Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Lectura   ·   España   ·   Italia    ·   Mundo   ·   Cambio Climático



En España huele a naftalina


Inicio > Política Nacional
07/10/2012

1060 Visitas



Aunque han pasado algunos días no dejo de estar sorprendido por las palabras de Don José Manuel Castelao. Si viene usted de otro planeta o acaba de salir de un coma le informo que las palabras textuales del interfecto fueron: “Las leyes, como las mujeres, están para violarlas”, violando en una misma frase todas las leyes de la ética y del sentido común, aparte de violar al menos moralmente a todas las mujeres del mundo. He de decir como nota de descargo que le honra el hecho de haber presentado su dimisión, cosa que no le disculpa de la ventosidad verbal que profirió. Siempre pensé que este tipo de mentalidad pertenecía a un pasado remoto.






El peligro de oír este tipo de improperios en las noticias está en quedarse con el comentario y sus consecuencias, y no ir a la raíz profunda del mismo. Este tipo de frases puede deberse en la mayoría de los casos a una dificultad para la contención verbal o a que el que las manifiesta piensa realmente así, algo preocupante en alguien que ocupa un cargo público como el del Señor Castelao que le obliga (al menos en teoría) a un respeto exquisito de las normas y convenciones sociales según las cuales se debe respetar la ley y no violar a nadie aunque sea en un contexto pretendida y absurdamente chistoso aunque carente de gracia.





Es urticante ver que un personaje público con responsabilidades tenga una visión tan jocosa sobre algo tan atroz y repugnante como la violación, y esto me lleva a pensar si el sentimiento es generalizado llevando a ver este ataque como algo muy gracioso y sin demasiada importancia. Lo que me lleva a preguntarme si esa poca importancia se la darían si la afectada fuese una hija, hermana, esposa o madre. También es cierto que todo lo que tiene de vergonzante lo tiene de poco sorprendente, ya he manifestado en varias ocasiones que quedan muchos restos de la caspa ultraderechista incrustada en los ladrillos de la derecha nacionalcatolicista española, totalmente divergente de la “derecha económica” europea. Este planteamiento me lleva a preguntarme si las damas honorables y respetadas de nuestra comunidad conservadora y fervorosa no se sentirán insultadas por este caballero o sólo lo verán como la palabrota que ha dicho el nene malo y se resuelve con unos azotes.





Esta y no otra es la forma de vivir de los ultracatólicos para los que todo es pecado, esos mismos que militan en órdenes como los “legionarios de Cristo” que han hecho imposible a muchas familias separadas de Madrid el poder hacer más llevadero a sus hijos algo tan delicado como un divorcio. Claro que el divorcio en un pecado mortal.





Si tomamos en consideración la manera de ver la realidad contemporánea que tenía Freud, debemos darnos por satisfechos por la evolución de nuestra sociedad, ya que en algunos países islámicos se lapida a la víctima de la violación, lo cual no nos libra de mentalidades como la que ha hecho posible este artículo. Pero si es usted de esos que basan todas las cosas de la vida según los designios divinos, sentirá usted una enorme animadversión hacia mí, a lo que yo le recuerdo: “Bienaventurados los mansos porque ellos heredarán la Tierra”.









Hugo Roig Montesdeoca, escritor y miembro del PSOE de Telde. 



Etiquetas:   Política   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19284 publicaciones
4837 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora