Absurdos argumentos de aquellos que no aceptan lo que la mayoría hemos elegido.



 

. El balance de los resultados es ya conocido por todos: Feijóo ha renovado e incluso ha ampliado su mayoría absoluta, Pachi Vázquez ha sufrido el mayor descalabro en cuanto a número de votos, seguido muy de cerca por Jorquera, y por otro lado tenemos a Beiras, que ha aprovechado estas dos últimas circunstancias para arañar escaños. Sin embargo, lo que deseo analizar yo son las reacciones que han tenido lugar desde algunos bandos, y hablo en primera persona, pues baso mi opinión en mi experiencia personal.El Partido Popular, gracias a una estupenda gestión de nuestro presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha logrado que la mayoría de los gallegos que ayer nos acercamos a nuestros respectivos centros electorales votásemos por su proyecto, el que más fiabilidad nos aporta, y quisimos que siguiese liderando el camino hacia la salida de la crisis y hacia el crecimiento. Pues bien, aquellos que no han visto cumplido su objetivo de la no continuidad del PP como mayor fuerza política en Galicia no han cesado de inventar argumentos, demagógicos en su mayoría, por no variar un ápice su discurso, pero es que incluso han llegado a proferir insultos y descalificaciones personales hacia aquellos que hemos votado a la derecha constitucional.Uno de los argumentos más recurrentes ha sido el de la alta abstención. Es cierto, hubo una gran abstención. ¿Pero acaso es culpa de los votantes del PP? Yo desde luego no coaccioné a nadie para que se quedara sin ir a votar, más bien proclamé la necesidad de hacerlo, fuese cual fuese la opción que eligiesen. Dicen que esas personas que no ejercieron su derecho al sufragio libre habrían supuesto con sus votos que el PP no obtuviese la mayoría parlamentaria conseguida. ¿Y eso cómo lo saben? Será que son los mismos que secundan huelgas laborales y estudiantiles... Porque esa debe ser la mejor manera que encuentran de solucionar la situación de crisis actual, quedarse en casa, sin ir a trabajar, ni a estudiar, ni a votar. A mi ellos me parecen los verdaderos culpables de la debacle del país. Dicho esto, los que si fuimos a votar, lo hicimos mayoritariamente por Feijóo, y por ello, guste o disguste, él será nuestro presidente en Galicia durante los próximos cuatro años.Otro gran argumento utilizado por los indignados-iluminados ha sido el de: "la población de Galicia es una población envejecida, que tiene miedo a votar por otra opción". Vayamos por partes. Lo de la población envejecida lo llevo escuchando desde que Don Manuel Fraga era el máximo dirigente de la Xunta, así que me pregunto: ¿Acaso nuestros mayores son inmortales? Por otro lado, dicen que existe miedo a votar a otra opción que no sea el PP; señores, os recuerdo que hubo una legislatura del bipartito PSdeG-BNG repleta de despropósitos a todos los niveles (políticos, económicos, sociales,... ), así que el miedo tal vez sea más bien a que se repita tal circunstancia.En cuanto al tema de los insultos y descalificaciones personales, pues permitidme que no me pronuncie, porque ellos demuestran la poca educación y la baja calidad humana que tienen, y yo no voy a ponerme a su altura. Son estas reacciones las que ponen en evidencia que no hay alternativa posible, que darle el poder a gente así es firmar el hundimiento de nuestra región. Por último, decir que para saber ganar, primero hay que saber perder. Será por eso que siempre estaréis en minoría.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






Absurdos argumentos de aquellos que no aceptan lo que la mayoría hemos elegido.


 

en Galicia es un día de resaca electoral, y para mi tambien es un buen día para hacer balance tanto de los resultados de las elecciones ayer celebradas, como de las reacciones a estos resultados. El balance de los resultados es ya conocido por todos: Feijóo ha renovado e incluso ha ampliado su mayoría absoluta, Pachi Vázquez ha sufrido el mayor descalabro en cuanto a número de votos, seguido muy de cerca por Jorquera, y por otro lado tenemos a Beiras, que ha aprovechado estas dos últimas circunstancias para arañar escaños. Sin embargo, lo que deseo analizar yo son las reacciones que han tenido lugar desde algunos bandos, y hablo en primera persona, pues baso mi opinión en mi experiencia personal.El Partido Popular, gracias a una estupenda gestión de nuestro presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha logrado que la mayoría de los gallegos que ayer nos acercamos a nuestros respectivos centros electorales votásemos por su proyecto, el que más fiabilidad nos aporta, y quisimos que siguiese liderando el camino hacia la salida de la crisis y hacia el crecimiento. Pues bien, aquellos que no han visto cumplido su objetivo de la no continuidad del PP como mayor fuerza política en Galicia no han cesado de inventar argumentos, demagógicos en su mayoría, por no variar un ápice su discurso, pero es que incluso han llegado a proferir insultos y descalificaciones personales hacia aquellos que hemos votado a la derecha constitucional.Uno de los argumentos más recurrentes ha sido el de la alta abstención. Es cierto, hubo una gran abstención. ¿Pero acaso es culpa de los votantes del PP? Yo desde luego no coaccioné a nadie para que se quedara sin ir a votar, más bien proclamé la necesidad de hacerlo, fuese cual fuese la opción que eligiesen. Dicen que esas personas que no ejercieron su derecho al sufragio libre habrían supuesto con sus votos que el PP no obtuviese la mayoría parlamentaria conseguida. ¿Y eso cómo lo saben? Será que son los mismos que secundan huelgas laborales y estudiantiles... Porque esa debe ser la mejor manera que encuentran de solucionar la situación de crisis actual, quedarse en casa, sin ir a trabajar, ni a estudiar, ni a votar. A mi ellos me parecen los verdaderos culpables de la debacle del país. Dicho esto, los que si fuimos a votar, lo hicimos mayoritariamente por Feijóo, y por ello, guste o disguste, él será nuestro presidente en Galicia durante los próximos cuatro años.Otro gran argumento utilizado por los indignados-iluminados ha sido el de: "la población de Galicia es una población envejecida, que tiene miedo a votar por otra opción". Vayamos por partes. Lo de la población envejecida lo llevo escuchando desde que Don Manuel Fraga era el máximo dirigente de la Xunta, así que me pregunto: ¿Acaso nuestros mayores son inmortales? Por otro lado, dicen que existe miedo a votar a otra opción que no sea el PP; señores, os recuerdo que hubo una legislatura del bipartito PSdeG-BNG repleta de despropósitos a todos los niveles (políticos, económicos, sociales,... ), así que el miedo tal vez sea más bien a que se repita tal circunstancia.En cuanto al tema de los insultos y descalificaciones personales, pues permitidme que no me pronuncie, porque ellos demuestran la poca educación y la baja calidad humana que tienen, y yo no voy a ponerme a su altura. Son estas reacciones las que ponen en evidencia que no hay alternativa posible, que darle el poder a gente así es firmar el hundimiento de nuestra región. Por último, decir que para saber ganar, primero hay que saber perder. Será por eso que siempre estaréis en minoría.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE