Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Poesía   ·   Libros   ·   Donald Trump   ·   Sociedad   ·   Reseña   ·   Cultura   ·   Automóviles



La crisis que viene: Sequía en Estados Unidos alza el precio mundial de los alimentos


Inicio > Economía
05/08/2012


2087 Visitas



Por estos días el “Granero de América” como se conoce a la inmensa pradera del centro de Estados Unidos parece una freidora de papas fritas. La combinación de records de calor y la sequía más grande desde 1956 está haciendo añicos los cultivos de maíz y soja. El mercado no ha tardado en reaccionar y los precios del commodity se incrementan día a día.


 En los estados afectados por la sequía los precios del maíz han aumentado más de un 55 por ciento las últimas seis semanas. Se trata de la peor sequía en el Midwest en más de 50 años. Las condiciones abrasadoras han hecho que el precio del maíz y la soja alcancen máximos históricos, poniendo fin a dos años y medio de buenas cosechas y precios. La ultima sequia parecida fue en el año 1988, que destruyó el 20 porciento de la cosecha y tuvo como resultado 10 billones de dólares en pérdidas. En esta ocasión los pronósticos de pérdida parecen ser peores.

La semana pasada un economista y abogado Michael  redactó un artículo cuyo titulo ha sido reproducido en decenas de sitios: tituló el tema de la siguiente manera: “¿Estás listo para la próxima gran crisis mundial de alimentos? El precio del maíz marca récord y una crisis mundial alimentaria se avecina”. Lejos de los titulares apocalípticos el precio del maíz alcanzó un máximo récord histórico el jueves, también lo hizo el precio de la soja. Paradojas del mercado global estás son buenas noticias para Ucrania, Argentina y Brasil cuyos agricultores realizarán un giro al maíz en sus próximas siembras asegurando a lo menos por los dos próximas temporadas rentabilidad con sustentabilidad. Sin embargo, en el corto plazo, no hay mucho que hacer pues el mundo no tiene capacidad de contención. Aun con el aumento de los saldos exportables de estos tres países, todos juntos no consiguen compensar la potencial caída de la producción del cereal estadounidense.

 





El maíz, base de la industria alimenticia moderna.

¿Pero, realmente es tan importante este tema? Quizás muchos piensen que no comen muchos choclos o elotes como también se le conoce al maíz, pero la realidad es que la mayoría de los productos de la industria alimenticia lo incorporan en sus ingredientes. Es cosa de revisar las etiquetas. El 74% de las provisiones que se compran en un supermercado utilizan el cereal, es decir, se utiliza en más de 3.500 productos de un supermercado típico de Estados Unidos.







Los estadounidenses cada año consumen aproximadamente un tercio de todo el maíz que crece en el mundo. Desafortunadamente, debido a la actual sequía los farmers ven  como su maíz se marchita frente a sus ojos sin que puedan hacer mucho porque la inmensidad cultivada de las los Grandes Planicies y el Medio Oeste depende de lluvias de verano que han estado ausentes.





Mientras, el informe semanal de avance de la cosecha que publica el Departamento de Agricultura simplemente a puesto tono oficial a lo que cualquiera puede ver con sus propios ojos. Sólo el 27 porciento de los sembradíos de choclos están en condición buena-excelente, y sólo el 29% de la soja, bajando el porcentaje en dos puntos desde el informe de la  semana previa. En contraste, el 47 porciento del maíz y el 48 porciento de la soja se encuentran en condición pobre-muy pobre. "Hemos tenido semanas y semanas de lluvias inferiores a lo normal y las temperaturas súper altas de los 32 a los 38 en áreas donde nunca se ven esas temperaturas tan pronto en el año", declaró Jeff Caldwell, editor de Successful Farming y agregó: "Una gran cantidad de áreas que requieren una buena cantidad de humedad durante el período de polinización, pero está se llevó a cabo en tan pésimas condiciones que muchos agricultores están diciendo que no tendrán cultivos".





Para colmo de males, a la amenaza de incremento del precio de alimentos, gastos de transporte se debe sumar en varias de las zonas afectadas que se apoyan en el turismo estival, una baja en los ingresos locales. Parte del American Dream, la extensa industria lacustre ha debido mantener los precios de sus prestaciones absorbiendo el impacto de la inflación. El radiante sector del turismo rural norteamericano ya había manifestado problemas durante el pasado invierno. Una temporada que resultó no ser lo bastante fría impidió el el despliegue completo del turismo de hielo, pues los lagos que no se congelaron del todo, los mismos en los que ahora proliferan las algas invasoras estimuladas por el calor extremo.







Formulas locales y federales para paliar la crisis.

Para dimensionar el alcance de la sequía baste decir que son 1.584 (42 en Wisconsin) el número de condados declarados áreas de desastre debido a la sequía. Esto permitirá a los agricultores solicitar préstamos a bajo interés. En una sociedad altamente organizada y sindicalizada el campo no se queda atrás. Por todos los pueblos rurales asociaciones como  la Asociación de Productores de Maíz de Wisconsin organizan reuniones de asesoría. Por ejemplo, en Wisconsin Central ayer más de 400 agricultores asistieron a reuniones programadas en Janesville y Waunakee. El objetivo fue entregar datos sobre manejo de cultivos conforme al nivel especifico de sequia de la zona, reclamaciones de seguros y anticipar los problemas de comercialización de sus productos. Al mismo tiempo, el Congreso aprobó –no sin dificultades- un fondo de ayuda $383 millones de dólares destinados a ganaderos y otros productores de vegetales. El detalle de ley busca compensarles el 75 por ciento del valor de sus stocks muertos por la sequía y pagar el 60 por ciento de los costos de alimentación de uno a tres meses, con un máximo de 100 mil dólares. También se destinan $20 millones para paliar la escasez de alimento y agua para ganado, abejas y peces de criadero. El fondo implica el recorte de $639 millones del Programa de Administración de la Conservación y el Programa de Incentivos de Calidad Ambiental.  El saldo, es decir, $256 millones iría a la reducción del déficit. Esta formula ha motivado criticas de conservacionistas y ambientalistas, como también de agricultores que lo ven muy centrado en los ganaderos tejanos. “No nos oponemos a la aprobación de un proyecto de ley de asistencia para el desastre" han declarado a los medios, “pero sería mejor que el Congreso aprobara un proyecto de ley agrícola integral”. El fondo está hecho para una ejecución en el corto plazo. Los analistas calculan que luego de tres meses de ingresar la petición de asistencia podrían empezar a recibir las compensaciones, el tiempo necesario para que la autoridad decida quién es elegible y evalué el tamaño de los pagos.

 

Fuentes: USDA, Servicio Nacional de Meteorología, Reuters, The New York Times, The Fiscal Times



Etiquetas:   Agricultura   ·   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21519 publicaciones
5228 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora