De López, el pseudodiamante

“De su envanecimiento delirante . . .”

 

. . .”

Ya van dos veces que ocurre,

Amlo de locura escurre

en mañanera proclive

y el egocentrismo exhibe.

En dislates no repara,

a un diamante se equipara

dando lectura a un poema

de Rubén Darío emblema.

En su voz aguardientosa

aja a tal piedra preciosa

con gran yoísmo pedante

engreído, petulante.

Incurre en tal desvarío,

ya imagino al buen Darío

revolcándose en su tumba

quejándose en ultratumba.

Porque el peje cual bandido

le cambió, pues, el sentido

a tan hermosa poesía,

lo cual no se merecía.

López engaña bastante

porque él no es un diamante,

cuando mucho, sobre todo,

será la gota de lodo.

Que a México ha enfangado

en la ignominia embarrado

del más grave retroceso,

retrógrada sin progreso.

Ya es preocupante el estado

mental de Andrés, trastornado,

luce enfermo de la choya

al compararse a esa joya.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 17 de octubre del 2022

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales