Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis



Benedicto XVI Misa Papal en Parque Bicentenario Guanajuato y último recorrido


Inicio > Ciudadanía
06/04/2012

1218 Visitas



Entrada a Parque Bicentenario Sin tenerlo planeado el día 25 de marzo de 2012 domingo muy temprano por la madrugada me vi envuelto en un viaje directo al parque bicentenario lugar se oficiaría la misa papal. Y aunque no estaba planeada mi presencia, lo considere una oportunidad para experimentar esta peregrinación. Así que siendo las 4:30 am nos dirigimos al parque bicentenario (sobre las carreteras de Silao), donde los puestos de control nos hicieron desviarnos a estacionamientos ya planeados, de donde partiríamos al destino final en autobuses urbanos. Solo un poco más y estaríamos arribando a Parque Bicentenario y apenas las 6:30 am




rumbo a parque bicentenario, 6:00 am



Policía Federal movilizando peregrinos



Muchas de las botellas aún permanecían sin abrir



Fila de primer retén



Boleto siempre en mano





Entrando al Parque Bicentenario, 8:30 am

 



Contaminación de botellas en misa Papal



Si bien no era el Parque Bicentenario, tan solo estábamos a un par de kilómetros. Policías Federales y Estatales nos recibieron al bajar de los camiones, nos dieron instrucciones y acto seguido colocaron en la senda que habría que seguir, (eso sí ayudando en todo momento a las personas mayores y de capacidades especiales a cruzar las zonas poco apropiadas). Una de las indicaciones y que no me pareció, fue la de tirar todo aquello que estuviera embotellado en vidrio o plástico, así como latas (por motivos de seguridad), pero que provocaron un verdadero basurero tan solo de entrada y que aún me pregunto si la mayoría de los alimentos simplemente dieron al basurero más cercano. Rápidamente acabamos con las botellas y seguimos nuestro camino, para cruzar 2 retenes (siempre con los boletos en la mano). Tras el último reten nos dividieron según la sección de nuestro boleto. Desde la entrada me cambio el sentimiento de ver a tanta gente reunida todo una peregrinación a su máxima escala (si alguien ha leído Berserk puede imaginarse una situación similar a la torre de la inquisición, por lo menos en multitud). Finalmente llegamos a nuestra sección y accedimos a uno de los que llamare corrales, que a ojo de buen cubero podría albergar alrededor de 1000 personas y quizás más. Aquí dormí no más de media hora, mientras esperábamos la llegada del Papa.



Peregrinos en arboles para ver al Papa Benedicto



Algunas pantallas gigantes para ver la misa masiva



Vista hacia el Altar

Trayecto Bicentenario - Silao

Poco antes de las 10 am se hizo una realidad, pues nuestro esperado pontífice llegaba escoltado en helicóptero para inmediatamente abordar el bien conocido papamóvil y hacer un recorrido entre todos los ahí reunidos empezando por aquellos de las zonas más alejadas. El tiempo como siempre no fue suficiente pues la misa debía empezar a las 10 am y así lo hizo. Sí bien El Papa Benedicto no participo de toda la misa, como se hubiera esperado. Llegado su momento tomo la palabra y dirigiéndose a los ahí reunidos hablo con una serenidad impecable siendo atinado en sus puntos para cada uno de los presentes (incluidos Obispos de América latina). Y de manera lo que más me llamo la atención fue su sentimiento de cumplir la promesa que su antecesor Juan Pablo Segundo no pudo para con el pueblo Leones "El de regresar a oficiar una misa junto al Cristo de la Montaña del Cubilete". Así fluyeron pues 2 horas y el tiempo apretado dio fin a la misa. Las personas comenzaron a desalojar el lugar mientras que otras tantas esperaron acercándose lo más que pudieron al altar, para permanecer un poco más junto a esta personalidad.

 



Saliendo del Parque Bicentenario



Vista del parque después de la Misa masiva







Por mi parte debía apresurar el paso pues tan solo entrar nos había llevado alrededor de 2 horas y entre 600 mil creyentes la odisea de salir no figuraba ser sencilla. Saliendo del parque bicentenario, las opciones no fueron muy alentadoras, si bien podías formarte en cualquiera de las salidas y esperar turno para abordar uno de los camiones que nos acercarían a los estacionamientos más cercanos a casi 10 km del lugar (y la fila como dije parecía enterna); segunda opción caminar hasta llegar a la ciudad más cercana "Silao" y como anteriormente me la he jugado subiendo cerros, pues rápidamente opte por la segunda. Aproximadamente una hora para llegar a Silao bajo la resolana del medio día y a paso de peregrino. Una vez llegado a la ciudad descansamos en el centro comercial Soriana, donde nos recogería mi Padre para regresar a León por una de las vías no bloqueadas.



Militares a faldas del Cubilete



Banco Portatil Conmemorativo :P

 

Último recorrido de Benedicto XVI

Cualquiera diría que esto fue el final. . . . Pues siento decepcionarlos pues aunque cansado el Papa Benedicto haría otra aparición en la Catedral de León (para discutir temas con Obispos de América Latina), posteriormente saldría en el recorrido más esperado por los leoneses y turistas (domingo por la tarde). Así que después de una comida y una siesta de media hora, me levante y empecé a caminar una vez más al centro de León con la esperanza te tomar más fotos aleatorias.

 



Paradero de orugas cerrado por visita Papal en calle Miguel Alemán



Calle Miguel Aleman cerrada por visita Papal



Se puede decir que la zona centro de León quedo bloqueada al acceso en carros desde por lo menos 3 km a la redonda (a mi parecer bastante), así que me tope con la calles de León, completamente desiertas, es decir literalmente ni un alma por un conjunto de 15 bloques o más. Cuando llegue a lo que se considera el Eje me tope con una valla de seguridad y bastantes oficiales que impedían el paso de un lado al otro y viceversa. Pegunte ingenuamente la razón de la valla y obvio, para recibir al Papa. Ahí estaba yo sin personas a mí alrededor y en muy buen lugar para verlo por fin de cerca, por lo que ni flojo ni perezoso me plante para esperarlo. Pasando los minutos más personas se aglomeraron con el mismo propósito, llenándose rápidamente las calles del centro de León.





 



Estatua en honor a Benedicto XVI, inaugurada durante visita Papal a León, Gto.





En la espera del Papa, las personas alrededor inventaron todo tipo de porras relativas a la espera, unas suaves otras fuertes pero como siempre ingeniosas. Otro de los detalles de la tarde fue un perro french poodle (tal vez) que paso hasta 3 veces un poco desorientado pues le celebraban a su alrededor (me pregunto qué sería de él). 1 par de ambulancias se vieron en la necesidad de Romper la valla (alguna emergencia), algunos policías desfilaron y fueron victima de los piropos de las chicas.

 



En efecto, en Guanajuato paso el representante de la bondad, fidelidad y amor puro.

via Facebook





Bueno, finalmente y 2 horas más tarde Benedicto saldría de catedral donde ya se le esperaba para que presenciara la inauguración de una estatua de cobre con la leyenda de Benedictus XVI, un reconocimiento para Benedicto por pisar Bajío en este primer viaje a América Latina. A la par se inauguraron a distancia los fuegos artificiales en el cerro del cubilete (donde se encuentra el Cristo de la montaña, parecido al Cristo de Sao Paulo, pero en Bajío), esto último si me pareció innecesario ^_^''. Benedicto, me imagino que cruzado de emociones ante tal recibimiento, subió a su vehículo (papa móvil) y recorrió las calles de León con destino al colegio Miraflores, con la mayor cantidad de gente que jamás hube visto en León y unas porras y ovaciones que en cuanto paso por el lugar en que me encontraba, me hizo sentir contagiado por la alegría del tumulto, una emoción que pocas veces sientes y por la cual estoy conforme de haberme tomado a la tarea de salir durante esos días.

 



Blvd. López Mateos momentos antes del último recorrido Papal





Ahora sí más cansado que nunca regrese a casa lleno de alegría junto a muchos otros que comenzaron a llenar esas calles desérticas de León. Caer rendido en la cama y despertar al siguiente día para ver por las noticias otra gran despedida en el Aeropuerto de Bajío, pues Benedicto ahora viajaba a Cuba. Y yo me recuperaba del Maratón Benedicto XVI :P.









El momento tan esperado

 

Espero os haya gustado esta entrada y preferiría que evitarán comentarios políticos o religiosos, pues como mencione anteriormente. Lo hice por el puro sentimiento de Bloguear desde los pies de un Leones. Un Saludo a todos.





Etiquetas:   Religión   ·   Visita del Papa   ·   Benedicto XVI

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18740 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora