Dioses rogando ayuda a los hombres caso Gaia: entre las suplicas y la venganza

 

 

. Gaia representaba a la Tierra, la fecundidad y el principio de las cosas. Gea junto con Eros (dios del amor) son los primeros dioses de la mitología griega y proceden directamente del caos (lo anterior a los dioses, las fuerzas primigenias). Gaia por si sola dio a luz a Urano (el cielo estrellado) y a Ponto (el mar).  Gaia  tuvo mas hijos producto de una relación con Urano de los cuales resaltan: Oceano, Tetis y Cronos.

 

Esta idea de la mitología griega de representar a la Tierra con la figura de una mujer está muy arraigada en muchas culturas antigua: Coatlicue para lo aztecas o Terra para los romanos para poner solo unos ejemplos. Esta visión maternal de la tierra se conserva incluso en nuestros días en expresiones  que son muy utilizadas como la madre tierra o la madre naturaleza.

Esta visión maternal tampoco esta desligada de la ciencia. Una de las teorías que más ha impactado nuestra visión del planeta es la teoría o hipótesis de Gaia. Dicha hipótesis se encuentra dividida en dos publicaciones: la primera llamada la hipótesis de Gaia y la segunda con titulo la venganza de Gaia. La hipótesis se empezó a formular a principios de los años 60’s  por el químico ingles James Lovelock y posteriormente conto con apoyo de la celebre microbióloga estadounidence Lynn Margulis en 1972. En ella se afirma que el planeta en su totalidad, incluyendo océanos, seres vivos, rocas y atmosfera, funciona como un superorganismo que modifica y regula activamente su composición interna para asegurar su supervivencia.

Esta hipótesis un tanto mecanicista (cada parte forma parte de un gran engranaje) si bien posee fundamentos técnico-científicos fuertes como la aplicación de las leyes de la termodinámica y estudios atmosféricos, climáticos y biológicos serios; durante gran parte de la hipótesis se exponen ideas un tanto románticas e incluso espirituales: “…Gaia había sido herida de muerte…”, “en Gaia existen órganos vitales…”  los ríos son las venas de Gaia… que lleva el oxigeno al cuerpo…”

Estas ideas sobre la vida en el planeta han llevado a dos formas de ver la crisis ambiental actual. La primera: que Gaia necesita ayuda.  Que el hombre a través de sus acciones está asfixiándola, contaminando su sangre y terminando sus pulmones. Se ve al  planeta como un enfermo de hospital que necesita de una intervención quirúrgica y un tratamiento. La segunda, la de la venganza. Es común escuchar que los desastres naturales están ocurriendo por que los hombres hemos abusado de Gaia, fuertes huracanes, terremotos, tornados o sequias son producto de la ira de una diosa (así se podría interpretar) pues los hombres somos una enfermedad, un pequeño catarro del cual Gaia se quiere reponer, de hay también un fuerte arraigo a los apocalipsis bíblicos y mayas.

Pues así, queda del lector tomar parte de esto o no. En lo personal, me gusta creer en el planeta como eso, un planeta y que corresponde a los hombres cuidarlo no para tener contenta a una diosa ni para curar a un “organismo” sino para la conservación de las especies y la   supervivencia de la vida y del hombre mismo.

"

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales