Género femenino y acceso a prestaciones bancarias

La incorporación de la mujer en el plano laboral, ha conllevado un mayor acercamiento de ellas al sistema financiero y especialmente a los bancos; así, mejoras se han producido en el acceso, pero este tránsito no se puede dar por finalizado. 

 


Uno de los informes interesantes surgidos en el 2021, y que el tiempo no me había permitido concluir hasta este momento, gira en torno a la conmemoración que de lo que próximamente se celebrará el 08 de diciembre de 2022 referido al Día Internacional de la Mujer.

Lo anterior porque trae al recuerdo, análisis y reflexión que, durante el segundo semestre del año pasado, la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), como ya nos tiene acostumbrados, publicó su reporte Abif Informa en su versión 170, la cual estuvo centrada en la mujeres y el acceso a la banca.

Al respecto, y a manera de resumen del documento, se puede señalar que en general se han generado avances en torno al género femenino en lo que ha transcurrido en la década comprendida entre el 2011 y el 2021.

Ahora bien, entrando en el detalle fino, pasó a compartir algunas cifras relevantes relacionadas con los aspectos considerados en el análisis antedicho:

a) Tratándose de acceso a financiamiento por mujeres, se han incrementado en un 89%, lo cual moviliza las cifras de 29 créditos a mujeres por cada 100 mujeres adultas que se alcanzaba en el 2011, a 47 en el 2021, lo cual casi se empareja con el escenario de los varones que llega a 49 por cada 100 hombres adultos. Llevado a totales, el informe nos revela que de 1,9 millones de mujeres con créditos en la banca sube a 3,6 millones en el 2021.

b) Cuando se analiza la composición de la cartera de créditos bancarios entregados a personas naturales, se descubre que el 50% de los créditos proporcionados a mayo de 2021 han sido a mujeres, lo que en términos de valores monetarios corresponde a 34% de los totales. Esta situación se vincula con la brecha salarial en al que las mujeres exhiben un 12,5% mas bajo de ingresos.

c) A nivel de los segmentos de crédito, se ha casi doblado el numero de colocaciones comerciales (43% a 47%), créditos de consumo (43% a 50%), mientras que en los créditos hipotecarios se ha producido un crecimiento (41% a 43%), pero en una escala menor que en las dos anteriores.

d) Al analizar la evolución de las condiciones crediticias, y conforme la expresión utilizada en el reporte, ha disminuido “significativamente” la tasa comercial en un porcentaje similar a las tasas de consumo, pero bastante menor que en las tasas hipotecarias, en donde la brecha casi no existe, representando un 25% de las dos anteriores.

e) Cuando se revisa lo relacionado con el acceso a productos de ahorro, el informe es concluyente.

e) Con porcentajes cercanos al 60%, la participación de las mujeres resalta en el ahorro a plazo y en los depósitos a plazo.

f) Cuentas corrientes y vista, evidencia que en el caso de las cuentas vista la participación de las mujeres se encuentra levemente por encima del 50%, mientras que en las cuentas corrientes se encuentra en torno al 40%.

En nuestro país, de acuerdo al ultimo censo que se ha realizado, el 2017, la población cuantificada fue por 17.574.003 personas, de las cuales un 48,9% (8.601.989) son hombres, y 51,1% (8.972.014) son mujeres.

Lo anterior, en muchos aspectos debe obligar a reflexionar si ciertos accionares o procesos o condiciones están desarrollándose de manera similar entre ambos géneros.

Así, seguramente, los cambios de rumbo y atenciones en torno a las miradas de los géneros, su voz reflejada en las demandas o requerimientos de igualdad y equidad, entre otros, han traído una suerte de emparejamiento de la cancha tanto en los productos, así como en las condiciones de cursatura.

No obstante, aún quedan algunos aspectos por mejorar, como por ejemplo, en el costo vinculado a los créditos hipotecarios.

Por el contrario, destaca de manera favorable en torno a las mujeres, lo que ha refrendad informes de años anteriores que analizan el comportamiento de hombres y mujeres en el mercado financiero nacional, es lo que dice relación con su capacidad de ahorro, la que supera a los varones.

Probablemente, la próxima historia que se construya en torno a la mujer en nuestro mercado financiero nos traiga más novedades. Ojalá que predominen las noticias positivas. 

Mauricio Andrés Burgos Navarrete, Director de la carrera de Auditoria e Ingeniería en Control de Gestión, Facultad de Administración y Negocios, Universidad Autónoma de Chile (Sede Temuco)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales