La autovictimización es un jugoso negocio

 

.De veras, no es broma, nuestros grandes héroes nacionales, no me viene a la mente ninguna excepción, son víctimas. Algunos ejemplos sobresalientes son Cuahutemoc (¿cuántos niños en México se llamaran Cuahtemoc? La Delegación política donde vivo se llama así y tiene como símbolo un penacho, luego todos los héroes de la Guerra de Independencia, a todos, de una forma u otra los mataron, la así llamada "Revolución Mexicana" está plagada de historias, las más de ellas mitificadas por la historia oficiosa, de historias, historietas y corridos donde los héroes mueren a manos de un enemigo, no pocas veces traidor. La historias de éxito aquí nomás no venden, simple y sencillamente no son taquilleras, baste con asomarse a prácticamente cualquier telenovela de "madrecitas sufridas y abnegadas" mil veces refritas y recicladas hasta el hartazgo. De todos es sobradamente conocido el hecho de que tales telenovelas generan exhorbitantes utilidades para las televisoras que las producen y transmiten una y otra vez sin que nadie parezca cansarse de ello.  Por supuesto los grándes hombres de negocios, los que han hecho billete en grandes cantidades, pueden despertar envidias !Sí! Mas de ningún modo admiración !No! Nada de eso, todo lo contrario, de inmediato son catalogados como un club de malditos hijos he sú, como unos explotadores negreros y por supuesto como unos tranzas ratotas marca diablo. ¿Cómo puede llegar a tener dinero algún día alguien que piensa y se expresa así de quienes lo tienen?!BIEN! PUES EN EL MUNDO DE LA POLÍTICA Y LOS NEGOCIOS PASA LO MISMO.En política pocas situaciones son tan rentables como el hecho de aparecer como una víctima de otros, Adolfo Hittler nunca hubiese llegado hasta donde llegó si antes no lo hubiesen metido a la cárcel, imagino que López Obrador soñaba con que lo metieran a él también y si tal cosa hubiese sucedido hoy sería prácticamente invencible, exsactamente igual que Hittler poco después de ser liberado.  Es por eso que AMLO  decidió instalarse en el capricho y cosabido sonsonete de que "le robaron la presidencia" en el 2006 y que media humanidad se confabuló para escamotearle "su triunfo". Con con algunos cambios de matiz y técnicas, claro está, pero en el 2012 piensa hacer lo mismo, de otra manera no podría, ni de broma, mantenerse vigente y presente de alguna manera en el acontecer político nacional del día con día !Ah! También se le dificultaría mucho allegarse los capitales indispensables para seguir promocionando su "amorosa" imagen. Claro está, toda víctima, para ser tal, necesita de algunos cuantos villanos muy malditos, los medios de comunicación masiva son perfectos para ser erigidos como tales, ya ni hablar de los grandes empresarios, de la prensa "vendida y chayotera" y, por supuesto, el gobierno en turno.  Y es que la gente parece estar tan ávida de comprar ese tipo de historias que no importa cuántas mentiras, evidentes la mayor parte, diga por doquier. Tampoco importa a quienes se lleve en el camino, lo mismo istituciones que contrincantes y hasta a sus propios simpatizantes y defensores, el único chiste es seguir apareciendo como víctima.UN EMPRESARIO CON COMPLEJO DE AMLO.Y ya que otros se han trepado al tren de la victimización y el asunto les ha salido maravillosamente bien, pues un empresario de nombre Joaquín Vargas decidió hacer lo propio. Con mucho cuidado fue tendiendo su telaraña, primero fingió que despedía a la comentarista Carmen Aristegui  aduciendo que había cometido serias faltas al código de ética de la empresa (MVS MULTIVISIÓN) porque sin aportar mayores elementos que una manta quye alguien colocó pór ahí, dejó entrever, que el presidente Felipe Calderón es alcoholico, ello pese a que hasta donde sabemos, nadie, ni en público ni en privado, lo ha visto borracho ni siquiera en una solitaria ocasión. Luego la recontrató firmándole que su ética profesional estaba intacta, pese a que el nombre del presidente de la república ya estaba en entredicho, y diciendo que todo se debió a que había recibido presiones muy fuertes desde la presidencia de la república y finalmente ahora dice que el gobierno federal encabezado por el presidente Calderón le está retirando la conseción de la banda de 2.5 Ghz porque se negó a correr a Aristegui y que diversos personajes de esta administación le aseguraron en privado !que a su proyecto se lo va a llevar la chingada".  Formidable tirada, se victimiza, se erige como defensor de la libertad de expresión, evita asumir sus responsablilidades en el hecho de que actualmente está desperdiciando impunemente dicha banda y se niega a pagar el precio real  que tiene en el mercado internacional que supera los 20 mil millones de pesos ofreciendo una ridícula cantidad que escazamente supera los cien  millones.  Tal como dije en el encabezado de este artículo:                         LA AUTO VICTIMIZACIÓN ES UN JUGOSO NEGOCIO.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales