Ni se recortan ni se sacrifican

Los recortes no son un simple tijeretazo sino un atentado al sentido común, a la dignidad del contribuyente y al desprecio que manifiestan hacia la ciudadanía.

 

.
Desde la Consejería de Educación se está haciendo un daño inusual al sistema educativo. Faltan medios y profesores, aumenta el alumnado este curso, se reduce el número de interinos, no se han hecho obras en los centros porque Hacienda no se atreve a garantizar nada, se deben obras desde enero, se recorta profesorado, las empresas que quieran cobrar tienen que perdonar el 20% del importe de las facturas… Recortan de donde no deben y, sin embargo, no recortan el número de parlamentarios de las Cortes de Castilla y León, ni recortan del Consejo Escolar de la comunidad, ni eliminan las delegaciones territoriales de la Junta (verdaderos recogederos de enchufados del PP y órganos donde re recoge a quienes hay que pagar favores hasta vencimiento), ni eliminan la oficina del Procurador del Común, ni prescinden de coches oficiales (ayer tres altos cargos de Herrera Campo llegaron a un acto oficial cada uno en un coche). Lo inútil sigue en vigor y bien dotado económicamente. Ellos no se recortan ni se sacrifican.

Pero ahí no se quedan los recortes. También afectan a las ayudas que reciben las familias, cuyos importes en el presupuesto se reducen casi a la mitad. Claro que lo que clama al cielo es que las ayudas de libros se reducen bruscamente (a pesar de lo que dicen desde la Consejería de Educación, ésta les importa tres pimientos y medio) y tan solo habrá 6 millones, lo que supone 14 millones menos que el curso anterior. Eso no es un tijeretazo sino un atentado al sentido común, a la dignidad del contribuyente y al desprecio que manifiestan hacia la ciudadanía. Ya saben: ellos no se recortan ni se sacrifican.

Incluso con la ayuda aportada por el MEC, los beneficiarios de ayudas se van a reducir a menos de la mitad que en el curso precedente, dado que los criterios de renta van a bajar a los 30.000 euros. Lo curioso es que han incrementado las ayudas para comedor; lo que quiere decir que pretenden seguir con la gratuidad para los de siempre y ya empiezan a trabajar el voto de los más influenciables. En fin, ellos no se recortan ni se sacrifican.

Si hasta ahora el copago y ‘requetepago’ era visible en Sanidad y en otros sectores, también en educación van a pagar quienes hagan uso de los programas de “Madrugadores” y los de ” Tardes en el Cole”. En esta comunidad ya paga todo el mundo por todo, mientras la propia Junta de Castilla y León sigue siendo la ‘Empresa’ que más parados genera y la que más contribuye a cerrar empresas. La mala política de la Junta hoy es una realidad y de todos es sabido que no tardará en acudir al Fondo de Liquidez Autonómica: han ‘matado’ a Castilla y a León y pretenden esconder el cadáver como si nada hubiera sucedido. El Gobierno de Herrera está dividido y la consejera de Hacienda se quiere marchar. Ya saben lo del barco y las ratas. Pero ellos no se recortan ni se sacrifican.

Como necesitan dinero para seguir vegetando, apoltronándose y discutiendo en unas Cortes que son el calvario de los ciudadanos, se pasan por el arco del triunfo todo lo relativo al diálogo social. Hasta reducen en un 26% la partida que se destina a la financiación de los centros. El Gobierno de Herrera merece que se le dé una cencerrada nocturna y se le corra a gorrazos al ritmo de ‘Paquito el chocolatero’ para que dure más y pasen mayor vergüenza.

Con la que está cayendo es una vergüenza que el consejero Mateos apele a la  comunidad educativa y a los docentes solicitando “sacrificio, vocación y  esfuerzo”. Dice un proverbio chino que “nunca hay que pedir a los demás si tu mediocridad te impide aportar algo”.

Mire señor Mateos: déjese de pedir a los demás lo que usted y toda su ‘tropa’ son capaces de hacer. Se le va la fuerza por la boca. Aún no se ha enterado que con sus deficientes políticas y las palabras vacías de sus más cercanos colaboradores están haciendo sufrir a la ciudadanía, a los padres, a los profesores y a quienes están obligados a tapar a diario las vergüenzas que ustedes van dejando por el camino. ¡Déjese de decir estupideces manchegas! Ustedes ni se recortan ni se sacrifican.

Jesús Salamanca Alonso

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales