficticia y desmesuradamente alta que nos llevó a la burbuja inmobiliaria.






De repente, la demanda de inmuebles cayó ante la manifiesta insolvencia de los demandantes de inmuebles y los ingresos fiscales de las administraciones públicas cayeron sin que se produjera una merma acompasada de los gastos públicos.El resultado fue recurrentes déficit públicos y caída del precio de los inmuebles que llevó a la banca a tener que admitir pérdidas latentes a través de las provisiones contables que marca la ley.

Como consecuencia de todo este proceso se produjo un aumento del paro histórico y un exceso de capacidad de producción en casi todas las empresas que las ha llevado a subsistir en estos últimos años.





La pregunta que nos tenemos que hacer es:





¿El avance tecnológico ha sido tan grande que ha expulsado a demasiados trabajadores,sobre todo poco cualificados?





¿Tiene que haber un relación entre avance tecnológico y población activa?¿Debía disminuir la población activa?





En contra de lo que diría Malthus a cerca de la relación entre producción de alimentos y población(sostenía que la población crecía en progresión geométrica y la producción de alimentos en progresión aritmética)¿la tecnología ha crecido por encima de la población y hay sobreproducción,al menos en los países desarrollados?





¿Se está produciendo lo que se puede denomina "morir de éxito"?





El progreso tecnológico tiene una cara que no es muy deseable;me refiero a que suele llevar consigo la expulsión de trabajadores del mercado de trabajo debido a la automatización de la producción.

Normalmente los trabajadores que suelen ser sustituidos son los menos cualificados, que realizan operaciones repetitivas.





¿Vamos hacia una economía dominada por los servicios(terciarización)?





Todos estamos de acuerdo en que hay que favorecer la conciliación del la vida laboral y familiar pero yo me hago otra pregunta más:



¿Tenemos que plantear de algún modo la forma de repartir el trabajo?





Esta última pregunta que planteo puede resultar poco adecuada desde un punto de vista práctico ya que muchos de vosotros me diréis que somos libres para trabajar cada uno lo que queramos y que el Estado no debe meterse en este tema.Sin embargo el Estado de algún modo trata de redistribuir rentas fundamentalmente mediante el IRPF ya que es un impuesto progresivo que grava más a las rentas más altas.





¿Por qué no se inicia el proceso redistributivo de rentas desde el reparto del trabajo?





¿No sería más lógico una jornada de 5 o 6 horas diarias de trabajo a cambio de que pudiesen trabajar más personas y al mismo tiempo conseguir una mejor conciliación entre la vida laboral y familiar?





Para que se pudiera llevar a la práctica este horario sin que la productividad se viese resentida está claro que tendríamos que ser más eficientes(Se trata de estar en el puesto de trabajo trabajando y no meramente cumpliendo un horario).





LA ECONOMÍA DEL FUTURO SERA AQUELLA EN LA QUE PREDOMINE  EL SECTOR  









SERVICIOS SOBRE EL DE PRODUCCIÓN DE BIENES.





Etiquetas:   Gestión del Tiempo   ·   Trabajo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Victor Prat Serra, Economía y Empresariales El reparto del trabajo es lógico pero tropieza con el inconveniente de la competencia en precios entre los estados. Se piensa que si una economía tomara esta decisión perdería competitividad. Contradice este argumento el hecho que conviven economías con condiciones laborales diferentes (jornadas, protección social...).
La propia necesidad ecológica obligará, tarde o temprano, a la constitución de una administración económica mundial y, cuando esto se produzca, será factible el reparto del trabajo.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21039 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora