Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Internet   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Política   ·   Políticas Sociales   ·   Escritores   ·   Censura



QUE NO TOQUE LA ORQUESTA


Inicio > Política Nacional
18/05/2012


1034 Visitas



El miedo, como la envidia, no suele generar resultados positivos cuando se actúa guiado por él. Bien al contrario, se suelen tomar decisiones precipitadas, erróneas y con un componente de instinto de conservación mal entendido. Se tiende a pensar que el miedo nos vuelve prudentes, cosa que en ocasiones es cierta, pero también nos vuelve torpes y no valoramos las opciones correctamente.






Muchísimas personas no votaron o votaron a opciones políticas alejadas de la tendencia política que acostumbraban inducidos por esa sensación de miedo generada por la crisis pensando que todo cambiaría por el mero hecho de ver los mercados un cambio de gobierno y de ajustes presupuestarios indiscriminados, y la verdad es que ha cambiado, pero a peor. En estos cinco meses ha aumentado el paro, la prima de riesgo casi se ha duplicado y las condiciones laborales en España son más precarias. Con esto no pretendo decir que el partido que gobierna sea culpable de lo que ocurre (eso es más propios de otras formaciones políticas), pero sí hacer ver el error que se cometió creyendo que, por un cambio al que se sumaron muchos por ingenuidad, todo iba a mejorar y salir de un túnel que, lejos de dejarnos ver la luz, se hace cada vez más largo y angosto.





Resulta bochornoso ver como ahora sí se argumenta que la situación es global y antes sólo había un culpable con nombre y apellidos. Y es algo admirable del estribor extremista de nuestro país, tanto a nivel político como a nivel comunicativo, ver como se abstienen de dar nombres de los culpables de ciertos desmanes financieros cuando pertenecen a su rebaño. Si no fíjense en los medios de comunicación afines al espectro Popular cuando hablan de la espectacular caída bursátil de Bankia y se cuidan mucho de no dar el nombre del personaje que presidía la entidad por deseo expreso del señor Rajoy; Rodrigo Rato, un personaje que, al igual que el capitán Schettino, abandonó la nave en cuanto empezó a hundirse, eso sí, con una indemnización de un millón de euros por delante. Aunque este elemento es especialista en abandonar cargos con esa falta de seriedad y profesionalidad que le caracteriza. Estos acontecimientos recuerdan mucho a lo ocurrido con el celebérrimo “Titanic” que se hundió por un exceso de confianza de los que lo manejaban.





Si les soy sincero, creo que la orquesta está empezando a afinar los instrumentos, esperemos por el bien de todos que no empiecen a tocar nunca.









Hugo Roig Montesdeoca, escritor y miembro del PSOE de Telde.





Etiquetas:   Política   ·   Crisis Económica

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21028 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora