Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Redes Sociales   ·   Política   ·   Teoría Crítica   ·   Comunicación   ·   Gobierno   ·   Derechos Humanos   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Reseña



Fenómenos para anormales


Inicio > Política Nacional
15/07/2012


1011 Visitas



Bullen en estos días las redes sociales con el enésimo gesto de la clásica elegancia de la derecha española. Se saturan el Facebook y Twitter con la genial última salida de pata de banco de un miembro de la antidemocrática pero muy votada caterva del Partido Popular. Me estoy refiriendo, como ustedes imaginarán, al tan cacareado “¡que se jodan!” de la señora Fabra, apellido ilustre hoy en día que en épocas pasadas hubiese quedado grabado en lápidas como el de una familia de cuatreros (cada uno que haga sus propias analogías).






Se excusaba la interfecta aduciendo que no se refería a los parados sino a los diputados de la oposición, como si eso fuese un desgrave de la frase. Lógico es que no esperara que una cámara la “pillase” expresando sus convicciones en román paladino, lo cual es un fallo inquietantemente habitual en los políticos de este país.





Pongamos en análisis ambas posibilidades para una frase tan comentada:





Pongamos que se refería al numeroso colectivo de desempleados de España, sobra decir entonces lo ofensivo que puede resultar para una persona que lleve un año buscando empleo sin encontrarlo; encima, según esta elementa, tiene que joderse. Tiene usted un problema (si no una desgracia) y es culpa suya por estar en paro.





Pongamos que se refería, como ella decía, a la bancada opositora. Tanto peor aunque no sorprendente. He manifestado en múltiples ocasiones desde estas líneas, que la derecha española no es un colectivo político con convicciones democráticas, tragan con el juego por las leyes, pero no gustan de respetar aquello con lo que no coincidan ideológicamente, y si ese “¡que se jodan!”, iba dirigido al grupo socialista, demuestra cuan en lo cierto está mi teoría sobre sus tendencias manu militari (extensible al PP a nivel nacional, regional y local).





En resumen, ambas posibilidades representan la vileza y la falta de tacto con la sociedad de esta derecha montaraz y recalcitrante que usa los organismos públicos para hacer una especie de tránsito por la élite y ganar posición social, pasear en coche oficial y aparentar lujo cotidiano, y en Telde sabemos lo que es eso. Y para acabar, recordarle a la señora Fabra (que sé que no leerá esto) que, antes de hablar y poner en tela de juicio la honorabilidad de los parados españoles, recuerde que ella misma es hija de un delincuente.













Hugo Roig Montesdeoca, escritor y miembro del PSOE de Telde. 





Etiquetas:   Política   ·   PP   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19205 publicaciones
4807 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora