Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Ética   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Ciencias   ·   Moralidad   ·   Libros   ·   Novela



El debate en el que ganan los ciudadanos


Inicio > Política Nacional
07/05/2012

1031 Visitas



Confesiones


 

El formato establecido no correspondió al de un verdadero debate, fue diseñado precisamente para evitarlo, sin embargo aun así el debate sirvió para diferenciar, para contrastar a los candidatos a la Presidencia de la República, sus posiciones y posturas.

Lamentablemente en las ocasiones en que los candidatos intentaron la confrontación directa, el esquema y el tiempo para las respuestas lo impidió, sin embargo hubo momentos en los que la discusión fue muy interesante, aun y cuando no se plantearon como se esperaba anuncios espectaculares.

Tanto que podemos asegurar que la expectación en torno al segundo debate obligatorio será muy grande, por tanto esta siguiente oportunidad será fundamental en el desarrollo final del resultado de la elección.

Este debate por supuesto en comparación resulto muy diferente al que escenificaron hace apenas unos días, el entonces todavía Presidente de Francia Nicolás Sarkozy y su rival Françoise Holland.

Independientemente de que ya llevaba ventaja, aquel debate le ayudo mucho  a Holland, quien ayer mismo se alzo con la victoria en la segunda ronda electoral y será en consecuencia el nuevo mandatario galo.

Ahora bien, retomando el tema que nos compete, el debate de ayer por la noche, estuvo marcado por una pésima organización, una producción desastrosa, que ciertamente desmereció el marco del evento.

De cualquier manera el ejercicio con todos sus defectos, resulta una buena herramienta para el ciudadano, independientemente de que los simpatizantes de cada candidato saldrán desbocados a señalar un ganador, quien gana es la sociedad.

Nuestra posición naturalmente tiene que ser neutral, no podemos ser parte de lo mismo que criticamos, en todo caso nuestro ejercicio se orienta al análisis e intentar poner en contexto el mismo.

Distinguiéndolo así quien gana es la sociedad, porque en el transcurso del debate, mas allá de las propuestas que ciertamente pasaron a segundo plano, se pudieron observar rasgos de la personalidad, la habilidad para responder e improvisar, el conocimiento de los temas, un buen examen para evaluar a cada uno.

En primera instancia, apuntar que la estrategia de Josefina Vázquez Mota, como se esperaba, se centro en atacar consistentemente a Enrique Peña Nieto, mientras que López Obrador administro mejor sus expresiones, resultando él quien finalmente se asumió como polemista.

Aunque Josefina Vázquez Mota le dirigió dos o tres buenas críticas a su oponente priista, como el tema del tesorero de Coahuila por ejemplo, se le notaba exageradamente nerviosa y en su caso no fue capaz de replicar las acusaciones de Peña en su contra.

Peña Nieto por su parte, fuera de la zona de confort acostumbrada, se vio entrecortado en diversas oportunidades, trato a toda costa de mantener la ventaja que le otorgan las preferencias marcadas por las empresas encuestadoras, defenderse evitando los temas complicados.

De cualquier manera y quizá inesperadamente Peña no solo respondió a los cuestionamientos en su contra en algunos casos incluso contraataco y precisamente en una de esas ocasiones dejo muy mal parada a la candidata panista.

Me refiero particularmente al tema en el que Peña le reprocho sus faltas de asistencia en el congreso, a las cuales Vázquez Mota no pudo dar una réplica consistente.

López Obrador se mantuvo en su línea, si bien más moderado que en el pasado, lo que ofrece una imagen más mesurada sin demerito ni de las criticas que expuso y mucho menos de su oferta política.

La propuesta de López Obrador concreta de manera muy particular, que el fondo y el fin de su esquema esta en el combate a la corrupción, este como el elemento fundamental para resolver todas las asignaturas pendientes del país.

La sorpresa sin duda fue Gabriel Quadri, aun y cuando queda la sensación de que fue el único que realmente no debatió, porque se aplico puntualmente a contestar las preguntas establecidas.

Quadri sabía de antemano que los demás candidatos no lo iban a tomar en cuenta, tal vez por eso se oriento a aprovechar su espacio, al menos para demostrar que es un hombre bien informado.

Bajo ese argumento Quadri obtiene una ventaja en el sentido de darse a conocer, evidentemente no para entrar en la pelea, pero al menos si para esperar cumplir el objetivo primario de su candidatura.

Este primer debate, como antecedente del próximo que se realizara el día 10 de junio, deja claramente la sensación de que estos ejercicios no son para contrastar propuestas, para eso está la campaña y su cobertura, los debates son para confrontar a los candidatos.

No hay duda de que la parte interesante, no solo por morbo, es la que plantea la posibilidad de ver a los candidatos frente a frente, más allá del tono de los reclamos y su propio contenido.

Finalmente insistir en la consideración de que el resultado del debate, es y será un ejercicio individual, a pesar de que los simpatizantes de cada fuerza y las empresas encuestadoras, a partir de este momento empezaran a construir el debate del debate.

El post debate que sin duda será muy atractivo desde el punto de vista del análisis, sin embargo eso no significa que esta dinámica pueda cambiar la percepción individual del desarrollo del debate.

Es decir, que a pesar de que los círculos rojos intenten modificar la percepción, esto definitivamente no necesariamente tendrá el efecto de influir poderosamente.

Sobre todo porque seguramente los seguidores a ultranza se limitaran a señalar a un ganador solamente por simpatía y filiación y no en argumentos que realmente puedan cambiar lo que se vio.

En esta parte resulta muy importante señalar que el ganador en esta ocasión, depende únicamente de la percepción particular, de lo que cada quien vio y como lo vio, de lo que el ciudadano en el privilegio de su individualidad quiere como proyecto de Nación.

No es pues un asunto que se circunscriba a corrientes de opinión o la fuerza de una militancia o simpatía desbordada, concentrada más en la competencia que en el razonamiento.

Por tanto y a manera de primera conclusión, porque es un hecho que de esto seguiremos hablando al menos en todo lo que resta de la semana y tal vez hasta más, es que el debate es un ejercicio que le sirve y mucho al electorado.

Bajo este argumento de poco le sirvió al propietario de TV Azteca la intención de boicotear el debate no transmitiéndolo, a cambio de difundir el partido de la liguilla en el que participaba el equipo también de su propiedad, Monarcas Morelia, que por cierto perdió la eliminatoria.

El debate necesariamente tendrá un efecto en las preferencias, habrá que esperar a las primeras mediciones al respecto para analizar el comportamiento de esos cálculos, entendiendo que cualquiera que este sea, estará influido por el debate.

También que el tiempo de maduración de los cambios que puedan resultar necesitaran de un tiempo mayor, la reflexión inicial producida como resultado del encuentro, no es por obligación inmediata y todavía falta un debate más.

Seguramente el segundo contara con más audiencia, cada candidato tendrá su propia evaluación y esa será la base de la preparación del siguiente, que después de este habrá que esperarlo también más aguerrido.

Qué bueno que así sea, porque más allá del fondo y el tono que se utilice, a la sociedad le sirve y mucho esta exposición y el contraste, al final quien debe ganar el debate, debe ser pues la propia sociedad.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall

 





Etiquetas:   Política   ·   Debate

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18775 publicaciones
4733 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora